Seguidores

jueves, 23 de enero de 2014

* TENDERETE, CELOSO GUARDIÁN DE NUESTRO FOLCLORE…

El pasado viernes, volví a Tenderete. Fue, palabrita del Niño Jesús, un emotivo encuentro con antiguos compañeros de trabajo, grupos, tocadores, solistas y numerosos amigos que se encontraban, sentaditos,  expectantes, en torno al remozado plató de nuestro templo del folclore y de la música popular… Asistí, acompañado de mi mujer Lydia Díaz, directora de este blog dedicado a la etnografía y el folclore… Le comentaba, mientras nos dirigíamos al plató, que volver a pisar Televisión Española, donde había trabajado más de 30 años, era como navegar por un mar de recuerdos…





Y pegué la hebra de viejos y frescos recuerdos… En el próximo mes –dije- se cumple medio siglo de aquella televisión que comenzó su andadura en las islas en  los improvisados estudios que se instalaron en La Casa del Marino. Eran tres pequeños apartamentitos. Hacer televisión en aquellas penosas condiciones era como un milagro.  Por situarte en la época te puedo decir, que una cinta de vídeo era como la rueda de un coche y el maquillaje para los presentadores era una pequeña cajita que contenía polvos traslúcidos. Los acontecimientos importantes se emitían con veinticuatro horas de retraso… Las noticias se copiaban de Radio Nacional y no se tenía ni un simple teletipo. Recuerdo al compañero Lino Chaparro que para capturar las noticias y volcarlas en papel, le pagaban sus servicios y, a parte, el alquiler de su máquina de escribir.  En aquellos párvulos comienzos podría decirse que era una tele familiar y los escasos empleados y colaboradores arrimábamos el hombro para grabar cualquier suceso, acto deportivo, encuentro folclórico o cultural. Vivíamos ajenos al reloj y en muchísimas ocasiones hacíamos las cosas con más voluntad que acierto… Esa fue nuestra escuela televisiva…

Pero andando el tiempo, un cierto día de 1.971, llegó César Alonso a dirigir el centro. Coincidía con la inauguración de nuevos y amplios estudios de la Plazoleta de Milton, en Ciudad Jardín y, viviendo la noche, recaló por el Pollo Dorado. Le gustó ver a un grupo de amigos tocando y cantando y diseñó el Tenderete que, 42 años después, continúa siendo el programa referente de la música popular y folclórica…


Los recuerdos me invadían, porque soy uno de los afortunados que he vivido toda esa época de voces irrepetibles: Cafrune y Marito, Valentina, Juan y María, Esteban Ramírez de León, Antoñita “La Cubana” Perico Lino, África Alonso, Olga Ramos, Dacio Ferreras, “El Claca”, Fefo Corujo, Dorta “El Guardia”, Aurora, Cho Juaá, Millares Shall, Francisco Morales, Dolores “La Vanidosa”,  Domingo Santaneli, Santiago Rodríguez,  Marina, Calaya, Sixtito, Raúl González “El Ventoso”, María Mérida, Melquiades, Marcelino “El Barrendero”, Juanito Valerón, Santi Fernández, Felipe “El Planeta”, Consuelito, Benito Padrón, Mena, Aldana, Agrícola Álvarez, Juan Betancor, Juan Quintero, la familia Socas y otros muchos…

Tenderete, estaba en boca de todos… Las islas se paralizaban en cada emisión de Tenderete…


Tenderete, caló hondo en el sentimiento del pueblo. Fue y es un auténtico fenómeno social… Una tras otra, seguía contándole a Lydia, las anécdotas y curiosidades que envolvían al programa… Recordaba aquel presentador de informativos, que en cierta ocasión me dijo: “Amigo Ayala: ¡Lo que son las cosas! ¡Gran parte de mi vida saliendo en pantalla y solo me paran en la calle para pedirme unas entradas pal´ Tenderete!” o aquella ocasión (1.985), que nos trasladamos a la Isla de La Palma, en la Bajada de la Virgen, en que distintos grupos fueron a darnos una serenata de bienvenida a nuestra residencia en Mirca… La inauguración de calles y plazas con el nombre de Tenderete… Aquellas parrandas hasta el amanecer en La Galera, en Corralejo… En la Plaza del Pilar, en Icod de los Vinos, escuchando a los Chincanayros, o en Playa de San Marcos, entre barquillos con las coplas del “Fula”… Tenderete, traspasaba todas las fronteras y era reclamado desde Cuba, Venezuela, Puerto Rico…

Respirando ese olor a multitud, un día, con los amigos Eduardo Guerra y Sergio Correa, cuando se avecinaban los carnavales, visitamos distintas casas comerciales, para hacer realidad el proyecto de sacar a la calle una carroza representativa del programa. Más de dos millones y medio de pesetas se recaudaron y la carroza, diseñada por Calvo, representando un Tenderete al aire libre, con Nanino al frente y los Viejos Tendereteros de parranda, fue un auténtico éxito. Era, el objetivo acercarnos al pueblo, compartir junto a ellos el festejo… o la colocación de la primera piedra de La Plaza del Tenderete, en La Paterna, cuando el Alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Juan Rodríguez Doreste, subido sobre una mesa, dirigía unas palabras a los numerosos asistentes y se le estropeó el megáfono y continuó a voz en cuello. Con tanto esfuerzo, le salió disparada la dentadura… Al día siguiente, en Tenderete, “Los Viejos tendereteros”, dedicaron, en clave de humor,  el estribillo de una isa a “la coña de la entaura”.


Con infinidad de recuerdos me senté cómodamente mientras observaba la excelente decoración del plató de futuros y deseados encuentros de nuestro folclore. Un decorado que representa un patio canario, adornado con variedad de especies autóctonas, buganvillas, así como una recogida distribución de ambientes que permite acomodar al público, arropando a los intérpretes.

Fue, una noche de fiesta. Una fiesta grande acompasada por voces veteranas, junto a nuevas que cautivaron… La parranda del millo, “la familia Muñoz, compuesta Mercedes Hernández, Patricia Muñoz, David Muñoz y Alba Pérez, un bellísimo arrorró, malagueñas, folías, Perdóname (Camilo Blanes) y Tenerife (Braulio) el majorero Domingo Luis Rodríguez “El Colorao”, y sus hijas Ayla (voz) y Julia (timple) que nos brindaron piezas como Folías o Aires de tambor. La familia palmera Pérez Brito y sus hijos, Ayatimas y Beneharo con canciones como “Al genio”, de Fabiola Socas y Retorna (Sindo Garay). También actuaron los solistas Iván Quintana y Besay Pérez.  
Entre tanta emoción contenida y desparramada, me fijé en una lágrima que resbalaba por la mejilla de mi mujer, cuando Iván Quintana, se arrancó con una sentida copla dedicada a Nanino, nuestro tenderetero mayor:

Cuando Nanino llegó al cielo
Dios lo sentó en un “taurete”
Le dijo “Siéntate aquí amigo mío,
Que va a empezar Tenderete

Así que el próximo domingo, a las 18:15h, en Televisión Española en Canarias, podrán disfrutar de la apertura de la nueva temporada del histórico programa Tenderete.

Tenderete, celoso guardián de nuestro folclore y música popular, cumple 42 años y que cumpla muchos más.

ALFREDO AYALA OJEDA


No hay comentarios:

Publicar un comentario