Seguidores

lunes, 28 de septiembre de 2009

* EL VALOR DE UNA HERENCIA (2º PARTE, PÍCARAS, PICANTES Y POLKA)




Tal y como habíamos quedado, aquí tenemos la segunda parte de "El Valor de una herencia" de D. José Domingo Delgado Ferrera.
   
PÍCARAS:
Soy el hombre más bandido
que en el mundo puede haber,
antes de verme abatido
en los pies de una mujer.
************************
La cadena está enredada
y el que la enredó fue un loco,
yo como sé poco
me callo y no digo nada.
************************
En el presidio me viste
el alma se te alegró,
y a tu madre le dijiste
ya este pájaro cantó,
y en la jaula tiene alpiste.
************************
El que de mujeres se fía
y de alpargatas cuando llueve,
mal acomodado anda
si otro remedio no tiene.
*************************
La naranja madurita
le dice a la verde, verde,
que el hombre cuando enamora
hasta la vergüenza pierde.
*************************
Ayer vine yo a saber
que los muertos se enterraban,
yo creí que los llevaban
a una taberna a beber.
*************************
Una rubia y otra rubia
y otra rubia que son tres,
dónde voy con tantas rubias
que me comen por los pies.
*************************
La Virgen le llama Juana
y el mundo se tambalea,
y el que no tiene batea
se lava en la palangana.
************************
Tápate el conejo Rosa
que te lo come el ratón,
se come lo de dentro
y deja el caparazón.
************************
Cuando Cristóbal Colon
fue a cagar a Llano Grande,
todos los de capa grande
fueron a ver el montón.
************************
Yo vi una vieja en Taco
debajo de una tarima,
y un viejo con una lima
afilando el gazapo.
************************
Anoche soñé que estaba
al lado tuyo durmiendo,
y que me estaba corriendo
dinero de la Orotava.
************************
Dice que la sabia pica
por el tronco y por la punta,
pero más pica tu lengua
cuando conmigo se ajunta.
************************
Todas las suegras malas
las van a tirar al mar,
la mía la puñetera
está aprendiendo a nadar.
************************
El coño es una maceta
donde se planta el carajo,
y si no revienta el gajo
dale parte a la puñeta.
************************
El amor de una mujer
es como el de una gallina,
que cuando le falta el gallo
a cualquier pollo se arrima.
************************
Ayer tarde fui a tu casa,
te vi en un rincón,
pelando papas menudas,
con un cuchillo rabón.
************************
Eres muy niña,
eres muy loca,
eres como la campana
que todo el mundo toca.
************************
Ya mi novia no me quiere
porque la tengo pequeña,
le doy vuelta a la cintura
me presino con ella.
************************
Arando en el Melozar
se me cambó la rabiza
y acordándome de Luisa
se me volvió a enderezar
************************
PICANTE:
Cuando mi carta la leas
si no tienes mucho apuro,
límpiate con ella el culo
si acaso tienes diarrea.
Y recibe esta navaja
recién llegada de Londres,
para que te afeites bien
esto que tu tanto escondes.
Y para que no te asombre
ni lo tomes por aseo,
aféitate ese mono feo
que lo tienes tan peludo,
ten cuidado con el culo
no se te escape el dedo.

POLKA:
La mujer es cosa cierta
y su destino es fatal,
porque tiene un animal
siempre con la boca abierta.
La llave de cualquier puerta
le viene justo a la clave,
y como tanto le sabe
que le anden en la fisura,
siempre está la cerradura
aclamando por la llave.

Por supuesto, que habrá una tercera parte, estamos hablando de toda una vida, ya que vamos a recordar que D. José Domingo, tiene 73 años.


ALFREDO AYALA OJEDA

3 comentarios:

  1. Qué buena esta segunda publicación, yo ya copie unas cuantas que me gustaron,esto anima. Gracias señor ayala y la señorita lidia

    ResponderEliminar
  2. Querido anónimo, gracias por visitarnos y por supuesto por dar su opinión, pero debo decirle algo, LAS GRACIAS, en este caso son para el señor AYALA. Yo, simplemente me he limitado a publicarlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Estas publicacicones me llegan con el encargo de divulgarlas. Muchos, de una manera u otra me envian sus recopilaciones, o su trabajo para que no queden sin ver la luz. Yo sólo soy el vehículo para desempolvarlas y compartir con todos el trabajo de nuestra gente. Asi que si Lydia está dispuesta, yo seguiré remitiendole los trabajos que me llegan.
    un saludo

    ResponderEliminar