Seguidores

viernes, 2 de marzo de 2012

* AL DESAMOR







Las espinas de la rosa

se te clavan cual puñal

que te muestra la señal

de una herida dolorosa.

La florida majestuosa

es el símil que te invita

a ver que también marchita

se puede volver la flor

como se vuelve el amor

cuando la magua lo incita.

LYDIA MORENO GARCÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario