Seguidores

miércoles, 13 de junio de 2018

* JUAN GARCÍA “EL CALZONES” LA VOZ QUE ENAMORABA

Internet, durante un fleje de días me ha dejado fuera de circulación. Mi mujer, llamó repetidamente, pero no había forma. Hoy, por fin, nos han solucionado el problema y no vean el trabajo acumulado que tengo. En mi aislamiento voluntario comprobé que el mundo sigue girando, los corruptos dando con sus huesos en la cárcel y las pensiones a punto de ir colocándose en el lugar adecuado.

Y uno de esos mensajes, enviado por David Rodríguez “Millaquito”, me llegó a través del “fisbu”. Lo remitió un amigo de mil batallas televisivas. Un cámara de verdad, con el que tuve el placer de hacer transmisiones, fiestas, romerías, la Bodega de Julián… Un cámara de ley siempre pendiente cual podenco en cacería. Su noticia decía así:

"Maestro Ayala, hace tiempo que no nos vemos, pero te sigo leyendo por redes sociales. Tengo que darte una mala noticia, sé que le tenías aprecio. Anoche falleció en mi pueblo de Punta del hidalgo El Calzones. Recuerdo llevarlo a la bodega de Julián con mi coche para algunos programas."

Recuerdo como ahora mismo, aquella recalada por la Laguna, en esa continua lucha que tenía, para que en los programas que dirigí: Tenderete y la Bodega de Julián, aparecieran voces que no pertenecían a la disciplina de grupos o asociaciones. La gente, siempre me ha tendido la mano facilitándome o allanándome el camino. Recuerdo al Centinela cantador y lagunero de prestigio y cómo no, al amigo Juan José García “El Calzones”, una voz que enamoraba, que, tras un largo paseo por La Punta, donde habíamos quedado, me dijo: ¡coño! tengo ganas de ir a tu programa a cantar. Y en plan coña le contesté: ¡eso es fácil! Solo basta con que vayas. Lo demás corre por mi cuenta. Y con la misma neutralidad que me lo dijo, le entregué una tarjeta, con fecha y teléfono de actuación y le dije: “Millaquito”, cámara de TV Canaria, vendrá a buscarte. Así que estate preparado. Después, hablé con “El Puncha” y le comenté el tema. Y dicho y hecho. En la fecha señalada apareció... un ensayito, unos enjuagues, como diría Dacio Ferrera y hombre tenemos.  Fue, precisamente, para el día de Canarias y había esa noche, un ramillete de excelentes voces. Y allí “el Calzones” se arrancó con una folía y luego, desbordando entusiasmo, nos brindó una isa. Haciendo las delicias de los presentes y de cuantos tuvieron ocasión de verlo en la tele canaria, en La Bodega de Julián.


El Calzones, en aquellos primeros comienzos de Los Sabandeños, siendo un pollillo, se convirtió, junto al Minuto, en las voces principales del extraordinario grupo. Más tarde, por un quítame allá esas pajas, tuvo sus más y sus menos y buscó la puerta de salida.
El Calzones, fue un cantador estrella, de esos que mandaban las coles a la plaza. Una voz, que empezó a escribir la historia de Los Sabandeños, junto a otras muchas voces como El Minuto o Dacio…

Tres nombres, tres estrellas que siempre brillarán en el firmamento de nuestra música popular o folclórica.


Descansa en paz querido amigo.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario