Seguidores

jueves, 29 de junio de 2017

* UN REPASO POR NUESTRAS ROMERÍAS

Durante todo el año, en distintos rincones de las islas, los bailes de magos, las taifas, los encuentros de solistas y las romerías, son el pan nuestro de cada día cuando en el calendario aparecen algunas fiestas señaladas. Sin embargo, algunos de cuantos participan desconocen que es una romería... Acuden a ella con el ánimo de curiosear o de jincarse unos lingotazos hasta salir campaniando,  y más a gusto que un arbusto... Muchos, ni tienen interés en conocerla para poder disfrutarlas, ni tampoco darles el justo valor... Sin embargo, las romerías tienen poder de convocatoria y son actos festivos de amplio carácter popular.

"La Romería", se define como viaje o camino que se realizaba antiguamente a un santuario por devoción o pago de promesa contraída a voluntad propia o heredada. "Romería", simplemente, era "ir a Roma". La palabra "Romería" viene de romero, nombre con el que se conocían a los peregrinos que se dirigían a Roma... Las romerías, se remontan a la más lejana antigüedad y en el tercer siglo de nuestra era, los cristianos participaban en romerías para realizar visitas a los sepulcros de los mártires o en peregrinación al lugar donde se encontraba el tabernáculo (en hebreo morada o residencia). Por tanto, el tabernáculo es lugar de encuentro de Dios a donde acudía el pueblo, en romería con carros engalanados, carrozas a caballo, a pie, para adorarlo...

Pero en cada lugar las connotaciones de la palabra romería tiene marcadas diferencias... Para hablar sólo de Canarias debemos tener claro que el isleño acude al santuario del Santo Patrón o Virgen, generalmente por devoción o por diversión. Las "Romerías", son en nuestras islas un fenómeno multitudinario, que finalizan en fiesta... Otro de los aspectos diferenciadores lo caracteriza la promesa...

Yo recuerdo en la isla de La Gomera, a la amiga Conchita (medalla de Oro de Canarias) y excelente cocinera que, en una de las bajadas de la Virgen de Guadalupe, acompañada de la música tradicional, Chácaras y tambores,   danzaba en una interminable fila de bailarines acompañando a la Virgen... En uno de los descansos, le pregunté el motivo de su danza. 
-"Yo danzo en pago de una vieja promesa que realizaron en su día mis padres y mientras tenga fuerzas y el cuerpo aguante, aquí estaré cumpliendo con lo prometido."

En las islas, repito, todo es igual y todo es distinto. Las romerías son fiestas tradicionales de variado contenido popular que, en la víspera de la festividad del municipio una amplia participación de romeros y romeras que, ataviados con vestimenta tradicional, acompañan a numerosas carretas cargadas con los productos de la tierra para ofrecérselas al Santo patrón o Virgen que, al término todos esos productos tienen el destino de paliar distintas necesidades de centros y familias...

La más antigua de las romerías se celebra en honor a la Virgen del Socorro, en el municipio de Güimar, en la vecina isla de Tenerife que se remonta a más de un siglo de antigüedad. La romería de la Virgen del Socorro, declarada de Interés Turístico Regional, está considerada como la más antigua de todo el Archipiélago. El recorrido se desarrolla a través de las antiguas vías de transhumancia aborigen, bordeando el norte del malpaís hasta llegar a la playa de Chimisay, donde según cuenta la tradición la Virgen de Candelaria se le apareció a los guanches...

Distinta, participativa, es la romería regional de San Benito, en la Laguna, isla de Tenerife. Esta romería es la más representiva de las islas, en la que participan grupos y carretas venidos desde todos los rincones de las islas. Es la única romería que ostenta el título de Regional... Esta romería se remonta al año 1.948...

Después, por antigüedad, la Romería del Pino, idealizada por el padre de la canción canaria Néstor Álamo, que fue creada allá por los años cincuenta del pasado siglo. También en la isla de Gran Canaria goza de gran prestigio la romería de Santiago, que en este mes está en plena ebullición, la romería de San Isidro, también en este mismo municipio de Gáldar; en Agaete, la romería en honor a la Virgen de las Nieves, con su acto más multitudinario de "La Rama" y la romería votiva de las Marías que acaba de celebrar hace un lustro su bicentenario. Esta romería está cimentada en el pago de una promesa cuando el cigarrón berberisco azoló los municipios de Guía, Gáldar y Moya, así pasando por la romería en honor a la Virgen de la Candelaria en la Villa de Ingenio, en el sur de Gran Canaria y la de San Antonio en Mogán...
Otras están amparadas bajo el genérico de Bajadas, como la de la isla herreña en honor a la Virgen de los Reyes, que se celebra cada cuatro años; en la isla de La Gomera, en honor a la Virgen de Guadalupe, también cada cuatro años en el primer lunes de octubre o la Virgen de las Nieves en la isla de La Palma cada cinco años...


Pero hay otras muchas fiestas y romerías como la que se celebra en honor de la Virgen de los Volcanes o Virgen de los Dolores en Lanzarote o en Fuerteventura la romería o peregrinación hasta el municipio de Pájara para festejar en una pequeña ermita a la Virgen de la Peña... Una pequeña imagen de alabastro a la que según cuenta la leyenda, una mora, en un momento de cólera, arrojó al suelo, cercenando la cabeza del niño, que lleva en sus brazos...

Las fiestas, como se sabe en Canarias son muchas. Conservar y defender su pureza es cosa de todos...

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario