Seguidores

lunes, 24 de octubre de 2016

* EL MAL LO TIENE EN LA VISTA

Esta es una historia que escuché, afinando el oído, en la barra de un bar del municipio de Gáldar. La contaba, a voz en grito y con todo lujo de detalles pantomimos, un hombre de avanzada edad que daba la impresión de haber regateado, con dribling cortos, los reveces que le daba la vida en tiempos no muy lejanos...
Así, comenzó el relato: “Él, era un viejo perrero. Tenía pareja fama de entendido y tramposo. Conocía al dedillo el ambiente que se movía. Nunca lo vi dar un paso en falso. Sabía navegar, con repiquetes incluidos, por los intrincados caminos del trueque y las triquiñuelas... Tenía una gran pasión: los poderosos perros de presa canario y los podencos.


Iba siempre, endomingaito, con su chaqueta de hilo, gastada por el uso y tocado con un viejo y descolorido sombrero de fieltro. En la bocamanga de la chaqueta, una franja negra, de luto, que llevó de por vida por el temprano fallecimiento de su joven madre.
Él, se había criado y educado en la universidad de la calle y al decir de la vecindad era mas despierto que el hambre... Su fama de profundo conocedor de perros de la tierra se extendía a lo largo y ancho de toda la isla. Para cualquiera, tener un perro criado y cuidado por Juanito “El Talento”, era un artículo de lujo. Cuando Juanito buscaba el perro adecuado para que cubriera a un hembra joven ya se apresuraban los amigos para apalabrarle los cachorros.
Un día, desde el otro extremo de la isla, se acercó hasta los dominios de Juanito un, llamémosle “cliente” que quiso endulzarle el oído con una rociada de elogios. Pero Juanito, esta de vuelta. Los ojos del cliente se había clavado en un vistoso ejemplar, serio que tan sólo con ojearlo imponía respeto. Juanito, lo atajó: ¿desea algo...?
-Si, vengo desde el sur y me han hablado tanto de sus perros que he venido dispuesto para comprarle uno de sus ejemplares.

  • ¿uno cualquiera...?
  • No. Quiero ese que tiene una estampa envidiable.
  • Usted lo quiere para pelearlo?
  • No, balbuceó el cliente...
  • Mis perros, respondió Juanito, no los vendo para que peleen. Yo los cuido mucho y, precisamente, ese que quiere yo no lo vendo. Le puedo ofrecer ese otro... Y Juanito, resuelto, le mostró otro ejemplar abardinado, con carácter...
  • ¿ y cual es el mal que tiene este “bicho”?
  • ¡¡ El mal, lo tiene a la vista!!
  • Convencido el cliente, arrancó con su perro.
    Pocos días después regresó el cliente dispuesto a tener unas palabritas de tono subido con Juanito. Venia caliente, encochinao...
  • Juanito, me engañó usted... El perro que me vendió está ciego. No ve un carajo.
  • Sereno, pausado, Juanito le dijo. Yo no engaño a nadie. Yo le dije, cuando usted me preguntó: el mal lo tiene a la vista. Que usted no entienda de perros, es otra cosa...

ALFREDO AYALA OJEDA

jueves, 20 de octubre de 2016

* TENSOS MOMENTOS EN CARACAS, CON EL PASODOBLE ISLAS CANARIAS

Hace unos días, en compañía de Lydia Díaz, mi mujer, nos invitaron, como hace años, a presentar la XVII edición del Festival Folclórico de las Comunidades que cada octubre, organiza la veterana Agrupación Folclórica San Cristóbal.
Detenidamente, leí el programa y me paré en la introducción. La apertura consistía en un desfile de participantes, con sus estandartes, que se presentaban al ritmo del himno oficioso de Canarias: El pasodoble Islas Canarias.
Y pegué a tirar de memoria hasta remontarme allá, por septiembre de 1.975 en que un grupo de distintos medios informativos, personalidades, artistas y también, como no, “Los Sabandeños”, nos desplazamos a Venezuela donde se inauguraba una escultura del insigne escritor don Benito Pérez Galdós que, simbolizaba la hermandad entre el país Venezolano y el Archipiélago Canario. La obra, en bronce, del escultor Juan Jaén, se ubicaría en la Avenida de Los Próceres...
El día 26, tras nuestra llegada, un grupito nos reunimos para realizar una excursión nocturna que incluía cena en el Hogar Canario venezolano, sesión de cine para ver la película “Enmanuel”, censurada en España y una visita a distintos clubes nocturnos.
El día 27, todos equipaditos, partimos en una guaguilla pequeña que en la parte delantera y trasera llevaba un cartelito que decía: “Prensa española”. A medida que nos acercábamos al lugar donde se iba a descubrir la escultura de don Benito, la crispación se disparaba y los abucheos crecían.
Acercándonos al lugar, se respiraba un ambiente tenso. A uno y otro lado de la carretera aparecían carteles y pancartas con las leyendas: “Franco, asesino”, “Canarias Libre”, “¡¡¡Libertad!!!. Las noticias hablaban del último fusilamiento: dos terroristas de ETA político militar y tres del FRAP, acababan de ser fusilados... A medida que nos acercábamos al lugar del acto, el ambiente era más crispado y nos temíamos lo peor.
Así lo relató Elfidio Alonso:
“…Cuando se celebraron los actos de Caracas en honor a Galdós, no pudieron interpretarse los himnos de España y Venezuela, porque en el día de la inauguración de la plaza, que lleva el nombre del escritor grancanario, ocurrió algo trágico e inesperado: Franco había ordenado la ejecución de los etarras. El presidente Carlos Andrés Pérez optó por no acudir a los actos, delegando en el canciller Escobar Salom, quien pronunció un discurso bastante duro contra el régimen franquista, mientras Olarte Cullen, Rafael Clavijo, Matías Vega y demás autoridades canarias aguantaban el chaparrón...
Fue descubierto el busto de Galdós, mientras algunos tanques y fuerzas del ejército venezolano custodiaban discretamente las entradas y salidas de la plaza. Se temía que los vascos emigrantes reventaran el acto, en señal de protesta por los fusilamientos. Entonces ante el asombro general la Banda Municipal de Caracas se arrancó con el pasodoble "Islas Canarias", como himno representativo de nuestra tierra.
Aquel día comprendí que, sin letra, el pasodoble "Islas Canarias" podía pasar por un himno revolucionario y contestatario...”
*publicado en Bienmesabe.
Recuerdo, como ahora mismo, aquellos momentos. Son instantes que nunca se olvidan, entre otras cosas, porque estaba en primera fila junto al cámara Jorge Perdomo, el ayudante Heriberto Cáceres... Se acentuaban las protestas... Las octavillas llovían... “Viva Canarias Libre”...”Libertad”, “Muerte al dictador”...Incluso, una de las octavillas resbalaba por el cuerpo de Matías Vega Guerra (Embajador en Venezuela) y, cuando estuvo cerca de sus manos, la agarró... Entonces, sonaron las notas del pasodoble Islas Canarias y seguidamente, un palo de agua, como queriendo borrar aquellos delicados momentos, dispersó a los asistentes.

Hoy, me ufano porque el pasodoble “Islas Canarias”, compuesto por el catalán José María Tarridas, creado en 1.935 tiene la curiosidad que su autor solo conocía las islas por referencia... Cincuenta años más tarde, en 1.985 se le invitó a que visitara Gran Canaria. Un viejo tenderetero, Eduardo Guerra y su mujer Mariví le acompañaron durante su estancia en la isla a una visita guiada por las localidades de Agaete, Gáldar, Guía, Arucas, Las Palmas de Gran Canaria, San Bartolomé donde le fueron tributando distintos homenajes de gratitud. Y en la misma orilla de la Playa de las Canteras, en la Plaza de Saulo Torón, tuvo el honor que le entonaran las notas de pasodoble que compuso...

Hace poco, Mariví me entregó un álbum con todo el recorrido realizado. El autor de Islas Canarias, le obsequió a Eduardo y Mariví con una partitura de puño letra para siete voces, sobre lo que se ha dado en llamar el himno oficioso de Canarias que tiene el record de ser uno de los temas más escuchados en el mundo. Y, Mariví, generosa, me entregó las partituras para que las pusiera en las manos adecuadas...


Fue, este XVII ENCUENTRO FOLCLÓRICO DE LAS COMUNIDADES, un grato y aleccionador espectáculo que cada año, acapara el interés general. Sorprendiéndonos en distas ocasiones con danzas, música y voces tan lejanas y cercanas a la vez. Allí, reviví la danza de arcos de Galicia muy similares a los que me mostraron en Cuba, en Cabaiguán un grupo folclórico de hijos y nietos de emigrantes isleños...En suma, un encuentro folclórico repleto de curiosidades que tiende a mostrarnos aspectos folclóricos en todo su esplendor...

ALFREDO AYALA OJEDA

sábado, 15 de octubre de 2016

* SUITE CANARIA, EN EL TEATRO PÉREZ GALDÓS, LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Próximo sábado, 22 de octubre a las 20:30 horas, en el Teatro Pérez Galdós, estarán Domingo Rodríguez Oramas "El Colorao", Juan Carlos Pérez, la Orquesta Béla Bartók, dirigida por José Brito y la voces de Fabiola Socas y Pedro Manuel Afonso. 


lunes, 10 de octubre de 2016

* I ENCUENTRO FOLCLÓRICO DE BAILADORES SAN RAFAEL 2016, VECINDARIO-GRAN CANARIA



El próximo día 21 de octubre, coincidiendo con las Fiestas en honor a San Rafael, los pregoneros de las fiestas y organizadores del evento, la A. F. AMOR CANARIO, celebra su primer encuentro folclórico de bailadores.

Tendrá lugar a partir de las 21:00 horas en la Plaza de San Rafael, Vecindario. Contarán con la participación en dicho encuentro de la A. C. Susurros Isleños, A. F. Arinegua y A. F. La Descamisá. Para asistir, a parte de las ganas de bailar, se les solicita que vayan ataviados con la vestimenta tradicional canaria.

miércoles, 5 de octubre de 2016

* XVII FESTIVAL FOLCLÓRICO DE LAS COMUNIDADES, A.F. SAN CRISTÓBAL, LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Un año más regresa a Las Palmas de Gran Canaria, el XVII Festival Folclórico de las Comunidades, de la mano de la Agrupación Folclórica San Cristóbal


Y que tendrá lugar del 6 al 9 de octubre. El Paseo de Las Canteras, Plaza del Pilar en Guanarteme, Plaza Saulo Torón, en Las Canteras, Calle Mayor de Triana, Plaza de Santo Domingo y Pueblo Canario serán los diferentes puntos de encuentros de dicho Festival.



Grupos que participan en el Festival: Agrupación Folclórica San Cristóbal, Agrupación Folclórica Roque Nublo, Asociación Cultural Barca de Loimil (Galicia), Grupo Folclórico Aragonés Otero del Cid (Aragón), Grupo Folclórico Lous Reoules (Francia)

Jueves, día 6 Octubre:
A las 18:30 horas: Desfile de todos los grupos participantes desde la calle Pelayo hasta el Auditorio Alfredo Kraus, por la Avda. De la Playa de Las Canteras.

A las 20:30 horas: Inauguración del Festival, en la Plaza del Pilar (Guanarteme) con la participación de todos los grupos. Presentado por José Martín Alonso.

Viernes, día 7 de Octubre:

A las 20:00 horas: Actuación de todos los grupos en la Plaza Saulo Torón, de la Playa de Las Canteras. Presentado por Alfredo Ayala y Lydia Díaz.

Sábado, día 8 de Octubre:

A las 18:30 horas: Pasacalle desde el Parque de San Telmo hasta la Plaza de Santa Ana, por la Calle Mayor de Triana,

Alas 20:00 horas: Actuación de todos los grupos en la Plaza de Santo Domingo. Acto presentado por Ezequiel López.

Domingo, día 9 de octubre:

11:30 horas: Actos de Clausura del Festival.

Actuación de los grupos participantes, en el recinto del Pueblo Canario de Las Palmas de Gran Canaria. Acto presentado por Manuel Pérez.

Homenaje a un destacado folclorista, “Roque Roque”

Clausura del Festival

martes, 4 de octubre de 2016

* RECORDANDO A MARCOS "EL GALLERO"

Ayer, fui a tomarme un cortadito en uno de los tantos lugares que existen en Gáldar. Acodado en la barra a la espera del servicio, entró un conocido que largó la noticia: Marcos Melián, acaba de fallecer. Murió de repente. Pregunté que si el Marcos al que hacia referencia, era el de los gallos de riñas.

Sí, me contestó.

Y pegué a recordar mis numerosas conversaciones, programas televisivos y de radio... Fue en la radio, en el programa “El Traspatio” que dirigía Lydia Díaz, mi mujer, donde estuvimos pegados más de una hora, aleguetiando... Marcos, era un pozo de sabiduría en el tema de los gallos...

A veces, Marcos, calentón como él solo, cuando la tradición de las riñas de gallos estaba en juego, le cantaba las cuarenta al más pintao.

Así empezaba el texto de uno de los capítulos de Senderos Isleños, titulado “RIÑAS DE GALLO”:

Duermen los gallos de riña desde que el sol se esconde por el horizonte y la noche comienza a tejer su negro manto. Justo… Merecido descanso del emplumado gladiador tras el sometimiento a la obligada jornada de entreno… Vela su sueño el gallero, depositario de la confianza del casteador... La noche, es larga y la vigilancia, continúa…

Llega diciembre y un día tras otro, desde que clarea, se renueva la actividad en las casas de gallos de riña. Desde ese momento, todo un ceremonial se pone en marcha… Sueña el gallero, con ese gallo invencible… Pone en práctica toda su sabiduría aprendida o heredadas… Recibe, mima, cuida y atiende a los aguerridos gallos como si en ello le fuera la vida… Sin descanso observa cada uno de los ejemplares… De su juicio y decisión saldrán “los siete magníficos”, que acudirán al círculo de la verdad. Un círculo donde la vida y la muerte, pende de un invisible hilito…

Recuerdo la emoción vivida en La Pardilla de Telde, durante la grabación de uno de los capítulos de la serie etnográfica “Senderos Isleños”, de Televisión Española en Canarias, cuando conocí a Marcos, el gallero, mi instructor y catedrático en el apasionante mundo de los gallos de riña… Repasando aquellas viejas anotaciones de mi visita, me detuve en una de ellas que escribí en mi bloc de notas… Son las cuatro y media de la mañana… La vieja casa de gallos, comienza a desperezarse… Se me antoja, como una gran caja de resonancia… Gallos, que desde que el día clarea, comienzan con sus cantos de guerra… Tempranito, Marcos, nos abrió la puerta… Intenso, me llegaba el aroma de un café recién hecho… ¡¡Ese café, amigo Marcos, despierta el imperio de los sentidos!!... En la improvisada cocina, nos sentamos… Tenía las manos heladas por la tarosá y en busca de la templanza, acariciaba el vaso, mientras iniciábamos la charla que se prolongó durante varios días y algunas noches…

Reconfortado por el café, como un reloj, con paso ligero, me llevó al traspatio… “tengo que atusar a los gallos”… Al solito, a ritmo de los “tric-trac” de las tijeras, casi desnudaban del bello plumaje a “los elegidos”. Otros gallos, en sus celdas aguardaban el momento para comenzar la faena, lanzando al aire su desafiante clarín… En la valla, el adiestramiento, la esgrima, el ataque y defensa… en los corredores, trotando, buscando, sin fortuna, al inalcanzable enemigo para entablar la lucha… En los revolcaderos, relajándose; soltando los músculos y ajeno a cuanto le rodea… Marcos, temperamental, de trato exquisito con los gallos, no descuidaba su cometido… Me relataba historias y curiosidades de gallos y galleros que engrosan el cuaderno de la histórica… Hablábamos de ejemplares que han dejado huellas… De atinados cruces… “Los Vinos Tinto”, “Los colas Largas”, "los doble G"… De personajes: el viejo Cárdenes, Araña, el farmacéutico, “El Moño”, legendario boxeador teldense... Conversamos animadamente del porte de los gallos, de su espíritu retador, desafiante…

“Es el instinto de gallo”… Imagínate que ahora mismo, en un apartado lugar dejamos un gallo y en punto opuesto, soltamos al otro. Cantan los gallos. Se buscan para enfrentarse. Para el gallo, la vida es lucha. Lucha entre iguales… No admiten rival a su alrededor…

Hace un tiempito, en el mercado de Gáldar, tuve un encuentro afortunado con Marcos… “Ya estoy retirado… Pero continúo sintiendo la misma devoción por los gallos… Es tal mi admiración por estos combatientes, que siento como si lo llevara tatuado en el alma… Soy gallero de siempre…

Hicimos un apresurado balance sobre los gallos, sobre su pasado y futuro. Yo tenía cierta prisa y me despedí de él cuando me lanzó la invitación…

Amigo Ayala, en febrero, comienza la temporada… Y febrero está ahí, al doblar la esquina…

Pero para el amigo Marcos “El gallero”, ya no habrán nuevas temporadas pero quedan entre cuantos le conocimos, sus sabios consejos...

Descansa en Paz viejo amigo.

ALFREDO AYALA OJEDA

lunes, 3 de octubre de 2016

* GRACIAS, ICO ARROCHA, GRACIAS

En las islas, no cabe duda, hay cantantes, intérpretes mediocres, buenos, buenísimos y otros que son de otra echaúra. Son los consagrados, los que están tocados por la varita mágica de la excelencia y al que el público, entendido o no, cuando los escuchan, dicen que se rompió el molde cuando nacieron.

Estos últimos corresponden a la escasa y distinguida cosecha que atesoran la virtud de sentir y transmitir, de enamorar y desatar la pasión en cada actuación... Son voces que saben a pueblo y se retratan a través de las coplas como si formaran un invisible vínculo entre intérprete y poeta...

Recuerdo en Tegueste, después de un ensayo de preparativos para la grabación de un programa de “La Bodega de Julián” que me empeciné en invitar a Dacio Ferrera y la parranda de los Punchas, para que interpretaran, en vísperas de las fiestas en honor a San Marcos, el tema “Abril de Romería” (letra y música de Feluco Tejera y Manolo Melián). Dacio, valgan verdades, no estaba en su mejor momento. La noche anterior había abandonado el hospital. De hecho fue su última actuación televisiva antes de fallecer. Al terminar la grabación alguien me dijo: “Dacio no canta como antes. Ahora, habla...” ¡Coño!, me dolió y le respondí. “Es verdad, ahora habla, ¡¡ Pero cómo habla !!... Habla con hondura, con sentimiento y su voz llega a ese rinconcito del alma que despierta todo tipo de sensaciones...”

Otros son tan distinguidos y están a tan alto nivel, que incluso se sorprenden cuando después de interpretar una copla o un tema, reciben una atronadora ovación. Me viene a la memoria aquella primera intervención del irrepetible Ico Arrocha, en el programa Tenderete, cuando se emitía en directo desde la Feria del Atlántico. Nadie, ni los que ya lo habíamos escuchado, dábamos crédito a aquella voz brillante que salía de la garganta de aquel muchachillo flaco y tiposo. Ni el propio Ico, cuando terminaba las seguidillas, las folias o lo que le marcaran, se lo creía. Yo viví distintos momentos con Ico Arrocha, como aquel “mano a mano” entre él y Abelardo García “El Tormento”, en San Bartolomé, después de una grabación para el programa Tenderete... Aquellas noches en las frías madrugadas de Fontanales, donde se reunían, año tras año los amigos...

En cierta ocasión, cuando dejé Televisión Española y el programa Tenderete, por un “quítame allá esas pajas” con el Director de TVE, mi primera iniciativa fue crear para Televisión Canaria “La Bodega de Julián”. Para uno de los primeros programas invité a Ico Arrocha con la intención que compartiera en la intimidad música, voz y vino entre amigos. Ico, no lo dudó un momento. Fijamos fecha y se presentó con una parranda apañadita... Ico, se despachó a gusto. Habló de folclore, de variantes, de coplas y recordó aquellos inicios cuando de chinijo, se acercaba a la puerta de los cines para escuchar la música de las películas, preferentemente mejicanas. Habló del sometimiento que tiene el solista lanzaroteño, en la interpretación de las malagueñas... Comentó usando el símil de un racimo de uvas para definir a las folias: “todas están en el mismo racimo pero en todas las islas, son diferentes..." Y como no, de las vibrantes seguidillas conejeras, exigentes con los solistas...





Otra ocasión, sentimiento, voz, arte, estilo se funden en esta copla que el autor (Manolo Haro) escribió para él:

Madre yo tengo un calvario
que me está rompiendo el alma
cómo puedo tener calma
si yo he nacido en Canarias
y me muero en tierra extraña.

Con esta copla, Ico, nos eriza la piel y va de la mano del poeta... Poeta y autor, juntos. Ico, retratando los versos y el poeta reviviendo sus palabras...

Fue, en el momento del señalado día de Canarias, cuando Ico Arrocha decidió poner fin a una vida repleta de éxitos. Un triste día en que Juan Brito, Hijo predilecto de Lanzarote dijo: “El folklore canario y el del mundo está de luto, está llorando porque ha volado y, para no volver, el ruiseñor del canto de todos los tiempos”.

ALFREDO AYALA OJEDA