Seguidores

martes, 1 de mayo de 2018

* LOS MAYOS

Mayo, es el mes por excelencia. Un mes repleto de costumbres y tradiciones. Periodo de Cruces, enramadas, trasquilas, fiestas del Queso y, sobre todo, mes del culto a la floración.

Por estas fechas, conservo con cariño y admiración aquella estancia en la isla de La Palma, concretamente al barrio de Las Nieves, donde la asociación de vecinos puso su empeño en recuperar “Los Mayos”, que durante un largo periodo había desaparecido.

Marina Duque, la presidenta de la asociación por aquellos años (1.992), siguiendo las indicaciones de sus tías reunió a un puñado de entusiastas vecinos y se puso manos a la obra, con el firme propósito de dar vida a esta manifestación que alcanzó gran popularidad en la isla, pero que el progreso poco a poco la fue debilitando.

 “Los Mayos”, tienen similitud con los que se celebran en Terceira (Azores) o Machico (Madeira). También en Alhama (Murcia), donde han sido distinguidos desde 1.990, Bien de Interés Regional y posteriormente con el título de Interés Turístico Nacional.

Los Mayos, son unos muñecos de trapos, grotescos, que representan durante su corta vida, la picardía, la crítica social, el humor y la denuncia, sobre distintos hechos. Son unos muñecos que el barrio de Las Nieves, en la capital palmera, cobraron nueva vida en vísperas de las elecciones de 1.982, haciendo una representación estática sobre la política y sus situaciones.

Nosotros, para la serie etnográfica “Senderos Isleños”, de Televisión Española en Canarias, tuvimos ocasión de grabarlos con toda clase de detalles y declaraciones en 1.992. En esa ocasión, más de un centenar de machangos, fueron estratégicamente distribuidos dando apariencia de realidad a momentos puntuales como accidentes de tráfico, atropellos de ciclistas, pintores en fachadas, reunión de tenderete, en recibidores de las casas, en jardines, cociendo, etc. 

Son unos muñecos vestidos con ropas viejas y caras pintadas con rasgos humanos, de trapos que representan una crítica humorística sobre distintos hechos... Los muñecos se distribuyen, estratégicamente, por distintos puntos de la zona simulando un accidente, trepando por las fachadas, pintando paredes, reunidos en “tenderete”, en las entradas de las casas, en juegos tradicionales... Cada uno de estos muñecos, se colocan con la decoración correspondiente, convirtiendo estos lugares en un auténtico museo al aire libre, en la que se reflejan escenas casi olvidadas en el tiempo.

Les recomendamos realizar una visita, por el barrio de Las Nieves. Le garantizamos que disfrutará de lo lindo.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario