Seguidores

jueves, 24 de mayo de 2018

* A FRANCISCO MORALES, UN AMIGO DE LEY

De mis primeros trabajos televisivos, en Lanzarote, recuerdo al amigo Francisco Morales. Joven, dispuesto, servicial, echó su manita para allanarnos el camino para que programas como “El Pueblo Canta”, “Canarias Viva”, pudieran llegar hasta ustedes. Francisco, era todo un enamorado de nuestro folclore. Nanino y Francisco se tenían en gran estima. Cada vez que recalábamos por Arrecife, allí estaba Francisco esperándonos y prestándonos su apoyo. Conocí a Francisco en una de las tantas recaladas por la isla. En un barcito, en la capital, mientras esperábamos para almorzar se remontó al pasado. Un pasado cercano… Yo, querido amigo, -me dijo- fui fundador de la Agrupación folclórica Coros y Danzas de Arrecife, donde conocí a mi mujer Amelia Torres. La fundé junto a la familia… También la parranda Tao-Arrecife y ya más reciente el grupo Charco de San Ginés…. Pero mí vinculación con el folclore me llegó mucho antes y de jovencito me recorría la isla ambientando los bailes de Candil, acompañado de Pedro Rodríguez y Manuel Cabrera…También fui vocalista de la Orquesta Lido, cuando amenizábamos las tardes o las noches con música en vivo en salas de fiestas y sociedades…

Pero cosas de la vida o de la modernidad. Francisco empezó a ser conocido o popular a raíz del programa que dirigió Fernando Díaz Cutilllas. Muchas intervenciones tuvo el solista conejero en “Tenderete”. Sobre todo, dejaron huella aquellas “seguidillas” en el “mano a mano” con otro lanzaroteño de lujo, Ico Arrocha. “Seguidillas” que se interpretaron en 1.984 en el programa especial dedicado a Esteban Ramírez de León y que fue motivo para que se grabara un disco de larga duración, en vivo y en directo.

Cutillas y Morales, estuvieron muy unidos. Fue una amistad duradera hasta que un día de diciembre Nanino nos dijo adiós. Con el fallecimiento de Nanino yo me quede, junto a Tony Santana, dirigiendo el programa y en distintas ocasiones nos visitó el amigo Francisco Morales para deleitarnos con honradez interpretativa. Para mí, Francisco de voz potente, clara y enérgica fue un distinguido solista que nunca nos dejó indiferentes. En un programa dedicado a la familia recibí en La Bodega de Julián, en Telde, a la familia Morales-Torres, al completo. Venían afinaditos como gallos de pelea y Amelia, Nely, Nuria y la nietita, nos deleitaron con su estilo personal.  Mi amistad que Francisco Morales siguió inquebrantable y hasta los últimos momentos manteníamos alguna charla telefónica que siempre giraba en torno al folclore y a la salud.   

En esa actuación a la que me refiero en la Bodega de Julián la familia cantó el tema compuesto por Juan Brito “Oh Madre Mía” …

En el año 2011 sufrió una parálisis cerebral que le imposibilitó seguir subiendo a los escenarios. Embargo el programa Tenderete que dirige el amigo Carmelo Cipriano lo invitó creo que en el 2016 para que contara algunas anécdotas o sucedidos en Tenderete y no pudo resistir la tentación de arrancarse con una isa.

El folclore está de luto. Se nos ha ido un cantor y un amigo, un amigo de ley.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario