Seguidores

Buscar este blog

miércoles, 26 de diciembre de 2018

* 30 AÑOS DE AQUEL TRISTE 27 DE DICIEMBRE

Reconozco que no es fácil hablar de mi inolvidable amigo Fernando Díaz Cutillas “Nanino” al que durante muchos años me unió trabajo, juergas, penas, alegrías… Hoy, parece que fue ayer y han pasado 30 años, me apetecía escribir unas líneas sobre aquel muchacho joven, galletón, guapo, apuesto, tímido y reservado al que conocí entre corcheras en la piscina de Julio Navarro y con el que compartí 20 años de profesión televisiva (68-88). Son tantos los recuerdos, los momentos vividos y compartidos, que se me hace difícil pasar la memoria, al papel…
Nos lamentábamos que siempre, la cultura, ha sido y es, la hermana pobre… La que se queda a trasmano o se olvida en los presupuestos y la que cobra vida, cuando se avecinan las elecciones.
Aquella párvula TVE que llegó a las islas en febrero 1.964, estaba celosamente controlada por los ojos censores del Delegado de Información y Turismo.
… Memorizo y se me eriza la piel, cuando recuerdo aquel desplazamiento, al entonces Sáhara Español. Concretamente, en el Aaíun, en el Parador, disfrutando del momento de descanso del triste y vergonzante abandono del Sáhara… Tomamos unos tragos de whisky que quizás se prolongaron más de lo debido. Hablamos de los posibles y de las posibilidades, de hacerle frente a una serie, que mantuviera viva la llama de la pasión, por nuestra música.
Las costumbres, las tradiciones, los estilos estaban siendo engullidos por el crecimiento de los pueblos que es donde se destruye la tradición. Trazamos una meta: 25 años hasta la llegada del nuevo siglo… Pero quiso el destino que a mí, por un "quítame allá esas pajas” me enviaran a tierras americanas, para recoger la diáspora isleña… Dos años duró ese recorrido en el que conversé y me documenté con numerosos emigrantes isleños… A mi regreso, me senté nuevamente con Nanino. Yo tenía dibujado el proyecto “Senderos Isleños” pero Nanino, acertadamente, lo pospuso para iniciar la serie “Perfiles Isleños” que se centraba más en la vida y obra de distintos personajes… Quiso el destino que Nanino a mitad de la serie, cuando preparábamos un desplazamiento a la perla de las Antillas para interesarnos por el folclore de ida y vuelta, falleciera…
Noble, poeta temprano, deportista brillante, periodista completo en prensa, radio y televisión, fue también, una grandísima sensibilidad inquieta, de trato exquisito y con un espíritu que no le permitía guardar para sí, tantas inquietudes. Solo tenía la inquietud de rescatar el tesoro folclórico disperso… Y siempre decía que su mayor preocupación era “dar al pueblo lo que es del pueblo”.

Foto: Alfredo Ayala Ojeda y Nanino Díaz Cutillas

Me reconozco uno de esos hombres afortunados en recorrer Canarias, en su compañía…
Pero echando la vista atrás, recuerdo aquellos largos años (veinte) en que estuvimos dentro y fuera de las islas, localizando grupos folclóricos, recabando información  para programas como “Tenderete”, “El Pueblo Canta”, “Canarias Viva” y “Perfiles isleños”, entre otros. Nos producía honda satisfacción el contacto con la gente de diferentes pagos o eruditos en distintas materias.
Juntábamos las noches y los días, entre cánticos y cantinas, viviendo intensamente cada minuto, cada charla, cada copla… La brisa de la emoción se nos destapaba cuando el timple, alborotador, rasgaba la madrugada y el gallo anunciaba con su canto que la vida es lucha. Cada detalle, Nanino, cuidadosamente, con letra de médico de urgencia, anotaba en su maltrecha libreta de bolsillo. A veces, la libreta, repleta, no admitía más apuntes. Entonces acudía a la socorrida servilleta o la cajetilla de cigarros…
Lo recuerdo en plenitud, cuando prolongábamos la noche más de lo debido y las maguas del alba lo invadían… Lo recuerdo, después de 30 años de su fallecimiento, cantando como con voz suave, sentida, acariciadora, aquella isita de salón:
Cuando con dulce embeleso
Al besarte me provocas
Detengo el beso en la boca
Y con el alma te beso.
Afortunadamente, aquellos proyectos que quedaron en las maltrechas libretas, en servilletas, en cajetillas de tabaco, en papel vaso, han quedado celosamente guardados en la Fundación Fernando Díaz Cutillas. Un viejo proyecto que empezó a cimentarse en 1.984 cuando las islas, sin exclusión, le brindaron en los salones del Hotel Santa Catalina, un grandioso homenaje de gratitud…
Pero escribo y considero que ni los caminos, ni los pagos, ni las cantinas, ni por supuestos los cánticos, fueron los mismos…
A veces – ya hace tiempo que no lo hago- pasaba por “El Tampico”, donde había, frente a donde él se sentaba, un cuadro con unos versos que decían más  o menos:

“Paco, no me jodas,
y ponme un whisky con soda"

Yo seguí, apreciado amigo, cultivando y recogiendo nuestras costumbres y tradiciones. Así, entre lágrimas, terminé, junto a Juan Martínez, tu última e inacabada serie “Perfiles Isleños” y, continué, fiel a aquella conversación sahariana, creando y recogiendo, en 63 capítulos, también junto a Juan Martínez una serie galardonada en distintos certámenes y titulada “Senderos Isleños”. Posteriormente, dirigí, junto a Tony Santana, los programas “Tenderete” y “Bolero” y puse en marcha, para Televisión Canaria, la línea de trabajo, programas como “La Bodega de Julián”, “Andar Canarias” y “Fiestas y Romerías”.

Pero tú, eras único Nanino, y no morirás nunca porque solo mueren quienes se olvidan.

Un fuerte abrazo querido amigo.

ALFREDO AYALA OJEDA

1 comentario:

  1. La foto corresponde al año 1977?78. Éramos un pibes con el pelo negro y todo. Ademas con una mochila repleta de de ilusiones y proyectos.

    ResponderEliminar