Seguidores

domingo, 28 de septiembre de 2014

* XVII FESTIVAL FOLCLÓRICO ABENECHARA


La Agrupación Folclórica Abenechara celebrará su XVII Festival Folclórico el próximo viernes, día 3 de octubre, a las 21:00 horas..

Dicho festival, encuadrado en las Fiestas de Nuestra Señora de La Encarnación y de La Manzana, tendrá como marco La Plaza Municipal de Valleseco y en el mismo participarán la Agrupación Folclórica Abenechara (Gran Canaria), la Agrupación Folclórica La Peña (Lanzarote), el Grupo Musical Tabaiba (Gran Canaria) y la Agrupación Folclórica Coros y Danzas de Mora (Toledo).

sábado, 27 de septiembre de 2014

* ‘TENDERETE’ DESDE SCHAMANN, EN LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Se emite este domingo a las 18.30 horas, en La 1 de TVE, con ‘Coros y Danzas de Ingenio’ y la ‘Parranda de Teror’.

Televisión Española en Canarias ofrece esta semana una nueva edición del programa de música popular ‘Tenderete’. Será desde el parque ‘Don Benito’ del barrio de Schamann, en el distrito de Ciudad Alta  en Las Palmas de Gran Canaria, a partir de las 18.30 horas de este domingo 28 de septiembre, con la participación de ‘Coros y Danzas de Ingenio’, celebrando su 65º aniversario, y la ‘Parranda de Teror’, en su 25º aniversario.

‘Coros y Danzas de Ingenio’, bajo la dirección de José María Vega y David Castellano, ofrece canciones como la Carrasquiña y la Carraqueña, Polka mazurca, el Gallito, el Canario, Polka del capotín o Malagueñas.



Por su parte, la ‘Parranda de Teror’, dirigida por Ñito Peña y Alexis Naranjo, interpreta piezas como Folías y seguidillas, Lanzaroteña, Idilio, San Juanito, Me gusta Jujuy o Píntate los labios.


Con cuarenta y tres años de historia, ‘Tenderete’, dirigido por Cipriano Carmelo Almeida y presentado por Raúl Arencibia, desarrolla una importante labor en la divulgación del valioso patrimonio cultural que poseen los municipios de Canarias. 

CIPRIANO CARMELO ALMEIDA 

miércoles, 24 de septiembre de 2014

* CON LOS SENTIMIENTOS NO SE JUEGA: FIESTA DE LAS MARÍAS

Pasados los días y más tranquila, intento escribir unas líneas sobre lo acontecido en mi pueblo, en Guía de Gran Canaria, el pasado fin de semana, pero empiezo contando una historia vivida en primera persona, que mucha gente no conoce, y creo que ya va siendo hora de publicarlo…

Hace dieciocho años, con la participación de los vecinos, hicimos una carreta que desde Ingenio Blanco se bajó a Santa María de Guía, estuvimos meses para terminarla, fue duro pero la ilusión era inmensa, queríamos lo mejor, para mostrarnos ante nuestra Virgen de Las Marías.
Conseguimos terminarla, estaba preciosa o por lo menos eso nos parecía. Llegó el día esperado, todos nos levantamos muy pronto, la emoción nos embargaba. Nadie se quedó dormido aquel día, estábamos muy cansados por el trabajo realizado, pero sobre todo por la bajada de la rama, del día anterior.
Nos dispusimos a salir, enganchamos la carreta a un tractor y empezamos nuestra aventura... Íbamos muy despacito, tardamos en llegar a la Cuesta Caraballo una eternidad, y justo cuando empezamos a bajarla, se rompió el enganche.  Toda nuestra ilusión se había quedado en nada, bueno sí, quedó en llantos. Pero tenemos en Ingenio Blanco a un señor, que nunca se da por vencido y allí estuvimos hasta que consiguió arreglarlo. Así que pudimos continuar con nuestra marcha y muchísimos nervios.
Por fin, llegamos a Guía… nos pusimos donde nos dijeron y a esperar. Mientras nos llegaba el turno, para salir (desde la calle Sancho de Vargas) donde está la parada de guaguas, empezamos con gran alegría a tocar, cantar y bailar. Nos tocó salir, y seguimos con la parranda, con toda la ilusión del mundo llegábamos a la esquina de la plaza, por la farmacia y solo pedíamos que el enganche aguantara, aunque sabíamos que con la ilusión que habíamos puesto, la Virgen pondría su mano para que todo saliera bien y así fue, nos tocaba a nosotros… empezó a sonar una isa, nuestro grupito de baile (chicos y chicas de dieciséis y diecisiete años) bailaban mientras cantaba una de las vecinas del barrio (también de la misma edad) y tocadores de todas las edades, más los vecinos que iban con la carreta. En un momento todo se volvió gris, todo se entristeció, en plena actuación nos viene alguien (que no sé si a día de hoy es Mayordomo, pero que en aquel momento no lo era) y agarra a nuestro timplista de la camisa, para que salga fuera, porque dice que el pantalón que llevaba no era el adecuado para pasar por delante de la virgen, el chico siguió tocando sin hacerle caso (no entendía que en plena actuación, este individuo intentara echarlo, puesto que eso, si hay que hacerlo debe ser antes). Pues lamentablemente la cosa no quedó ahí, como no quiso salir, apareció la policía local y vinieron a por él, lo agarraron y se lo llevaron, vuelvo a repetir que era delante de la virgen, en el momento en el que le estábamos cantando. Entonces decidimos parar la actuación, y no seguir, entendíamos que veníamos juntos y teníamos que permanecer así. La isa se quedó a medias y nos marchamos. Éramos jovencitos y lo proclamamos a los cuatro vientos, al día siguiente nos llamaron de una emisora de radio de Gáldar, “Radio Doramas” y fuimos, claro que fuimos, allí contamos todo lo sucedido. La gente se tiraba manos a la cabeza, y por la repercusión que tuvo el programa, nos llamaron los Mayordomos, para convocar una reunión en el barrio, y aceptamos.
Fue al sábado siguiente, vinieron dos, y después de un acalorado encuentro, hablamos y todo quedó claro, nos pidieron disculpas por las formas, no creyeron jamás que interrumpiríamos la actuación, al quitar de en medio a uno de nosotros,  pero que teníamos que entender que si dejaban pasar a uno, tendrían que dejar pasar a los demás.  Y lo entendimos, el daño estaba causado pero sabíamos que otro año no pasaría. Aprendimos la lección, y creíamos que ellos, también.
Llegamos a un acuerdo, que solo ellos, los dos Mayordomos que vinieron y nosotros, los que estuvimos en esa reunión, sabemos. Nosotros hemos cumplido,  así lo venimos haciendo año, tras año. Hoy en día, podemos o podíamos decir, que Las Marías, era una de las fiestas más puras, que existía. Donde el respeto era lo primordial.
Pero con el tiempo, entiendo que se va perdiendo, que el respeto no existe, o por lo menos no lo suficiente. Y me explico… todos los que bajábamos desde Vergara, el tercer fin de semana de septiembre, teníamos una meta y era llegar a Guía, a la iglesia, para ver a nuestra Virgen, no importaba el lugar en el que íbamos, solo importaba llegar, ahora ya no es así, se guardan sitios, te dirigen, te empujan, te dicen, te gritan… para ir al principio, para llegar antes, como si entendieran que la Virgen solo ve a los primeros.
Este año, todo suena distinto, todo. Son muchos que por cuestión de salud, o de edad, no pudieron bajar de Vergara caminando, pero sí tienen su promesa. Sé de alguien que llegó al Hospital de San Roque, que siempre baja con su tambor, pero que algo le sucedió este año y no pudo hacerlo, así que prometió llegar con un bucio. Estaba desesperado porque no llegaban los tambores, y me preguntó que si faltaba mucho. Desde que los vio aparecer se emocionó, esperó pacientemente a que llegaran a su altura, para incluirse en el grupo y desde allí llegar ante los pies de la Virgen, el pobre no sabía lo que le esperaba. Cuando llegamos al lateral de la iglesia, había una gran valla, y tres mayordomos, que gritaban que solo podían pasar los tambores, que eran ellos los que podían subir las escalinatas de la iglesia, y que los bucios se quedaban en la parte de abajo, ya digo que esta persona, quería llegar a su Virgen, (entre otras cosas, para agradecerle que estaba vivo) que todos los años lo hace, unas veces te quedas cerca (muy pocas) y otras (la gran mayoría) bastante lejos. Pues no lo dejaron, el suplicaba que lo dejaran pasar, se puso muy nervioso y los tres mayordomos que allí estaban, hicieron caso omiso.
Conseguí hablar con uno de ellos, persona a la que he apreciado siempre, y le dije que se estaban equivocando, que no era justo, que cada uno tiene sus motivos y que hay que entender que la Virgen es de todos. También le dije, que no grabé en aquel momento la conversación por el respeto que le tenía, de haberlo hecho, hoy los que están leyéndome, entenderían de lo que hablo, es más, le puse una comparación. “parecían perros de presa, cuando se les da manga”.
Este señor, quedó fuera, desconsolado y llorando, pero no solo él, todos los que vimos semejante actuación, nos quedamos de la misma forma.
No había pasado cinco minutos, cuando un chico con un bucio, pasó la valla, y desde allí tocaba, no hacía nada más, había sitio, ya que muchos tambores no pasaron y tocaban desde abajo. Recuerdo verlo mirando a la Virgen y tocando, cuando un agente de la autoridad, desde la calle, le gritaba para que saliera, él se negó. Volvió a gritarle y él seguía tocando su caracola, el agente muy nervioso, destrabó la valla, cosa que le costó, supongo que por los nervios, de ver a alguien que no le hacía caso y llegó hasta él, lo agarró del brazo y lo empujó, el chico seguía negándose, entonces pasaron más agentes y entre todos lo sacaron de allí, podían haber siete u ocho guardias, cierto es que no los conté, la gente estaba asombrada, les gritaban a los policías pero ellos a lo suyo, a sacar a aquel “delincuente” que se le había ocurrido tocar el bucio, en el lugar donde estaban los tambores. Sé que algunos, grabaron con sus móviles lo que allí pasaba, no sé  si han hecho algo con esa grabación, si la han borrado, si tienen miedo a publicarlo, o si han hecho buen uso y se lo han enseñado a quién corresponde. El caso es que a este chico que cumplía con su promesa, lo echaron y de muy malas maneras.
Eso sí, la banda de música tenía su lugar al ladito de la Virgen, los peregrinos que llegan cansados, agotados, pero ilusionados no, pero ellos sí. Otra sorpresa es cuando conseguimos entrar a la iglesia, allí sonaban los tambores y los bucios. Y de buenas a primera empiezan a mandarnos a callar, porque un grupo de jóvenes así anunció el cura, iba a cantarle una canción a la Virgen, y se hizo el silencio. ¡¡¡Oh Dios Mío!!! Una letra, preciosa, emotiva se escuchaba, a estos chicos se les dejó pasar y tener su sitio delante mismo de Nuestra Señora y como si de un concurso de murgas se tratara, hicieron su actuación. Y digo concurso de murgas, porque efectivamente quien estaba actuando era una murga. ¿¿¿Una murga en la iglesia??? Señores Mayordomos, creo que han perdido el norte.

Quiero dejar muy claro, que no tengo nada en contra de la murga, que lo hicieron muy bien, pero simplemente que no es el sitio. Entiendo que las murgas son para carnavales, que tienen su lugar desde mediados de enero hasta casi marzo, para ellas. Dicha murga, había actuado el viernes en el teatro, lugar digno para ella, junto a solistas y verseadores de lujo. Pero, ¿¿¿en la iglesia???

En dicho espectáculo, “Coplas a Las Marías”, se pagaba la entrada, cierto que a seis euros, pero algo que se supone que es para el pueblo, y que en los momentos que vivimos, de crisis, podría haberse hecho allí mismo sin cobrar, o en la plaza Grande, para alegrar a todo el mundo y no, a unos pocos privilegiados que son los que tienen dinero y pueden pagar dicha entrada.

Otro señor, me contaba que lleva veinte años y no es una cifra hecha a la ligera, porque hizo las cuentas delante de mí, diciendo… mi hija tiene 22 y yo llevo con esta promesa, 20 años. Bajar la rama y después de que la gente empiece a salir de la iglesia, dejar mi sombrero y darle un beso al manto, pues hasta eso, este año se lo quisieron impedir, y palabras textuales de alguien a este señor, fueron: “es que, si te dejo en qué vamos a convertir esto”

Que a alguien, que siempre participa con Las Marías, le hayan regalado algo para la virgen, como una simple calabaza y le dijeran, “llévasela a la virgen” y decirle que no, porque esto no es una romería ofrenda, a ustedes que más les da, recogerla y entregarla a la iglesia, a cáritas o a una familia que no tenga recursos, ¿tan difícil es?

Si hablamos de tradición, me podrían decir, ¿de dónde han sacado el baile de la Virgen? Queda muy emotivo ver, cuando llegamos a los pies de Nuestra Señora, que nos recibe moviéndose a un lado y a otro, como si la estuvieran meciendo, pero y eso por qué, qué razón tiene, se hizo el año pasado y ha vuelto a hacerse este año, para que me entiendan, es como si en el transcurso de la rama, pidiéramos "agua, agüita, la rama está sequita”, no señores, eso no nos pertenece.

Si recuerdan como empecé este texto, les diré que tampoco se puede pasar por delante de la Virgen con gafas de sol, te dicen: o te las quitas o no pasas. Pues deberían echar un vistazo a todas las fotos que existen del día de la romería para que vean, que unos sí y otros no, el mismo que dice que no puedes pasar, este año las llevaba puestas, claro que dirá que las necesita, y no voy a ser yo la que diga que no es así, pero han pensado que a lo mejor, las demás personas que van también las necesitan. También me gustaría que se fijen en la vestimenta completa, se llegó a decir en programas de radio y televisión, que tampoco cuesta tanto dinero vestir bien, para pasar por delante de la virgen. Eso es, ¿para todos o solo para algunos? Existen fotos de personas, con zapatos que nada tienen que ver con lo tradicional, cantándole a la Virgen y con los Mayordomos detrás.

Señores Mayordomos, ¿ustedes no creen, que deberían replantearse el origen de la Fiesta de Las Marías? Doscientos tres años del voto hecho en Vergara, presumiendo siempre de la pureza de las fiestas, de la promesa hecha por los campesinos, a Nuestra Virgen de Guía, que con ramas y caracolas intentaban espantar al cigarrón.

Con el dolor de mi alma, les digo que piensen que la gran protagonista de toda esta historia, es LA VIRGEN DE GUÍA, LA VIRGEN DE LAS MARÍAS, y que si a ella le preguntaran, estoy completamente segura, que no le importaría como fuesen a verla, con tal de que fueran, pero que entiendo que hay que establecer unos parámetros, unas normas, si queremos conservar la tradición, claro que sin menospreciar el fervor, la convicción, los ruegos, las promesas hechas por toda persona que se acerque ese día a nuestra Señora y sobre todo, el agradecimiento.

También diré que me parece encomiable su labor, la de los Mayordomos, pero que se dediquen a eso, a lo que han hecho siempre, a mantener y conservar la tradición no a inventar.

¿Mantenemos tradición o creamos espectáculo?

Mi  gratitud a todas esas personas, que de forma anónima, sin un nombre que las avale, año tras año, están ahí, cumpliendo con la promesa y que aún estando cansadas de ver tantas injusticias, me pidieron, que no fuera dura al escribir, porque se trataba de nuestra Fiesta de Las Marías.

Habrán podido comprobar, que no he nombrado a nadie, pero que sí doy la cara y digo lo que he visto, si quieren hacer algún comentario al respecto bienvenido sea, pero eso sí, con nombres y apellidos como lo he hecho yo, dando la cara y con respeto.

La Fiesta de Las Marías, es un sentimiento.

¡¡¡QUÉ VIVA LA VIRGEN DE LAS MARÍAS!!!

LYDIA DÍAZ PÉREZ


sábado, 20 de septiembre de 2014

* SEPTIEMBRE INTENSO Y FESTIVO

Septiembre, grande y festivo. Intenso. Este año, además, hasta la señora luna, espléndida y tentadora, generosa, parecía querer sumarse a los actos. Ha sido una luna que, al decir de los entendidos, no volveremos a ver tan majestuosa hasta el 2.028.

Septiembre repito, grandioso. La romería y la festividad de Nuestra Señora del Pino, (Teror, Gran Canaria), Nuestra Señora del Socorro,  (Güimar, Tenerife), Verbena del Diablo o lucha entre el bien y el mal, en honor a la Virgen de Candelaria, (Tijarafe, La Palma) la populosa y tradicional “Fiesta el Charco”, en honor a San Nicolás de Tolentino, (La Aldea, Gran Canaria) Nuestra Señora de los Dolores o Virgen de los Volcanes,  (Tinajo, Lanzarote) Nuestra Señora de la Peña,  (Vega del Río Palmas, Fuerteventura) la fiestas de la Virgen de los Reyes (La Dehesa, Hierro) hasta desembocar en una de las más pura: La fiestas de las  Marías, en Guía.

La Virgen de Guía, se celebra la última semana del verano. Concretamente, el tercer domingo de septiembre. En esta fecha, se conmemora la milagrosa mediación de Nuestra Señora que allá en 1.811, cuando estas tierras de medianías estaban a merced de la “fiebre amarilla” dejando el triste balance de 267 víctimas, los municipios de Guía, Gáldar y Moya, se vieron sacudidas por otra nueva plaga: El cigarrón Berberisco.  Diezmada la población y sin medios para combatir a los voraces insectos los naturales de Piedra de Molino, del Junquillo, Verdejo, Caideros de San José, Palmitales, Calabozo, Barranco del Pinar, Saucillo, Lucena. Impotentes, hundidos en la miseria, suplicaron a la sagrada imagen que obrara el milagro y pusiera fin a este nuevo mal que arruinaba sus cosechas…. Y se obró el milagro. La Virgen, puso su mano y desde el fondo del barranco una nube, cargadita de muchísima agua, anegó los campos, exterminando a la langosta.

El pueblo, agradecido, allí mismo, en la Montaña de Vergara, ofrecieron, en nombre de los presentes y de sus descendientes, realizar una ofrenda y colmar a la Virgen con los frutos que brindan estas generosas tierras de medianías.


Hoy, sábado, a las cinco de la tarde, desde la Montaña de Vergara partirán miles de oferentes que con ramas engalanadas o aromáticos eucaliptus, con alegría, acompañados de numerosos tambores y bucios, se encaminan hasta la iglesia de Santa María de Guía, para cumplir con lo prometido.

Y el domingo, misa canaria, procesión acompañada de caracolas, bucios o bocinas y dará comienzo la romería ofrenda.


Si usted no es esta zona del noroeste o desconoce su desarrollo, debo poner en conocimiento que para acudir a los festejos de este domingo, es conveniente que acuda con vestimenta tradicional. De no hacerlo así no le extrañe que los mayordomos, custodios de la conservación y pureza de estas fiestas, no le permitan situarse en lugares idóneos para disfrutar de la ofrenda.

Respetemos nuestras fiestas.

ALFREDO AYALA OJEDA 


* 25 ANIVERSARIO A. F. ROCA CANARIA


viernes, 19 de septiembre de 2014

* FIESTA DE LAS MARÍAS: AUTENTICIDAD

Cambian los viejos modos acomodándose a los nuevos tiempos… Quizás por eso, duele ver como formas de vida, fiestas, costumbres y tradiciones languidecen o van desapareciendo.

Afortunadamente, defensores de lo propio, de lo auténtico, de lo que nos distingue, supieron en el momento justo, proteger la tradición dando un paso al frente. Así, pasó con la “Danza de los Enanos”, cuando desde otros puntos de las islas quisieron calcarla. El palmero, elevó la voz y todos sin excepción lograron el objetivo: “Quien quiera ver la danza de los enanos sabe que su localización y escenario está en la isla de La Palma dentro del programa de las fiestas de la Bajada de la Virgen que se celebran cada cinco años.

También el pueblo herreno movió ficha. Los bailarines del Hierro, hasta no hace mucho eran invitados de lujo en distintos programas festeros. Ellos, acompañados por pitos, chácaras, tambores, abrían las fiestas en distintas partes de nuestro archipiélago. Era, una actuación plena de fervor que todos esperábamos. También en programas televisivos, mostraban sus danzas.  Al poco, hicieron un cambio: solo se danza en presencia de vírgenes y santos. Y ahora, recientemente, con cordura, tienen el firme propósito de ejecutar sus bailes solo en su isla.

Otras veces, entristecido, he sido testigo de distintos muestreos culturales etnográficos/folclóricos, donde como si de un batiburrillo se tratara, invitan en un mismo escenario a compartir espacio a “Los Carneros de Tigaday”, “Los indianos”, “Los Diabletes de Teguise”, haciéndoles un flaco favor porque al sacarlas del su contexto quedan empobrecidas.

Pero hay cosas que jamás cambian. Que se mantienen inalterables con el paso de los años. Resistiendo, casi manteniendo un desafío con las modernidades… Tal es el caso del “Voto de Vergara”, en el municipio de Santa María de Guía, en el Noroeste de Gran Canaria, que se celebra el tercer fin de semana de septiembre. Una promesa heredada, transmitida de generación en generación y sostenida en el tiempo. Un tiempo que empezó a contar cuando la fiebre amarilla diezmaba la población. Al tiempo, los míseros campos de medianía se vieron arrasados por otra plaga: “El cigarrón berberisco”… Corría el fatídico año de 1.811. Desde entonces, ha transcurrido más de 200 años y aquella promesa votiva realizada a la Virgen de Guía, continúa transmitiéndose de padres a hijos.

En casa, en la intimidad, desde que pasan las fiestas de nuestra Señora del Pino, se hacen todos los preparativos… Se repasan las vestimentas tradicionales, se endulza la boca del bucio, se requintan tambores y entre todos se acuerda “el qué llevar” para mantener el cuerpito de los grandes y pequeños de la familia, así como a cuantos pasan a saludarnos.

Hoy, todo está dispuesto. Preparados para vivir, en familia, una de las fiestas mejor conservadas de Canarias: “La Fiesta de las Marías”. Una fiesta que sostienen en peso los Mayordomos, figura imprescindible para su conservación y pureza.


La cita, el próximo sábado en la Montaña de Vergara, a las cinco de la tarde. Numerosas son las guaguas que hacen el recorrido para trasladar desde distintos puntos a los numerosos hijos del municipio y visitantes. Después, a la hora en punto, con una rama en la mano, algunas adornadas con los sabrosos frutos de estas tierras de medianías, al son de tambores, emprenden el camino, (unos seis kilómetros aproximadamente),  al encuentro con la Virgen. 

El domingo,  el día grande, con el paseo de las carretas y bestias que van a participar en la ofrenda, la romería y la procesión. Numerosas parrandas de la isla y otras venidas desde apartados lugares, se dan cita en la fachada de la iglesia. Impresiona, la salida de la Virgen a la puerta de su hogar, que es recibida por un desgarrador sonido de tambores y el zumbido de centenares de bucios…

Sin duda unas fiestas de altísimo valor etnográfico, que se mantiene en el tiempo… Las Marías, no es una fiesta cualquiera. Es, algo así como un encuentro con nuestros seres queridos. Un encuentro, con el recuerdo de los propios del lugar, que en 1.811 lucharon por defender sus campos, familias y animales. Por eso, cuando descendemos de Vergara, con un mato de eucaliptus, poleo o pino; con un ramo adornado con los más bellos frutos, nos reafirmamos en la veneración de un pueblo por su virgen… y cumplimos con la promesa realizada por nuestros antepasados.

ALFREDO AYALA OJEDA

jueves, 18 de septiembre de 2014

* ‘TENDERETE’ DESDE LA VEGA DE SAN MATEO

Este  domingo, a las 18.30 horas en La 1 de TVE, con la parranda ‘Beletén’ y ‘Parranderos y punto’.

La Vega de San Mateo, en las medianías de la isla Gran Canaria, acogió la celebración de una nueva edición de ‘Tenderete’ que se emite este domingo 21 de septiembre,  a las 18.30 horas en La 1 de TVE. En esta ocasión  participan la parranda ‘Beletén’, de la isla de Gran Canaria, y el grupo ‘Parranderos y punto’, de la isla de Tenerife.



La parranda ‘Beletén’, dirigida por Arístides Sosa, ofrece canciones como el ¡Ay Teror, qué lindo estás!, El culpable, El camino de la noche, Al paso, Ariel o Veneración.

Por su parte, ‘Parranderos y punto’, bajo la dirección de Eusebio Cabrera, interpreta piezas como Dame un beso amor, Malagueñas del emigrante, Folías, Venezuela, Se paró la moto o Isa parrandera.


El programa también cuenta con la participación del cuerpo de baile de la ‘Escuela de folclore de Santa Brígida’, de la isla de Gran Canaria.


‘Tenderete’, dirigido por Cipriano Carmelo Almeida y presentado por Raúl Arencibia, mantiene su compromiso de estar presente en los diversos pueblos de Canarias  y seguir divulgando la riqueza que posee la cultura popular canaria.

CIPRIANO CARMELO ALMEIDA

viernes, 12 de septiembre de 2014

* COMIENZA LA NUEVA TEMPORADA DE "TENDERETE" DESDE TEROR

El programa se emite este  domingo, a las 16.30 h, en La 1 de TVE, con las agrupaciones ‘Sabinosa’, ‘Princesa Dácil’, ‘Taros’,  y la parranda ‘Guanarteme’.

La plaza de Nuestra Señora del Pino, en el municipio grancanario de Teror, acoge el inicio de la nueva temporada de ‘Tenderete’ con motivo de las fiestas de la Virgen del Pino, patrona de la Diócesis de Canarias y patrona de Gran Canaria. El programa cuenta con la participación de las agrupaciones ‘Sabinosa’, de El Hierro; ‘Princesa Dácil’, de Tenerife; ‘Taros’, de El Hierro;  y la parranda ‘Guanarteme’, de Gran Canaria.


‘Sabinosa’ ofrece canciones piezas como Toques a la Virgen, Berlina herreña, El baile del vivo y Tango herreño.


‘Princesa Dácil’, interpretan piezas como Tango de la Florida, Berlina de san Andrés, Tanaganillo, Santo Domingo y Tajaraste y Folías.

Por su parte, la parranda ‘Guanarteme’ muestra canciones como Isas parranderas, Folías, Malagueñas, Seguidillas y Polkas. La parranda está acompañada por el cuerpo de baile ‘Herencias’, de la isla de Gran Canaria.


Y la agrupación ‘Taros’, con el cuerpo de baile ‘Bentaica’,  ofrece Mazurca de El Hierro, Ay, mi dulce Garoé y Folías herreñas.



‘Tenderete’, bajo la dirección de Cipriano Carmelo Almeida y presentado por Raúl Arencibia, celebra estos días cuarenta y tres años de historia. Televisión Española continúa apostando  por divulgar la riqueza de la música popular con la participación de las distintas agrupaciones, parrandas, cantadores y bailadores de Canarias.

CIPRIANO CARMELO ALMEIDA

miércoles, 10 de septiembre de 2014

* EL HISTÓRICO DESAFÍO ENTRE ORLANDO SÁNCHEZ Y ABEL CÁRDENES

Abel Cárdenes “Pollo de Vegueta”, era el hombre a batir. Nadie, en el terrero, le tosía. Era el campeón de moda. El fenómeno que brillaba en el firmamento luchístico. Darle una lucha a Cárdenes, era posible; ganarle un desafío, un sueño… Su estampa, imponía… 1.92 de estatura, ciento y muchos kilos, su cambio a la izquierda y siempre a punto, afinadito como un requinto…

En su época de máximo esplendor, el panorama de excelentes luchadores era amplio: Matoso, Leoncio de la Rosa “Carampín, “El Palmero”, “Pollo de la Plaza”, Maguez, Heraclio Niz “Pollo de Arrecife”,  Hermenegildo Ramírez, “Cubanito”, Manolín", “Pollo de Las Mercedes”, Orlando Sánchez, Tino Dieppa y otros muchos… El genial Carampín, lo trajo en sus primeros momentos, por la calle de la amargura. Carampín, astuto,  valiente y buen luchador, fue el primero, que yo sepa, que luchó a lo zurdo. Su cambio a la izquierda, además de sembrar el pánico en los terreros dándole sonados triunfos… Cárdenes, se empezaba a enseñorear por los terreros pero cuando le salía al encuentro Carampín, se le hacía un nudo en la garganta…  Pero Abel Cárdenes, con voluntad inquebrantable, se preparó a conciencia… Estudió la contra y desde entonces, Carampín recibió los “talegazos” con su propia medicina…

La lucha, en los tiempos a los que me refiero, atravesaba una época de esplendor. Atrás quedaban aquellos repetidos choque de Rumbo- Adargoma o Adargoma y Rumbo que popularmente se conocían como “Arroz y papas” o “Papas y arroz”... En el horizonte, comenzaba a  brillar un equipazo: “El Vencedor”. El equipo “rojillo”, era casi una selección. Contaba en sus filas con Alfredo Martín “El Palmero”, “Pollo de los Reyes”, “Pollo de San Nicolás”, Tino Dieppa, Orlando Sánchez, Coruña, Feluco, “Pollo de la Hoyeta”, Quintana… 

El espigado Tino Dieppa, estaba de moda. Tenía una estampa de envidia. Ateado, fuerte y buen  luchador, atravesaba un momento dulce. Sin embargo, le faltaba pasar la reválida: Medirse con el Coloso Cárdenes, en desafío... Y una tarde, en el viejo Campo España, anunciado a bombo y platillo, con una afición dividida, se midieron en el terrero. Aquella tarde, nadie faltó a la cita. Desde distintos puntos de la isla llegaban aficionados, endomingados para la ocasión… Todos, sin excepción, querían ser testigos del acontecimiento…

Echando la vista atrás, cierto es que con anterioridad Tino Dieppa, le había amargado la tarde a Cárdenes. Pero esto era distinto. El desafío, a cinco luchas, marcaba la hora de la verdad… Cuando los luchadores saltaron al terrero el silencio se acentuó y todos sentimos el cosquilleo de la emoción…Una emoción que se fue desvaneciendo cuando Cárdenes, el coloso, daba en tierra una y otra vez a su adversario…

Era lo que estilaba. Los desafíos, centraban y movilizaban a los aficionados… Se vivían con intensidad, con auténtica pasión, en las tertulias y corrillos del mundillo luchístico. La voz, corrió como reguero pólvora porque en la Plaza de Vegueta, en víspera del desafío Orlando Sánchez “El Estudiante” y el coloso Abel Cárdenes, el Pollo de Nicolás, en su carnicería, mientras atendía a su clientela, comentaba con el Pollo de la Plaza y el Pollo de los Reyes, que jamás había visto tan ilusionado y convencido del triunfo a Orlando. Lleva tiempo, en los entrenos preparando para neutralizar el cambio a la izquierda de Cárdenes y saldrá al terrero, dispuesto a vencer. Entre los clientes, un viejito, incrédulo, socarrón, incondicional de Cárdenes, soltó a modo de réplica, aquellas lapidarias frases: “Lo que está en la mar, es pesca; lo que está en el sartén, pescao”…  y remató:  Primero hay que freír el pescao para saber el aceite que queda”…

A favor o en contra; incondicionales de uno y otro luchador, en acaloradas tertulias El ambiente, crecía por momentos… La expectación era inmensa… El público, desde temprana hora, se agolpaban esperando que abrieran las puertas para buscar acomodo. Muchos, se subieron al muro del paseo de Lugo para ver de “balde”, la luchada… Otros, más listillos, acudían con su galgo para no pagar entrada…

Envidiable el aspecto del viejo e histórico Campo España. Las sillas, agotadas y el graderío de cemento, se hizo corto para albergar a tanto público…

Llegada la hora, los equipos saltaron al terrero en medio de una atronadora ovación…

A las cuatro y veinte de la tarde, Orlando se plantó en el terrero… Cárdenes, salió a su encuentro. Ambos, se fundieron en noble abrazo. Sabían lo que se jugaban.  En los primeros compases Cárdenes, sacó el brazo por fuera para cambiar la posición. Orlando, lo llamó de brazos y emburró, pero el Coloso, resistió… Cárdenes, contraataca, pero Orlando, astuto, por cadera rastrera, da en tierra con Cárdenes… Era, la locura. El público, hurgaba en sus bolsillos, buscando alguna moneda para premiar la hazaña… 

En la siguiente agarrada, Orlando lucha agachadito… Cárdenes, busca el cambio a lo zurdo. En el forcejeo ambos se enderezan, momento en que Cárdenes inmoviliza a Orlando, para derribarlo, con un cango de izquierda… 

Con empate a luchas, ambos se plantan en el centro del terrero. En el inicio de la brega, forcejean para lograr ventaja. Orlando, tiene la lección aprendida… Cardenes, buscando su posición se endereza y Orlando aprovecha para ejecutar un toque pa´ tras y dar en tierra con Cárdenes. Orlando, sale decidido… Dispuesto a sentenciar. Insiste una y otra vez para desequilibrar a su adversario. Cárdenes, se mantiene firme. Intenta, quitarle la movilidad a Orlando hasta lograr amarrarlo bien. Orlando, pierde su posición, se endereza quedando en desventaja y Cárdenes, por cogida de muslo da en la arena con Orlando…

Ni que decir tiene, que con este empate a dos luchas y lo incierto del resultado, la emoción crece y se desata la pasión. Todos, sin excepción, somos testigos ocasionales de un desafío histórico… Entre dos grandes luchadores que, sobre el terrero de la verdad, con nobleza, se emplean a fondo  para ser aclamado como el “as” de moda…

Y con la emoción contenida, ambos se abrazan. Es la agarrada del “todo o nada”…  “El tú o yo”… Es lucha, la decisiva… Y lo que son las cosas. Esta última agarrada que se esperaba disputada hasta la extenuación, Orlando, listo, rápido, atacó a “voz de ya”, por cogida de muslo y dio en tierra con un sorprendido Abel Cárdenes que sentado en la arena no daba crédito a lo sucedido…

El público, estalló de satisfacción. Corrieron hasta el terrero para abrazar al héroe de la tarde y pasearlo a hombros, como los toreros… Orlando, noblote, se hizo camino entre la entusiasmada afición y fue en busca de Cárdenes para consolarlo…

Fue una tarde de lucha, irrepetible. De esas que hacen afición… De esas tardes, como diría el amigo Pitti, en que ganó la Lucha Canaria.

ALFREDO AYALA OJEDA

viernes, 5 de septiembre de 2014

* “LA BARRIDA” DE ORLANDO SÁNCHEZ “EL ESTUDIANTE”

Hace unos días, una lectora solicitaba de este blog que dirige Lydia Díaz, información referida a uno de los hombres grandes de nuestro vernáculo deporte: Orlando Sánchez “El Estudiante”.

Y como la Lucha Canaria es un deporte que me puede, pues me puse manos a la obra rebuscando en mis archivos para condensar la dilatada historia de este genial luchador que militó en distintos equipos: “Adargoma”,” Rumbo”,” Unión Telde” y, sobre todo en el equipo rojillo “Vencedor”, un club que tenía su laboratorio en la subida al Risco de San Nicolás. Muchas veces, por la tardecita,  acudí a presenciar los blandeos de aquellos notables luchadores de la época: Alfredo Martín “El Palmero Olímpico”, Pollo de San Nicolás, Tino Diepa, Pollo de los Reyes, Pollo de la Hoyeta, Feluco y Orlando Sánchez, entre otros. 

Campeaba en los terreros, en la época a la que refiero, el “Coloso” Abel Cárdenes, todo un campeonísimo que llegó tarde a la práctica de la Lucha. Recuerdo que me contaba Cárdenes, en su domicilio en la calle de Los Reyes, que comenzó en la lucha cuando tenía 28 años.  Fue tal la influencia de Cárdenes en los terreros que a los equipos en que militó siempre quedaron campeones. Cárdenes, tenía tendencia a engordar. Sus entrenos, eran larguísimos. Llegaba antes que nadie a la cancha. Allí, durante más de dos horas, hacía piernas jugando al baloncesto. Picando incansable, el balón en el suelo… Y después a entrenar lucha. Su  permanencia en los terreros fue larguísima. También, sus barridas, desafíos, títulos… Se proclamó campeón en aquel encuentro disputado en Gáldar, en la calle larga, frente a Alfredo Martín “El Palmero”…

Cárdenes, luchó contra lo mejor y los venció.   Todos, cuando Cárdenes se plantaba en el terrero, sabían el resultado final de la lucha. Pero todos acudíamos a la cita para ver quién era capaz de dar con el “coloso” en tierra… Y allí estaba Orlando, “El Estudiante” que se le atragantó al campeonísimo, tal como relata esta crónica extraída del libro que publiqué sobre “La Lucha Canaria”, como homenaje a mi padre, Antonio Ayala. Léanla y disfruten de una gesta que permanece viva en el recuerdo de cuantos tuvimos el privilegio de ser testigos…


“LA GRAN FAENA DE ORLANDO EN ARUCAS”

Ayer, por la mañana, en Arucas, se celebró una luchada que mantuvo tenso el interés de los aficionados que la presenciaron. Una jornada imborrable, que desbordó los ánimos, hasta el extremo de ser paseado en hombros el héroe de la jornada, Orlando Sánchez que venció a nueve contrarios, logrando la victoria para su bando, cuando ya parecía imposible que pudiera remontarse el tanteo de 11-3.
Las tres únicas victorias del “Vencedor” habían sido por obra de José Ruano venciendo a Antonio Rodríguez y “El Palmero” que luchando como él sabe y puede, cuando  quiere,  eliminó a “Guajiro”, con luchas de arte y a “Sucurucu” de igual forma; “Ajódar” había tenido sus baluartes en Pedro Ramírez, “Lalo” Tacoronte, Pancho Molina – ése venció a Borito-  y Cárdenes, venciendo a “Palmero” y dos “pollillos” más. En ese momento salió Orlando al terrero – aunque no estaba en lista- y comenzó por eliminar a Pancho Molina, después a “Cubanito”, José Díaz, Calixto Miranda y “Pollo del Risco”. Cinco en total. Fue entonces cuando salió Abel Cárdenes – con el resultado 11-8 a favor del “Ajódar” – dispuesto a quitar a Orlando de en medio y asegurar la victoria para su equipo. Pero Orlando Sánchez estaba en vena de aciertos porque arte y poder no le falta, y con esa rabia singular, bien aprovechadito, trabó una potente burra que apalancó, sin pararse un momento, para atrás, defendiéndose Cárdenes  hasta lo indecible, pero sin poder evitar la caída. Fue una lucha que abrió las válvulas del entusiasmo popular, lanzándose los espectadores al terrero para abrazar a Orlando y premiarle con pesetas. En la siguiente “pegada”,  con un ambiente cargado de emoción, Orlando aprovechó el momento del cambio de Cárdenes para meterse dentro, por la izquierda, intentando la cogida de muslo, pero Cárdenes haciendo alarde de unas facultades inigualables, le sacó muy bien por caderas, logrando la igualada. Lucha a lucha ambos, vuelven a pegar. Orlando muestra el agotamiento propio del esfuerzo, pero no pierde su ánimo y vuelve a emburrar, en esfuerzo supremo, resistiendo Cárdenes los reflechones hasta que finalmente el “coloso” quedó vencido. La victoria de Orlando fue acogida con una explosión de entusiasmo, entusiasmo que se desbordó al final cuando Orlando siguiendo su espectacular “barrida” dio en tierra con “Lalo” Tacoronte, Domingo Rodríguez y Pedro Ramírez, pues el héroe de la jornada fue sacado a hombros por sus admiradores.
La luchada en líneas generales resultó muy emocionante.
Aquella mañana en el Estadio de Cardona, Orlando no estaba para luchar y ocupaba una localidad de silla, vestido de paisano, junto a Manuel Marrero. De pronto, viendo a su equipo vencido, se puso la ropa de brega, relevó a un compañero y realizó la última gesta heroica de la lucha canaria.

ALFREDO AYALA OJEDA

miércoles, 3 de septiembre de 2014

* LA RAMA DE BARRIAL

Con un calor de justicia, cómodamente vestido y con la cantimplora al costado acudí a la “Rama” de Barrial, en compañía de Lydia Díaz, mi mujer. Ella, con su móvil dispuesto para capturar algunas estampas y sonidos… Llegamos tempranito. Queríamos vivir como el festejo iba creciendo…. Saludamos a numerosos amigos y algún estudioso que buscaba datos para encontrarle sentido a “La Rama” de Barrial.


Durante algunos años he asistido, le comentaba a Lydia, a distintas “Ramas”, en el archipiélago… He recogido distintos y valiosos testimonios de los lugareños en La Aldea, en Montaña Vergara (Guía), en San Pedro (Valle de Agaete) o la más multitudinaria: “La Rama de Agaete”… También otras enramadas… Navegando por mis recuerdos, encaminamos nuestros pasos hasta el punto de partida de la “Rama de Barrial”, en el municipio de Gáldar…


Allí, durante unos minutos paramos en las inmediaciones de la Residencia de ancianos Genoveva. Numerosos viejitos, a la sombrita, esperaban el comienzo del festejo… Recordaba la estancia en el centro de un personaje ilustre de nuestro folclore: Juan Quintana “El Claca”, un cantador de leyenda… “Aquí estuvo “El Claca”, me sopló Lydia. Le dije: sí. En cierta ocasión, cuando declinó mi invitación -por motivos de salud- para actuar en La Bodega de Julián, envié a mi amigo Sergio Correa que estaba pasando una temporada en Agaete. Sergio fue a verlo. El Claca, atravesaba unos momentos delicados y no podía desplazarse a Tenerife a una de las grabaciones… Pensé por un momento, con la colaboración del amigo Sergio Correa, enviar algunos tocadores como Juanito Valerón, Juan Santana y Antonio Coll para intentar arrancarle algunas coplas… Pero una cosa es el deseo y otra la realidad… Sin embargo, andando el tiempo, frente al Casino de Gáldar, lo pude grabar… En la grabación, nos cantó aquella copla:
"Ya me estoy poniendo viejo
ya se me acaba el vivir
ya se me arruga el pellejo
y me meo sin sentir…"
Pero eso son recuerdos. Entrañables, sí. Pero recuerdos que permiten mantener viva la historia de todo un cantador de leyenda…


En esa afanosa búsqueda de información, hicimos corro con un grupito de gente de mediana edad que en numerosas ocasiones bailaron la “Rama de Barrial”… “La fiesta, ha cambiado mucho. Muchísimo. Antes, ayer mismo, también se bailaban “papagüevos”, pero las copas son el demonio y después de danzar quedaban al pairo, abandonados… Por eso ya no salen los tradicionales papagüevos. Hoy sí podemos decir que la “Rama de Barrial”, es la más joven de todas. “La pollería”, acude desde temprana hora a la cita para bailarla… Es un recorrido largo. Tiene sobre cuatro horas de duración y serpentea, alegre y desenfadada por casi todas las calles del barrio. 

Desde que suena el volador, a las 6 de la tarde, la pasión se desata. Dos bandas, animosas, “Gran Canaria” y “Ajódar”, se dividen el recorrido interpretando nuevos y viejos temas. En este primer sábado el atuendo de los asistentes es amarillo. Sin embargo, el sábado siguiente, con otro recorrido, los danzantes lucen vestimenta de color blanco. La comisión de fiestas, en lugares estratégicos, deposita las ramas y los participantes la recogen y no la sueltan hasta que no termina el jolgorio. A su paso, desde azoteas, con baldes repletos de agua, mangueras, rocían a la numerosa concurrencia… En verdad, el remojón se agradece.

El próximo sábado, de vuelta a la “Retreta de Barrial”, a pasarlo bien. 

ALFREDO AYALA OJEDA