Seguidores

martes, 26 de noviembre de 2013

* DÉCIMA DEL TAXISTA







Cada gota derramada
por la violencia machista
me convierte en un fascista
si mi voz no dice nada.
Si la mantengo cerrada
que me traten de cobarde.
Yo no quiero que se guarde
ese daño por temor,
para acabar el dolor
nunca es demasiado tarde

Mantener por apariencia
en silencio algún maltrato
es hacer que el hombre ingrato
parezca tener decencia.
Es lograr que la violencia
cumpla con su cometido.
Estoy más que convencido 
que el hombre maltratador
no sabe lo que es amor
y debe ser detenido.

Yo respeto a la mujer
porque aunque uno no lo quiera
es la mejor compañera
que podemos conocer.
Nos ayudan a crecer
y a vivir con ilusión.
Mantengo esa convicción 
con sentimiento profundo 
porque una me trajo al mundo
y otra esta en mi corazón.

EXPEDITO SUÁREZ SUÁREZ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario