Seguidores

miércoles, 29 de mayo de 2013

* JOSÉ VÉLEZ, MAGEC DE HONOR 2013

José Vélez, es un niño bueno. Nació en 1951 y compartió hogar y se hizo grande, junto a sus nueve hermanos. Cuenta, en su biografía, que no era del agrado de su madre que Joselillo Velázquez, cantara. Pero su padre siempre mantuvo que el niño hiciera lo que el alma le pedía…

Pero él estaba decidido. Con solo siete añitos, se subía a los escenarios interpretando canciones del momento que el público aplaudía a rabiar. 

A finales de los 50, - eran tiempos de numerosas galas en cines, teatros y emisoras de radio-, voces frescas y veteranas; afamados timplistas y humoristas  subían a los distintos escenarios: Teatro Hermanos Millares, cine Scala, El Goya, Avellaneda, Cine Viejo, para hacer las delicias del público asistente... Tiempos en que sonaban aquellos legendarios locutores: José María Ayaso, Miguel Magrans, Jorge Alemán, Marisa Naranjo y las emisoras de Radio Las Palmas y Radio Atlántico, transmitían aquellos encuentros musicales.

Cierto día, Joselillo Velázquez, se presentó a un concurso, en el recinto del Frontón, situado en la calle León y Castillo, frente mismo al Banco de España. El Frontón, era lugar de encuentro. Allí, se hacia las exhibiciones de Lucha Libre, combates de boxeo, riñas de Gallos, exhibición de Gimnasia… Pues en el Frontón, -aquél espigado y moreno chiquillo que ya hacia sus pinitos con el “Trío Maravillas” y que elevaba elogiosos comentarios de cuantos lo escuchaban-, se presentó como solistas a un concurso que organizaba el productor y manager del Dúo Dinámico y Juan Manuel Serrat. Este concurso era, el festival más importante de la isla… Y nuestro Joselillo, brilló y cautivo, no sólo a su público. También al jurado que le otorgó el primer premio que consistí en un viaje a la capital del reino. José María de la Vega, organizador y manager del evento, no lo dudó un momento, citándolo para hacer una prueba… El niño, estaba situado en el trampolín de la fama. Pero su madre, por su corta edad, le impedía dar el salto definitivo… Joselillo, obediente y disciplinado entendió la negativa de su madre. Sin embargo,  continuó fiel a su devoción artística subiéndose los mejores escenarios del momento… Hotel Metropol Piscina Julio Navarro, Salón Palmeras del Hotel Santa Catalina, Papagayo, Cervecería Tropical… Estas repetidas actuaciones, le permitieron ganar experiencia…

Con doce añitos, el festival de la canción en la Isla Bonita, - era la primera vez que salió de su isla- le empezó a abrir la puerta grande y su brillante participación estuvo pareja con el éxito… Ya la televisión, en blanco y negro, estaba implantada en las islas. El premio del triunfo ascendió a 8.000 pesetas de las de antes… No sólo eso, sino que aquel Joselillo Velázquez, ya aparecía con su actual nombre: José Vélez…

Ya José Vélez, pasaba de promesa a realidad. El camino del éxito estaba expedito… Recuerdo que un viejo amigo, en medio de una conversación boxística, me decía: “para ser campeón del mundo, además de la actitud hay que tener hambre”. Eso precisamente hambre de triunfo de éxito, tenía José Vélez que se había puesto el objetivo en la grabación de un disco… Tenía el dinero para hacer una grabación y mantenerse en Madrid o Barcelona, únicos lugares donde se grababan… Fue entonces, cuando su madre, le dio el permiso y la bendición para que continuara con su carrera artística… Y casi a punto de cumplir los 17 años, partió hacia Madrid.

José Vélez llegó a Madrid, con un fleje de cartas de recomendación. Era lo que se estilaba. Para nada le sirvieron. Durante todo un lustro, con actuaciones en distintas salas y emisoras de radio fue tirando. También participó en distintos concursos y festivales, obteniendo los primeros premios… “La vida es lucha y la oportunidad llegará”, solía decir…

Un día el compositor Ricardo Caratto, le compuso dos canciones: “Es así la vida” y “No hagas que me enamore de ti”.  “Es así la vida”, no tuvo fortuna, en el festival Viña del Mar, en Chile. Posteriormente se presentó en el festival de Alcobendas y obtuvo el premio a la popularidad y curiosamente número Uno, en Chile y la cara B, número 1 en Miami… Con ese éxito, la casa discográfica me graba otros dos temas. Uno de ellos, “Con una copa de más”,  fue un rotundo éxito en España y Chile. Surgen las galas y dio el salto por primera vez a Miami y Chile…

Años más tarde, le llega el éxito mundial con el tema “Vino Griego” (1.974)… No deja de ser curioso, que este tema inicialmente no entró en la lista de los populares de la época…. Nueve meses más tarde, en una entrevista y posterior actuación, en el programa de José María Íñigo, cuando la canción desata la locura colectiva y el disco se agota en todos los puntos de venta…

José Vélez, está en la cumbre de la fama. Su trabajo, se ve recompensado. El éxito, no solo lo acompaña. También, traspasa nuestras fronteras: Europa y América y brinda nuevas grabaciones: “Romántica”, en la se incluye el tema “Canarito”. 

No podía ser de otra manera. José Velez, suena con fuerza en todos los ambientes, cuando le llega la oportunidad de estar en Eurovisión (1.978) defendiendo el tema  “Bailemos un vals”, del Dúo Dinámico. Eran momentos complicados los pasados de la dictadura a la democracia, los que le tocó vivir… José Velez, se alzó con un meritorio 8º puesto. Y lo que son las cosas, el tema se tradujo a numerosos idiomas acaparando los primeros puestos de las listas en países como Canadá (disco de Oro) en Bélgica (disco platino) y triple disco platino en España.  En ese año, José Vélez ofrece 151 conciertos…

En uno de mis viajes a Uruguay, con motivo de la actuación de Serrat, pregunté por José Vélez. Aquí me dijeron, se le estima y se le quiere… Otro tanto pasaba en Argentina, no solo se le admira: es nuestro ídolo… Su disco “Confidencias”, alcanza una cifra bi-millonaria… También Colombia, donde toda una década estuvo posicionado entre en los primeros puestos de la lista de ventas… y continúa su exitosa y brillante carrera con “Procuro olvidarte”, “Un año más”, “A cara o Cruz”, “Hoy canto por no llorar”…

Larga y dilatada es su carrera artística. Larguísima es, también, las distinciones recibidas…

Y aquel niño bueno, que sin hacer la primera comunicación confesaba ante el público su firme decisión de ser artista intérprete, continua siendo un hombre humilde, sencillo. Un hombre de la tierra, apegado a su isla. José Vélez, puede decirse que es profeta en su tierra…

Ahora, otro nuevo distingo le llega. Es el “Magec de Honor”, que el señero grupo tinerfeño, le hará entrega el próximo día 31 de mayo.

Amigo Vélez, te mereces este y muchísimos más…

¡¡ Enhorabuena!! 

Datos extraídos de su biografía.

ALFREDO AYALA OJEDA

1 comentario:

  1. Sí, por ser así, es por lo que yo creo que me ha merecido la pena escuchar su hermosa voz a través de sus canciones, voz que transmite lo bella persona que es y que es algo que encuentro digno de la mayor de las admiraciones. Mis felicitaciones al galardonado y a los que han concedido esta distinción.

    ResponderEliminar