Seguidores

martes, 24 de julio de 2012

* MENCEYES DE DAUTE, UN GRUPAZO


Hace algunos años, siendo director del programa Tenderete, viajé a la isla de Tenerife. Invitado por el Ayuntamiento de la Villa de Los Silos, para grabar el emblemático programa estrenábamos una unidad móvil. Me hacía ilusión hacer la grabación  en el ex-convento de San Sebastián… Era la primera vez que acudíamos a la Villa con “Tenderete”, que reaparecía en antena después de una ausencia de catorce larguísimos años…

Los Menceyes de Daute, no hacía mucho que había incorporado el cuerpo de baile y en Tenderete, queríamos grabar al grupo al completo, para el lucimiento no solo de los danzantes. También, para que desde cualquier parte del mundo se pudiera observar la riquísima y variada vestimenta tradicional…

Es justo reconocer que el programa quedó redondo…

Los Menceyes de Daute, nacieron en 1985. Inicialmente, era una parrandita de amigos que se reunían por navidad para cantar a “lo divino”. Y fue la visión de Wenceslao Fernández, quien tuvo la brillante idea de transformar aquellas reuniones informales en una agrupación folclórica…

Pero los hombres y mujeres pasan y las obras quedan. También queda, en el trasfondo de los Menceyes de Daute, otras valiosas contribuciones como las de Sito Mesa, la impagable labor de Blanca Soler, o del reconocido folclorista tinerfeño Antonio Díaz…

Numerosos son sus trabajos y muchísimos sus desplazamientos fuera y dentro de nuestra geografía. Por eso, solo voy a citar algunas: Festival Nacional de Jumilla, “Siete Islas”, Festival Folclórico de “Los pueblos del Mundo”, “Festival Mundial de Danzas Folclóricas en Palma de Mallorca”, entre otros.

En programas de televisión como “Tenderete”, “Taifa y Candil”, “La Bodega de Julián”. Recuerdo el viejo proyecto, que puse en práctica a finales de la última década, que muchos de sus componentes formaron aquella parranda que participó en el primer concurso de Televisión Canaria: “Parrandiando”.  Por cierto que como parranda tenían un nombre divertido: “Vengavino”. El nombre respondía por la eficaz colaboración de Gabino, al que se le pedía que los vasos estuvieran siempre llenitos del vino, de ese bendito rincón de Tenerife. Así de la fusión de “Ven” y “Gabino” quedó la parrandita con el nombre de guerra “Venga-vino” o “Ven-gabino” que tanto monta.


Antes de subir al escenario, el grupo Menceyes de Daute, nos regaló a Lydia Díaz y a mí, su último trabajo discográfico, con motivo de los XXV años de andadura. Para este acontecimiento los Menceyes contaron la colaboración de dos músicos de solvencia: Héctor González y Juan Pablo Pérez. Ardíamos en deseos de escucharlo y tuve que guardarlo celosamente, para cuando llegara a casa…

El pasado viernes, tras los afectuosos saludos, los observé detenidamente en el escenario de las grandes citas del municipio de Gáldar: La Plaza de Santiago. Venían perfectamente ataviados. El cuerpo de baile, lucía indumentaria tradicional de los pueblos y comarcas de Tenerife, campesinos en trajes de diario y festivo de finales del siglo XIX y principios del siglo XX y campesinos en trajes de diario y faena de la misma época…

Lydia Díaz y yo, hicimos la presentación del grupo que interpretaron solo un breve apunte de su amplio repertorio: Polkita de Santa Cruz, Tanganillo, Santo Domingo y Tajaraste, Folías de Tenerife, Malagueña, Seguidillas y Saltonas, para finalizar con una cadena de isas.

Fue una brillante actuación, que se vio recompensada con la ovación del numeroso público asistente.

Esta noche, en nuestra intimidad, Lydia y yo, escucharemos su último trabajo discográfico.

Enhorabuena “Menceyes”.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario