Seguidores

domingo, 10 de junio de 2012

* XI FESTIVAL MAGEC:

Magec de Honor 2012 para Alfredo Ayala.

Cuenta una ancestral leyenda que Magec, señor del sol y de la luz, sucumbió al terrorífico poder del demonio Guayota, quedando apresado en las incandescentes entrañas del Teide hasta que Achaman, dios supremo, lo liberó para que su luz iluminara por siempre, a su amado pueblo.



Y fue a partir de entonces…cuando el mito se convirtió en sentimiento. Porque esa quimérica luz heredada, pareció haber anidado en el corazón de todos los canarios de bien, como un íntimo fulgor palpitante que nos recuerda, en cada latir, la esencia misma de lo que somos, y el inalcanzable anhelo de lo que podríamos llegar a ser.

Deambular y perderse en los inciertos caminos de las sombras, apartándonos de aquella remota luz que nos autentifica como pueblo, es andar torpemente a tientas por el olvido, hasta dejar de reconocernos a nosotros mismos, y a todos aquellos que han luchado por mantener viva esa misma luz.



Nada puede resultar más triste para un pueblo que no reconocerse como tal, porque ello sólo significará que su cultura, inexorablemente se disipará en la patética trivialidad y superficialidad de este estrepitoso mundo de nuestros días, donde la memoria, el pensamiento y la reflexión no parecen tener cabida.

Y sin embargo…frente a estos temores…de vez en cuando nos sorprende un hálito de esperanza al comprobar, que pese a todo, aún pervive la gratitud para con algunos de aquellos que todavía luchan… incansablemente… por perpetuar los venerables signos que nos identifican como una entidad cultural específica.

Una de estas esperanzadoras ocasiones, es la que hoy nos trae aquí, en la que felicitamos la oportuna iniciativa de la agrupación musical Magec, que ha tenido el acierto de conceder el “Magec de Honor 2012”, al entrañable amigo Alfredo Ayala Ojeda.

Un rutilante palmarés de distinguidas figuras de nuestra cultura popular, como Ezequiel León, Celestino Hernández Mesa, Elfidio Alonso, Mary Sanchez, Totoyo Millares, Los Huaracheros, Francisco Fariña y Luis Morera, junto a prestigiosas entidades como el Centro de la Cultura Popular Canaria o la Obra Social de Caja Canarias; avalan la sólida reputación de este galardón.

Cuando hablamos del “Magec de Honor”, no nos estamos refiriendo a una distinción de carácter coyuntural ni a una mera formalidad conmemorativa, pues tras de sí, este premio cuenta ya con toda una década de historia, que coincide prácticamente con el tiempo de andadura del propio colectivo otorgante.

Y esta coincidencia cronológica es un elemento que honra al grupo musical Magec, por cuanto el mismo se nos muestra desde sus comienzos, como una formación sólida en sus planteamientos en pro de la salvaguarda de nuestros valores culturales tradicionales.

Este posicionamiento institucional tan claro y decidido, en favor de nuestra cultura, constituye uno de los principales elementos inspiradores de la producción musical de Magec, que se traduce en la extraordinaria coherencia temática de su repertorio. Porque perseguir un noble objetivo preconcebido, es dar sentido y veracidad a todo cuanto hacemos, o soñamos realizar.



La portentosa estructura coral e instrumental, y la indiscutible calidad musical de esta formación, son una evidente consecuencia de la inquebrantable motivación, alentada por la unánime implicación en aquellos objetivos fijados en sus comienzos.


Por eso, y por mucho más de cuanto aquí expresamos, Magec es una formación musical auténtica, absolutamente merecedora de toda nuestra consideración y admiración personal. Muy inmerecido sería por nuestra parte, no personificar dicha admiración en la figura de su director, Juan Pablo Pérez López, cuyo perfil musical, solvencia y talento queda manifiesta en todo cuanto el mismo acomete.

Igualmente merece toda nuestra atención y admiración, la participación en este bello acto, del grupo musical recientemente formado, Hamelin Quartet, compuesto por cinco prodigios de nuestra música: Francisco García, Candelaria González, Fernando García, Héctor González y Wilmer Rodríguez. Sus nombres ya lo dicen todo… y de su música, por razones de brevedad, sólo nos limitaremos a decir en esta ocasión, que es la más portentosa y fascinante conjunción de virtuosismo y maestría que podemos disfrutar en el panorama musical de nuestras islas. En futuras oportunidades intentaremos, desde este pequeño espacio, abordar con mayor extensión y profundidad, lo que sin duda podemos calificar como un fenómeno musical extraordinario.


¿…Y qué podemos decir del otro admirado amigo…Alfredo Ayala, sobre el que hoy se circunscribe el motivo central de estas apresuradas letras, en torno a su nuevo homenaje, que añadiremos a una larga lista de reconocimientos?.

Sólo se nos ocurre una torpe, pero sincera respuesta: ¡Gracias Alfredo!.

Gracias; porque con tu noble oficio de contador de bellas historias, has consagrado toda una vida a mantener en nuestros corazones aquella tenue luz que nos emociona e identifica con el hondo sentimiento de pertenecer a esta tierra.

Porque, tras una simple gaviota…tras un árbol olvidado en alguna calle perdida…tras la mirada cansada de un curtido bregador de nuestra lucha…has sabido encontrar una historia que contar. Y al hacerlo, casi sin advertirlo ni pretenderlo, cuentas la historia de todos, y de todo cuanto realmente somos. Porque de la cotidiana crónica de las sencillas cosas, sabes extraer, como nadie, la esencia misma de nuestra singularidad.



Gracias; porque, pese a todo… jamás te rindes, dándonos a todos una ejemplar lección de inquebrantable voluntad y tesón. Porque, siempre has tenido la convicción de cuanto estás haciendo, y ya nada puede pararte. Porque esa misma convicción es lo que te determina en alcanzar tus sueños, haciéndote una persona auténtica…sin adorno alguno, porque no lo necesitas.

Gracias querido Alfredo; por haber tenido a bien el honrarme con tu generosa amistad.


FÉLIX ROMÁN MORALES DÍAZ para Artistasenred y para Etnografía y Folclore.

2 comentarios:

  1. que bonito eso que he leido!! que bonito tuvo que ser,, se que muchos nos estábamos allí,,pero desde luego si estaban en nuestro corazón,,por que yo soy una de las que miraba el reloj y me decía ya comenzó,,ya ALFREDO tiene que estar emocionado..por que como dices,,es una persona auténtica sin esos adornos,,es grande y no de estatura pero si de el alma de corazón y que ALFREDO,,,eres el mejor!!! y como dice candi tras cada hombre se essconde una gran mujer y tras de ti esta ella,,,lydia,,,felicidades ,,felicidades a magec y a felix por ese pedazo articulo,,,

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno, que se reconozca la labor de Ayala, enhorabuena a Magec por su festival y por tan acertada decisión sobre el Magec de Honor. Sigan adelante como hasta ahora.

    ResponderEliminar