Seguidores

sábado, 31 de diciembre de 2011

* CAMPANADAS Y CRISIS


Todas las televisiones pudientes, sin excepción, ofrecen terminar el año con las ya tradicionales campanadas. En la península, desde la Puerta del Sol, numerosos efectivos humanos y técnicos tienen instaladas sus unidades móviles con todos los permisos, ensayos, programas y presentadores designados. Desde hace tiempo, todo está amarrado.

Es, el decir de muchos, el momento del juicio supremo. Tomarse las uvas, es sagrado.  Y, para la ocasión, con crisis y paro incluido, todo debe estar meticulosamente estudiado… Incluso se puede decir, que en cada tañido de campana, el prestigio profesional de los presentadores está en juego. Los demás, también se la juegan, pero menos. Hace algunos años, mi compañera Marisa Naranjo, considerada como una de las locutoras punteras del país, se le encomendó la tremenda responsabilidad de transmitir la despedida del viejo año y dar entrada al nuevo. Sin embargo, cuando llegó el momento del montaje, el balcón solicitado por TVE se le había asignado a otra televisión. Hubo que improvisar y cómo solución al problema, a Marisa Naranjo la situaron en una habitación interior, sin visión el exterior y para redondear, el bullicio que había en la calle, era tremendo. Era, el más difícil todavía. Hizo lo que pudo y la transmisión resultó un auténtico desatino. Y lo que son las cosas.  Esa desafortunada intervención empañó para siempre su brillante carrera profesional. Bastaron doce segundos para truncar su profesionalidad.

Hoy, la lucha sigue siendo la misma. Se rodean las campanadas de lujos y presentadores. Sin embargo, durante años, continúa siendo televisión Española, a nivel nacional, la que cuenta con mayor número de seguidores.

Aquí en Las Islas, las primeras campanadas que fueron transmitidas (1.981) tuve la fortuna de ser el responsable de producción.  Acababa de llegar a dirigir el centro de producción de programas de TVE, en Canarias Pedro Macías y eligió al equipo de Canarias Viva, que estaba en la isla de la Palma, para empezar con la tradición de las campanadas en Canarias. Fue el locutor Fernando Díaz Cutillas quien llevó a los hogares isleños la primera felicitación de 1.982.

Treinta años han transcurrido desde entonces. Tres décadas durante las cuales han ido cambiando el formato de las transmisiones pero que continúa latente la lucha de dos televisiones públicas por reinar en audiencia: TVE Canarias, desde el muelle de Santa Catalina, con un elegante espectáculo a cargo de natación sincronizada con la campeonísima Paola Tirados y las campanadas presentadas por Roberto Herrera y Mercedes Ortega.  Televisión Canaria, desde Arrecife en la iglesia de San Ginés, con la presentación  Manolo Vieira, Eloísa González y Yara…


Dos televisiones públicas que, a mi juicio, deberían, en los tiempos que corren, de crisis y de carencias, unir fuerzas para economizar en gastos.


¡¡Feliz año a todos!!

ALFREDO AYALA OJEDA


1 comentario:

  1. Cierto Alfredo....pero realmente debemos creernos que la TVC sabe lo que es la crisis? ¿Se aplican el cuento?...¿Se lo van a aplicar?o nos lo intentan aplicar a nosotro y seremos los de siempre a los que el cinturón nos dejará sin aire?...no entiendo nada...¿crisis es sinónimo de despilfarro?....De verdad¡¡¡¡ no puedo con ellos¡¡

    ResponderEliminar