Seguidores

domingo, 2 de mayo de 2010

* MI CADENA PERPETUA

Carta para mi princesita Claudia

“El texto que publico a continuación es un extracto de una carta a mi hija. ¿Por qué publicar algo que se supone privado? Porque es mi manera de hacer llegar a toda la sociedad la injusticia que se comete a diario con muchos padres separados. Yo lo sufro aún en carne propia y por eso, quiero lanzarlo a los cuatro vientos para que, quizás después de leer esta carta, mucha gente entienda a esos padres que sin cometer delito alguno son tratados como delincuentes”.

Así que ahí va:

Parece mentira que en este mundo que se supone que progresa, o por lo menos lo intenta, todavía se cometan injusticias como la que te voy a contar:

Querida Claudia (mi princesita por siempre), un día me di cuenta de que había dejado de amar a Mami y ese día marcó un antes y un después en mi vida ya que por ello me fue impuesta una larga condena que todavía sigo pagando.

Mi delito: enamorarme locamente de otra persona. Mi condena: cadena perpetua. Me han robado tu vida para siempre. Los años que pasan ya no vuelven. Y ese correr de los años es el que se ha encargado de que a día de hoy, no haya podido disfrutar de tus salidas del cole, que no sepa qué dibujos animados te gustan, qué estampas coleccionas, qué colores prefieres, qué comida te enloquece…cosas tan insignificantes quizás, pero tan grandes para mi por no tenerlas…

Se me hace tan duro ver que a tu llegada, cada equis tiempo, a nuestra casa, me resultas cual una extraña. Si, mi hija,…lo que quiero mas que a mi propia vida, lo que brotó de mi sangre, lo siento a veces como a una desconocida.

Tengo que ponerme al día en cada visita tuya… y todo para que después, a tu partida, me lleve días levantar cabeza, porque por momentos te hecho tanto de menos que me ahogo en un mar de lágrimas. Por un momento ponte en mi lugar. Es como si desearas tener entre tus brazos a un ser querido que se te ha ido. Me ataca la desesperación de saber que por más que pienso en ti en ese momento no puedo tenerte entre mis brazos.

Por otro lado, desde el primer momento sentí que tenía una obligación, no solo legal, sino por encima de todo, moral hacia ti. Me prometí a mi mismo cumplir con mis obligaciones, no sólo económicas, sino morales. Darte cariño, ternura, comprensión, educación,…tantas cosas que no paga el dinero y que son esenciales para el desarrollo de tu vida.

Seguro que alguna vez, cuando ya tengas unos años más, leerás esta carta. Quién sabe…quizás ni siquiera yo esté contigo para leerla juntos. Pero sí que has de saber que siempre estaré contigo, porque cuando me vaya, ese lazo que nos une, que es mas que amor, mas que adoración, algo tan fuerte que no sé cómo llamarlo,…pues ese “algo” hará que siempre esté junto a ti, y tan solo con recordarme estaré a tu lado para protegerte en todo momento, y si en ese momento sientes que una brisa fresca acaricia tu carita, no te asustes, seré yo que te estaré dando un besito en la mejilla, ese beso que tanto tiempo se me negó.

¡Dios!, tantas batallas tuve que librar para tenerte a mi lado,…tantos temores de que crecieras y no me quisieras,…Pero, esta es la “justicia” que se impone hoy. No he matado, ni he robado,…y sin embargo, se me castiga con una pena mas dura que la impuesta a muchos delincuentes. Me roban tu vida,…la vida de los más quiero, tu crecimiento, tu sonrisa al quedarte dormida, tu besito de buenas noches,…hasta tus enfados diarios.

Pero por encima de todo, incluso de la ley, está lo que siento por ti, por eso concluyo diciéndote que te amo, te adoro, te quiero y te querré siempre,…aquí y en la eternidad, porque eres y serás siempre lo mejor que me ha pasado, mi mejor canción, mi obra mas perfecta. Te amo Claudia.

Un besito. PAPITO

JUAN CARLOS SIERRA

14 comentarios:

  1. Día 13 de Junio. Parque S. Telmo. Concentración por la Custodia Compartida. LA UNION HACE LA FUERZA!

    ResponderEliminar
  2. Amigo juan Carlos una vez mas me dejas sin palabras ,me quito el sombrero ante ti, por ser valiente y dar la cara en esta vida ,máxime cuando eres un personaje público....comparto todas y cada una de tus palabras y por supuesto que felicito a claudia por haber tenido la suerte de tener un padre tan extraordinario como tu,abrazo querido amigo.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días, Juan Carlos, he leído atentamente la carta que has escrito a tu hija, y se me erizan los pelos, hasta llegar a derramar unas lagrimitas.
    No solo te une a tu hija, él cariño, el amor, todo eso que relatas en la carta, lo más importante es que te une el lazo de la sangre, eso no lo puede cambiar nadie, ni la justicia, yo pregunto ¿acaso hay justicia? Creo que no, porque no hay derecho de quitarle a un padre el amor de una hija.
    Tu procura tener fe, porque, aunque te estés perdiendo, todo lo lindo que es ver crecer a tu niña, llegará el momento que lo recibirás todo junto, porque no habrá justicia, pero si hay buena gente, y tu niña cuando sea mayor, se le encenderá esa lucecita que le diga, tienes un papá que ha sufrido por ti y que te quiere y adora con locura.
    Ánimo y adelante Juan Carlos

    ResponderEliminar
  4. HERMOSO Y DURO !!!

    Sigue luchando Juan Carlos !!!

    Un abrazo !!!

    Juanjo Santa Ana

    ResponderEliminar
  5. Amigo Juan Carlos, me ha emocionado tu publicación, esa tristeza que sientes es muy dura para un padre que quiere tanto a su hija. Solo te deseo, y tu lo sabes, que se normalize la situación y puedas disfrutar su vida contigo, al igual que su madre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Juan Carlos:
    Tu obra mas perfecta y preciada sin duda alguna, crecerá, leerá esta preciosa y sentida carta, y quizás, sea el momento mas preciado, porque se dará cuenta de que los padres cuando se separan o dejan de amarse , no deben separarse nunca de su tesoro , sus hijos!!!
    Claudia entenderá perfectamente la situacion por la que has pasado, incluso se sentará a leer esta carta a tu lado, sin preguntarte apenas nada. Para mi , tu postura es la perfecta, no te importa lo económico ni lo material, pues queda perfectamente dicho en tu carta que te importa tu hija y nada mas.
    Jesica
    PD:DESEO QUE CLAUDIA CREZCA Y SEPA EL GRAN PADRE QUE HAS SIDO, ERES Y SERÁS.

    ResponderEliminar
  7. Juan Carlos , me pongo en tu lugar y no puedo ni respirar sólo de pensarlo.Tienes todo mi apoyo ,mi cariño y mi comprensión.Que pena que muchos y digo muchos no entiendan que un hijo es de dos por encima de los sentimientos que se tengan entre las personas.Lo peor de todo , mas que tu pena y tu dolor es el robarle a una niña el derecho y el lujo de tener un padre.
    Un abrazo Luigi.

    ResponderEliminar
  8. No a todas se les puede llamar MADRE, esta palabra abarca mucho, y ahí mujeres a las que les queda grande, una verdadera madre jamás, jamás le quitaria el cariño de un padre a su hija, sus vivencia.... Siento mucho por lo que estás pasando, me parece muy bonito el que le hayas escrito esta carta a tú niña, ella cuando tenga edad de entender las cosas, será consciente de lo que has podido pasar, espero que todo se normalize, sobre todo por el bien de ella y por supuesto por tí también, en fin, muchos besos, Leticia Jiménez León

    ResponderEliminar
  9. Que emotiva y hermosa carta, sin palabras me dejas.
    Ojalá y ésta vida te regale estar más tiempo a su lado, te lo mereces por ser buen padre. Y por tener tanto, tanto amor hacia ella.

    ResponderEliminar
  10. te doy mi mas sentido pesame porque eso es duro de pasar y nosotros lo pasamos y creo que mas mal que tu pero saves que te digo que el padre que quiere a su hija siempre la tendra con el el tiempo pone a cada cosa en su sitio y veras que algun dia tu hiaja con quien querra estar es con su padre que es al que hecha de menos fguerza

    ResponderEliminar
  11. Hermano:
    Yo he vivido en primera persona toda tu lucha, yo he vivido en primera persona, los desplantes, las injusticias e incluso, me atreveria a decir, el maltrato psicologico al que has sido injustamente sometido, y todo por ser leal y fiel a unos principios, unos principios en los que fuimos criados, pero tu tranquilo, la vida pone a cada uno en su sitio, y tu sitio ya esta decidico. Eres un padre ejemplar, un ejemplo de carisma, de principios y de enteresa, animo, no estas solo en esto, tienes una esposa que es un encanto y una familia que te apoya a muerte, una familia que tambien ha sufrido en esto y que se ha dado cuenta de quienes son malos y quienes buenos y unos amigos, en el cual me incluyo, que jamas te dejaran solo en esta lucha. Animo hermano, el tiempo pone a cada uno en su lugar.

    Carlos Cruz Ruano

    ResponderEliminar
  12. Solo quiero que sepas que tus palabras a tu hija son el clamor de muchos padres en tu misma situación. Siendo mujer debo reconocer que hay algunas que actúan de esa manera, en mi familia he vivido ese caso de cerca...solo queda la esperanza de que la pequeña crezca, ...y decida si quiere compartir algo contigo, una sonrisa, un cariño, lo que quiera darte,seguro que tu la recibirás con los brazos abiertos. Manténte fuerte, apártala de tu lado si es lo que la JUSTICIA te obliga, y por todo el amor que le tienes, incluso si esto conlleva separarla de ti ....todo con tal de evitarle pasar un mal rato, una situación incómoda, una visita a un juez o a la policía...todo lo debes sacrificar por su bienestar. Yo confío en que Dios te la pondrá en tu vida cuando sea el momento. TEN FE.

    ResponderEliminar
  13. JUAN CARLOS SIERRA5 de mayo de 2010, 21:55

    Muchas gracias a todos por sus comentarios, por su apoyo y por dedicar parte de su tiempo a dejarme aquí un mensaje de ánimo. A todos mil gracias.

    ResponderEliminar
  14. Querido Juan Carlos, no tenía ni la más mínima idea de este calvario que estás pasando, he tenido que esperar un rato para reponerme de la emoción que me ha causado esta declaración de amor hacia tu hija, lo único que se me ocurre en este momento es decirte que resistas e insistas en ejercer los derechos y obligaciones que como padre tienes, Estoy convencida que la propia Vida, antes o después la volverá a poner en tu camino. Siempre he sentido hacia tí una gran admiración como creador y como artista y como buen amigo que sé que lo eres, pero además ahora estás en mi lista de los seres humanos imprescindibles, esos, que como dijo el poeta, luchan toda la vida.Gracias por la hermosa lección que me has dado con este testimonio de amor y entrega. Margot.

    ResponderEliminar