Seguidores

lunes, 19 de abril de 2010

* LA SAGA DE LOS MORENO

La Saga de los Moreno, la tercera por mi citada, tuvo también una trayectoria muy brillante en el desarrollo musical, folklórico y cultural de Guía. Desde su fundador Antonio Moreno hasta los últimos descendientes del mismo, acreditaron y siguen acreditando una sapiencia en estas lides de extraordinario contenido, donde el relicto de lo canario brilla con un especial esplendor, aunque los Moreno más recientes se identifican con mayor profusión por interpretar con sabía maestría toda clase de música, con especial incidencia las que tienen sus orígenes en la lejana Latino-América.

A.F. Tirma Guiense en las Fiestas del Cristo de 1956, La Laguna

Antonio Moreno Santiago, conocido por Antoñito el Sacristán, ya que ejercía como tal en la Iglesia de Guía, excelente músico y tocador de diferentes instrumentos, fundador de la Rondalla de Los Moreno a principios del siglo XX. Supo inculcarles a sus once hijos la pasión que siempre le revistió, la música, y así con más o menos tino todos sus descendientes se acreditaron como excelentes tocadores y cantadores. Todos ellos contrajeron matrimonio con conocidos instrumentistas de la época.

Antonio Moreno y Moreno, hijo del anterior, extraordinario tocador de varios instrumentos de cuerda, fue el primer concertista clásico con la guitarra que se conoció en Guía. Siendo muy joven emigro a Cuba, aproximadamente en el año 1912 de la pasada centuria y allí siguió exhibiendo su constatada fama de concertista, luciendo como tal en los teatros más importantes de la isla caribeña. Hasta hace algunos años seguía manteniendo con bastante asiduidad una notoria relación con sus hermanos mediante correspondencia epistolar.

Manuel Moreno y Moreno, hijo y hermano del anterior, extraordinario tocador de la bandurria, el laúd y la guitarra. Formo parte en un principio de la Rondalla que fundara su padre conocida como ya he manifestado por la de los Moreno, más tarde paso a denominarse la de los Moreno y Clavellinos al unirse a la primitiva fundada por Antonio Moreno, parte de esta familia conocida por los Clavellinos o Clavellinas. Manuel el sacristán como se le conocía en Guía destaco en la AF. Tirma-Guiense como un excelente instrumentista, tocando indistintamente la bandurria y él laúd, y como miembro del grupo de cuerdas de la citada Rondalla le cupo el honor de participar en un concierto que la misma dio en la Plaza del Cristo en La Laguna, con motivo de las fiestas en honor al Santísimo Cristo, interpretando obras clásicas de diferentes autores y música canaria, lo que significo que la rondalla guíense fuera elegida como el mejor conjunto de cuerdas de Canarias. Manuel fue componente de la Tirma hasta que esta desapareció a mediados de los años setenta del pasado siglo.

La A.F. Tirma Guiense en la Romería del Pino comandada por los miembros de la familia de los Moreno y de los Dávila (Teror, 1961)

Dionisia Moreno y Moreno, hija y hermana de los anteriormente citados, destaco como una gran cantadora de nuestros aires más ancestrales, atreviéndose incluso a interpretar alguna que otra canción popular, tales como el arrorró y otras.

Juan Guerra Moreno, nieto de Antonio Moreno Santiago, fue un finísimo tocador del timple y de la guitarra. Como timplista no tenía nada que envidiarles a los virtuosos ejecutantes de la época, tales como Jeremías, Casimiro Camacho o Antonio Mireles. Siendo muy joven formo en la Rondalla de los Moreno, y pasado el tiempo en la Tirma-Guiense, con la cual paseo su arte timplístico por toda Canarias y algunas ciudades de la península. Parrandero como el que más, cuando la Tirma iba a la Romería del Pino en Teror, formábamos un grupo bastante selecto y entrada la noche nos recorríamos todos los bares y tascas del citado pueblo.

José González Moreno, conocido en Guía por Pepe el rubio, siendo casi un niño ya destacaba en el toque de la bandurria, su instrumento preferido, que todavía sigue tocando en AF Atidamana de Lomo Blanco, de la cual es fundador y director, es interesante resaltar que también toca con sabia maestría el laúd, la guitarra y el bajo. Componente siendo muy joven de la Rondalla que fundara su abuelo conocida por la de los Moreno, estuvo algún tiempo en la Princesa Guayarmina, recalando en la Tirma-Guiense desde que esta se fundó hasta su desaparición. Siempre dirigido por Juan Dávila González, ya citado en la saga de los Dávila, del cual siempre dice que fue su mentor, fue un componente destacado en las diferentes Rondallas del Frente de Juventudes como bandurria principal, fundador y director del conjunto rítmico Tirma, miembro de la Orquesta de Pulso y Púa del Real Club Victoria de Las Palmas, donde gozo de gran predicamento dada sus excelentes cualidades de tocador. Componente del grupo zarzuelero de Guía como instrumentista, director durante más de diez años del AF Estrella y Guía, fundador y director de varias agrupaciones folklóricas en diferentes pueblos del centro de la isla, destacado compositor, tiene en su haber casi setenta obras de corte tradicional canario, dedicadas a su pueblo natal de Guía, entre las que destaca una dedicada a la Fiesta del Queso y otra titulada la Isa del Noroeste. Pepe el rubio ha exhibido su constatada sabiduría en casi todos los pueblos de Canarias y algunos de la península. En todas las Rondallas en las que ha figurado ha sido el alma mater de las mismas, humilde y sencillo todavía a sus años sigue tocando con la misma ilusión que desde su más tierna juventud evidencio.

José González Moreno, cariñosamente conocido por Pepe “El Rubio”

Manuel Moreno Miranda, nieto del patriarca de esta ilustre saga e hijo de Manuel Moreno y Moreno, ha sido desde muy joven un excelente tocador de la guitarra y significado cantador, muy versátil y prolifero en sus interpretaciones, lo mismo canta unas malagueñas, que un joropo, un bolero, un tango, una cueca, etcétera, incluso se atreve con fragmentos de zarzuelas, operetas y operas. Como músico y cantante es muy estimado en cuantos eventos particulares participa, ya que jamás ha sido proclive a formar parte de grupo alguno, y mucho menos a someterse a la disciplina que este tipo de conjuntos le exigen, va por libre y cuando le apetece coge la guitarra y toca y canta de una manera libre para deleite de cuantos le oímos y sin sometimientos de ningún tipo, ha sido invitado muchas veces a integrarse en algún tipo de grupo negándose a ello de manera sistemática.

El insigne cantador tinerfeño Dacio Ferrera junto al folclorista guiense Manolo Moreno Miranda (padre del compositor Alejandro C. Moreno y Marrero)

Alejandro Moreno y Marrero, de casta le viene al galgo, nieto de Manuel Moreno y Moreno e hijo de Manuel Moreno Miranda, profesor de música, tocador de todos los instrumentos de cuerdas desde el timple hasta la guitarra, posee también la carrera de piano tocando este instrumento con verdadera sabiduría y sapiencia, extraordinario cantante, compositor, sus obras más significadas son Un canto para Guía y el Himno que le hizo a Gáldar, aunque ha sido autor de muchísimas más, investigador, folklorista y magnifico escritor. A sus 25 años ha dejado de ser una promesa musística para convertirse en un magnifico interprete en todas sus vertientes, ritmos y melodías. Es muy aficionado a la música latinoamericana, interpretando las más bellas piezas existentes desde Punta Arenas en el Cabo de Hornos (Chile) hasta Méjico en el norte del continente americano

El magnífico pianista y compositor Alejandro C. Moreno y Marrero en su estudio musical y biblioteca particular

Además de esta familia Moreno, existió en nuestro pueblo otra con igual denominación que estaba emparentada con la de los Ossorio, dentro de la cual sobresalieron como eximios músicos los que voy a citar a continuación, y que marcaron una época dorada dentro del devenir histórico musical en Gran Canaria.

Nicolás Moreno, excelente tocador de la trompa y también eminente percusionista. Como tal destaco en la Banda Municipal de Las Palmas y en la Orquesta Filarmónica, donde acredito una sapiencia encomiable.

Manuel Moreno, extraordinario saxofonista, tocaba indistintamente, el barítono, tenor y alto, también fue un excelente tocador del clarinete y del piano. Otras de las facetas que le revestían era la de ser un insigne lingüista lo que propicio que fuera durante muchos años, locutor de la EAJ 50 Radio Las Palmas de cadena SER. Como músico fue miembro de la Banda Municipal y Orquesta Filarmónica de Las Palmas, llegando a ser subdirector en algunas ocasiones de estas egregias instituciones musicales. Profesor numerario de piano en el Conservatorio, director de las Bandas de Telde y Teror. Fue componente de diferentes orquestas, y fundador director de una orquesta sacra, donde figuraban también, Luís Prieto, su pariente Ignacio Ossorio López, Agustín Conch, Rafael Jaime y otros, durante muchos años esta orquesta actuó en la función religiosa que se celebraba en Guía el día de la Virgen. Sus interpretaciones como solista en el pasodoble “En er mundo”, le valió ser nominado como uno de los mejores intérpretes con el saxofón alto de España.

Manolo Moreno, hijo del anterior, se dijo de él que era mejor músico que su padre. Grandilocuente tocador de saxofón alto y del clarinete, sus exhibiciones en las salas donde actuaban generaba una masiva asistencia de público, especialmente cuando interpretaba con el clarinete una samba muy de moda en aquellos tiempos llamada “El tico tico”. Formo parte de la Banda Municipal y de la Orquesta Filarmónica de Las Palmas, y de la gran orquesta Ondas, donde figuraban otros músicos de Guía que residían en la capital como eran los hijos de D. Virgilio Hernández, Augusto trompeta, Pepe saxofón tenor y Honorio Hernández Rodríguez con el trombón, así como Antonio Aguiar Ossorio también de Guía con la batería (citado en la saga de los Ossorio). Manolo Moreno Jr., paseo su arte por diferentes países norteafricanos donde residió algunos años, fue escuchado, en Túnez, Argelia, Egipto y también en la Turquía europea, donde actuó en las mejores salas de los citados países. Cuantos les oímos tuvimos que rendirnos ante su incuestionable forma de interpretar.

Parranda de guienses en el Barrio de Los Arbejales de Teror

Wilsa Moreno, hija y hermana de los anteriores citados, fue una excelente vocalista y como tal se acredito en diferentes orquestas de Las Palmas, destacando por su enorme calidad durante algún tiempo en la orquesta de Mejías. Dada su versatilidad y su tesitura vocal formo parte en varios coros actuando por diferentes teatros del territorio nacional.

José Moreno, hijo y hermano de los anteriores citados, se constituyo como un excelente tocador de saxofón tenor y el bajo eléctrico. Actuaba en las mejores salas de fiestas y cabarets de Las Palmas, su muerte siendo muy joven le impidió destacar con la elocuencia que de el se esperaba, así como llegar a la altura de sus familiares citados.

Manuel Aguiar Moreno, primo de los anteriormente citados, fue un excelente tocador del saxofón tenor y del clarinete. Muy joven se incorporo a la contienda nacional, formando en varias bandas militares, terminando con el grado de brigada músico de primera en la Banda del Cuartel General del Ejército. Una vez creada la Orquesta Sinfónica de la Radiotelevisión Española paso a formar parte de la misma previa oposición donde saco el número uno, durante muchos años fue saxofón principal de la misma.

Mario Aguiar Moreno, hermano del anterior, buen tocador de la batería y de la caja, con este último instrumento formo parte de la Banda Municipal de Guía. Como batería fue componente de varias orquestas, tales como la Philips, Iberia, terminando su singladura musical en la Orquesta de Mejías.

Juan Aguiar Moreno, hermano de los anteriores, más conocido en Guía como Juan Gopar, fue un excelente tocador de la guitarra, de la caja y de la batería, (hacer constar que junto con Pepe el Rubio, Juan fue uno de alumnos preferidos de mi padre). Componente de la AF Tirma Guíense mientras existió, de las diferentes Rondallas del Frente de Juventudes, del conjunto rítmico Tirma, del grupo zarzuelero de Guía como instrumentista, junto con mi padre, Pepe el rubio, mi primo Paco Vega Dávila y el que suscribe, fuimos los que llevamos la parte musical de los grupos de variedades que se constituyeron en la Atalaya y Anzo, con el fin de recaudar fondos para la construcción de las iglesias de ambos barrios. Cuando se fundó la AF Estrella y Guía fue miembro de la misma durante algún tiempo.

Esta saga de los Moreno últimamente analizada, eran descendientes de la familia de los Moreno Ossorio, de los que recuerdo a Francisco (herrero) conocido en nuestro pueblo como Pancho Matea y María de Guía, tío y madre de estos citados anteriormente.

JUAN DÁVILA GARCÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario