Seguidores

domingo, 7 de marzo de 2010

* LOS PASTORES Y SU PATRONA…

Antes de que despunte el día, distintos pastores del Pinar se han puesto en marcha para mover el ganado de la zona y conducirlo hasta la cueva del Caracol, lugar donde la patrona de la isla, Nuestra Señora de los Reyes, tuvo su primitivo santuario, al ser canjeada, por distintos productos de la tierra, a marineros de un barco, en el mar de Las Calmas...

En La Fiesta de los Pastores, nos hemos encontrado nuevamente con un puñado de hombres que trabajan duramente, que viven de su ganado y que fundan en la palabra dada, el honor y la honra. Y es que la palabra, en estos hombres que miran de frente de manera altiva y orgullosa, no necesita papeles para sellar cualquier trato. Aquí, de mar a cumbre, los pastores de ovejas son como de otra raza... Curtidos por los vientos alisios, pasan noche tras noche, a suelo raso teniendo por techo al amplio cielo herreño, su ayanto en la talega, su palo para descansar y su perro, a modo de mando a distancia, para controlar el ganado.

Son descendientes de aquellos que aún cultivan la profesión más vieja del mundo: la de pastor.

Haciendo un paréntesis en este relato, me viene a la memoria mis largas caminatas con otro pastor, medianero y cantador de excepción Esteban Ramírez de León, en su isla de Fuerteventura. El viejo Esteban, era pastor pero este de otro ganado el caprino que, entre las distintas ganaderías es la de menor consideración… La cabra, es más díscola; la oveja es, considerada como “la escoba”, es mas gregaria…Salíamos con la fresquita, casi a tientas, con el oscuro de la noche… íbamos abrigados hasta los ojos (el frío en Fuerteventura, en las noches es muy duro). A mediodía, el calor se hacía insoportable y nos sobraba todo el abrigo que habíamos usado…Él, me lo recordó en ésta certera copla: 
Tragedia la del pastor
por la mañana el sereno
y al mediodía, el calor.
Desde temprana hora, a vista de pájaro, se presencia como por distintos caminos y veredas, los pastores se ponen en marcha… Hablé con algunos de ellos en distintas zonas… El calor es intenso y se espera un día duro para pastores y animales porque cuando llegan los intensos solajeros del verano la oveja, de día, se niega a comer. Unas con otras, -nos dice Benito Armas, pastor herreño del Pinar y bailarín excepcional- se unen formando una piña y no prueban bocado. Por eso el pastor debe cambiar el horario de sueño manteniéndose despierto desde que el sol languidece hasta que nace majestuoso, al siguiente día, por el horizonte. Entonces, con la fresquita, el ganado sale de su letargo y comienza sus monótonos movimientos: cabeza gacha, ojos clavados en la tierra y caminar cansino se pone en movimiento, come y esta a sus anchas.
Ya, me seguía comentando Lalo, alcalde de los pastores, “La lana hoy no se aprovecha. Se tira o se deja en el mismo lugar de la pelada. Ya son pocas las artesanas de la lana aunque algunas la solicitan no es como antes. Sin embargo hay quienes vienen y esperan que termine la trasquila o la pela para seleccionar el color de la lana que necesita…”

Lalo, alcalde los pastores, en un momento de la trasquila. Su perro lobo, está atento a cuento sucede, mientras Alfredo Ayala, lo entrevista.

Lalo, es un hombre de carácter. Hace tiempo que lo conocemos… La primera vez que tuve el placer de cambiar unas palabras fue en San Andrés, en la fiesta, de los Pastores… Lalo, el alcalde de los pastores, es un hombre de buen ganado prestigio. Nieto e hijo de pastores, ha adquirido la sabiduría de sus ancestros que hoy practica de idéntica manera. "Nadie -nos comentan los pastores- desraba como Lalo". Esta operación que se hace con la mano, tiene la función de acortar el rabo de la cría para facilitar la penetración del macho cuando llegue la época de celo.

Nos acercamos para verlo en plena acción… Estaba acompañado de su perro lobo… Lalo, una tras otra, fue desrabando a las tiernitas crías…. Esas que seguirían junto a la numerosa manada que posee…

Al filo del mediodía, con el sol en lo alto, el ganado sube la pina cuesta camino a la cueva del Caracol…En la Dehesa, en la cueva del Caracol, se encierra el ganado a las doce en punto. El ganado, suelto, casi salvaje, no tiene costumbre de llegar a sitios concurridos. Por eso, algunas cabezas, salen despavoridos de la manada hasta que el perro, atento a todos los movimientos, la devuelve a su redil. Los perros aquí, son denominados lobos. Son distintos a los de todas las islas y poseen esa sangre, temple y nervio, que les permite estar incansable detrás de cada una de las ovejas. Esta raza de perros, de las que existen pocos ejemplares en la isla, se asemejan mucho a los perros pastor alemán, pero son más pequeños, de menos peso, de hocico puntiagudo, pelo similar a los molosos…

Este año se ha hecho un reconocimiento a todos los pastores viejos o retirados de la isla. Allí, con palo en mano, reviven el pasado. Se nota en el ambiente y la consideración de que gozan estos veteranos pastores. Sus cuentos, sus penurias, su incansable trabajo resulta sugestivo para cuantos desconocemos el mundo en el que se desenvuelven.

Salida de la Patrona, nuestra señora de los Reyes, de su ermita, en la Dehesa para procesionar

La Virgen de Los Reyes, después de la celebración de la misa, es acompañada por una gran multitud donde tienen lugar preferencial los pastores. El momento se vive intensamente y nos dejan de sonar tambores, pitos y chácaras que momentáneamente rompen el silencio de estos solitarios parajes.

La Virgen descansa en un tocón preparado al efecto. Su mirada intensa, viva... nos ha impresionado desde la primera vez que tuvimos ocasión de verla en su ermita, en una solitaria visita que efectuamos. En esa mirada, mezcla de viveza, amor fuerza y consuelo, se nota una ternura infinita, momento en que se entiende porque los pastores de la época no se interesaron por ninguna de las distintas imágenes que llegaron al mar de Las Calmas en aquel barco que iba con destino a América.

En tan celebrado día, los pastores herreños subastan con ilimitada generosidad sus mejores cabezas de ganado. Aunque ella nunca pide y siempre da, la subasta será para la Virgen. Hay quien puja alto hasta quedarse con la pieza y luego, la rechaza y deja el dinero para la Virgen y devuelve la oveja a la subasta... La subasta se prolonga durante varias horas y se sigue con muchísimo interés.

Los pastores, ofrecen su ganado a nuestra señora. Distintos ejemplares se subastan una y otra vez en beneficio de la virgen. Todos quieren aportar su granito de arena. Hay ejemplares que son subastados hasta en tres ocasiones porque los que consiguen hacer la puja más alta, vuelven a ofrecerlo para hacer una recaudación mayor...

Cuando la subasta esta ultimada, el alcalde de los pastores Lalo, ofrece al pastor más joven, la elección de una de los ejemplares que están en el recinto. El crio, con los ojos como platos busca sin apresurarse el mejor ejemplar. Los asistentes intentan confundirlo, pero el lo tiene claro. Sabe lo que quiere y sabe que esta ahí, entre esas trescientas cabezas. Al fin se decide, y agarra la que a su juicio le gusta. La oveja, tiene tanto peso como él; lo arrastra, y pretende hacerle quiebro para evitar que la dominen. El chico no cede...Y como nuevo premio la oveja, que en la noche ha alumbrado, recibe un corderillo. Madre e hijo, han pasado a ser de otro dueño.
Momento en que Lalo, se dispone a desrabar a una cría...

La Virgen de los Reyes, terminada la subasta es devuelta a su hogar en la ermita… Hasta allí, los pitos, chácaras y tambores… Brota entonces, una vez más ese otro perfil herreño… Se destapa la personalidad herreña…se destapa la autenticidad… Danza los bailarines, tejiendo y destejiendo su trepidante danzar… Simulan en sus idas y venidas el movimiento de una ganado de ovejas, donde el guio, impone su dominio sobre el resto de las cabezas de ganado… Ese continuo adelante y atrás de los bailarines se me antoja que no quieren desprenderse de su Virgen… Yo que he vivido todos las diferentes fiestas de los pastores y su virgen, siempre quedo impresionado del amplio significado de la devoción a la patrona de los herreños…

¡¡VIVA LA VIRGEN, VIVA!!!

ALFREDO AYALA OJEDA

4 comentarios:

  1. Esta fiesta de los pastores, fue la última que tuve ocasion de disfrutar con una selección de amigos de excepción. Alli estaba, María Victoria Hernández, palmera que ha puesto al dia las fiestas, las costumbres y las tradiciones de la isla bonita; María Angéles Sánchez autora de la excelente publicación "FIESTAS POPULARES", en todo el pais. Juntos nos reunimos en la cueva de otro personaje irrepetible: Benito Padrón que, como marca la tradición nos ofreció la mañana, al calorcito de un fuego. La mañana, no es otra cosa que brindar a cuantos llegan a la casa, con un aguardiente, (parra), para que el cuerpito combata el frío de la mañana...
    un saludo...

    ResponderEliminar
  2. Cuántas vivencias don Alfredo, qué maravilla, le ruego que no deje de hacerlo, de contarnos todos estos relatos, son de un gusto exquisito, y sobre todo el pensar que no es algo que le han contado sino que lo ha vivido, le envidio, pero es envidia de la buena. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola Inés. le agradezco su mencion sobre mi diversion porque siempre me he divertido trabajando en "lo nuestro". Ahor, estoy preparando otro trabajo que merecerá la atencion de todos: los pastores de cabras y las apañadas en Fuerteventura, en la zona de Cofete. Cuando se emitió este programa en Television Canaria dentro de la serie ANDAR CANARIAS, fueron numerosas las felicitaciones que me enviaron. Es un documento vivido, sentido y muy riguroso...
    un saludo y gracias por leerme

    ResponderEliminar
  4. En estos tres reportajes sobre los pastores de oveja, he querido dejar claro el temple de unos pastores, los códigos en los que se mueven y el arrinconamiento al que cada vez más, están abocados.
    Ahora, me decido a publicar otro reportaje sobre "la apañada", concretamente, la de Fuerteventura, esa que se celebra en la zona de Cofete, cuando se avecina la festividad de Nuestra Señora del Carmen y se hacen las apañadas para sacrificar algún machillo para atender a familiares y amigos en tan señalado día. Y no deja de ser curioso que en esta zona de costa, en ese día se excluya por completo el pescado... pero bueno, no vamos a anticipar nada... Mañana, nos veremos aquí, en el blog de mi grandísima amiga y jefa, Lydia Díaz... Saludos

    ResponderEliminar