Seguidores

jueves, 25 de marzo de 2010

* EL CORRIDO PESQUERO DE GRAN CANARIA

El corrido pesquero de Gran Canaria, también denominado canto o tinetillo costero, es un aire musical escasamente conocido que surge siglos atrás alrededor de los pescadores palmenses (sobre todo, en torno a los roncotes de los barrios de La Isleta, San Cristóbal, La Laja y La Hoya de la Plata), extendiéndose luego hacia otras zonas marineras de la isla.

Este género folklórico, confundido en ocasiones con las isas barqueras, se caracteriza, esencialmente, por sus letras pintorescas donde se narran hechos de la cotidianidad costera, así como por presentar un ritmo alegre y una melodía bastante pegadiza. Antaño los corridos pesqueros de Gran Canaria eran simples cantinetillas anónimas que se trasmitían de forma oral entre la gente de mar, sin embargo, con el trascurrir de los tiempos sufren cierta evolución que los convierte, de alguna manera, en un aire folklórico propiamente dicho: Sería entonces cuando los corridos pesqueros dejan de ser anónimos y comienzan a ser llevados al papel pentagramado por nuestros más afamados compositores grancanarios.

Tras haber consultado minuciosamente la prensa local desde mediados del s.XIX, la discografía canaria antigua y demás herramientas indispensables en cualquier trabajo de investigación folklorológica que se precie, hemos hallado diversas referencias documentales donde se alude al corrido pesquero de Gran Canaria y en las cuales, en efecto, pretendemos sostener esta humilde argumentación. Tales informaciones nos sitúan, sin ir más lejos, en piezas como “Vamos pa´ la costa”, aquel hermoso canto marinero anónimo, “Somos costeros”, el popular corrido pesquero de Pancho Guerra inspirado en el barrio de San Cristóbal o, por ejemplo, “Andrés, repásate el motor” y “El cambullonero” (“Yo quiero un cambullonero”), dos entrañables tinetillos costeros compuestos por el genial Néstor Álamo. Dicho esto, amable y fiel lector, téngase en cuenta que no hablamos de corrido pesquero de Gran Canaria gratuita ni caprichosamente, sino que lo hacemos con todo el rigor y la seriedad musicológica posible, ya que así es como figura en la documentación y en las numerosas grabaciones discográficas originales, especialmente de los años cincuenta y sesenta del pasado siglo, que hemos examinado para la realización de este estudio.

En fin, dado que hasta ahora no se había escrito nada sobre el tema, el corrido pesquero, obviamente, nunca fue incluido en los tratados de folklore y música popular canaria. Por ello, si se nos permite el apunte, digamos que a partir de este momento abogamos por que al citado género musical se le otorgue la importancia que de verdad le corresponde, pues, como se ha indicado en el presente artículo, no cabe duda de que el corrido pesquero de Gran Canaria se configura hogaño como un aire folklórico canario propiamente dicho… y como tal hay que entenderlo, aceptarlo y respetarlo.

ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO

4 comentarios:

  1. EXCELENTE TRABAJO PROFESOR... ME HA ENCANTADO EL PLANTEAMIENTO RIGUROSO Y, A LA VEZ, ACENTUANDO LA PRUDENCIA Y LA HUMILDAD; LA SENCILLEZ Y CLARIDAD, QUE CARACTERIZAN CADA UNO DE SUS ARTICULOS.
    UN ABRAZO AMIGO

    ResponderEliminar
  2. ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO.25 de marzo de 2010, 16:02

    Muchas gracias por tus palabras, amigo Alfredo. Me alegro un montón de que te haya gustado este artículo sobre el corrido pesquero grancanario… y, por supuesto, me halaga saber tu opinión acerca de mi modesta y humilde labor en el ámbito folklorológico.

    Un abrazo grande,

    ALEJANDRO.

    ResponderEliminar
  3. JUAN CARLOS SIERRA26 de marzo de 2010, 8:04

    Alejandro, te felicito por este artículo. Ya sabes que este tema me toca muy de cerca y me ha encantado la manera de exponerlo. Como bien dice Alfredo, de una manera rigurosa y fundamentada. Enhorabuena. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO.26 de marzo de 2010, 15:03

    Muchas gracias, Juan Carlos. Efectivamente, sé que eres un gran conocedor de todo lo relacionado con tu hermoso barrio de San Cristóbal, de manera que valoro todavía más si cabe tu opinión. Graciaaaas, amigo.

    Un abrazo grande,

    ALEJANDRO.

    ResponderEliminar