Seguidores

lunes, 30 de noviembre de 2009

* AL AMANECER DEL 1 DE ENERO DE 1951

Amanecía el 01 de enero de 1951, los ciudadanos de Guía dormían plácidamente después de la ajetreada noche de despedida y entrada al año 1950-1951, cuando sin nadie esperarlo allá a lo lejos se oye el toque de una trompeta, iniciando la introducción del pasodoble “Islas Canarias”, eran los componentes de la Orquesta de Mejías que regresaban de Las Palmas después de haber amenizado en el Real Club Náutico la verbena de Fin de Año, estos eran, Juan Mejías, Juan Dávila, Cristobal García y Pepe Pérez, acompañados por Alfredo Kraus, este como no podía ser menos y dada su gran categoría de tenor nos deleitó a todos cantando con una gran magnificencia el citado pasodoble.

Pararon por el Siete y subiendo por la calle Médico Estévez, recorrieron todo el pueblo interpretando diferentes pasacalles, todos interpretados por este gran cantante, que con el paso del tiempo se convertiría en el mejor tenor lirico del mundo. Fue todo un acontecimiento y mis conciudadanos poco menos que desperezándose se echaron a la calle para ver y oír in situ tan inusual concierto.



Mi madre me dijo que fuera a la churrería de Manuel Moreno y comprara una par de ruedas de churros, para servirles un buen desayuno cuando terminaran su recorrido y así lo hice, fue la primera vez que vi y conocí a Kraus. Yo con mis catorce años cumplidos, recuerdo que le hice un montón de preguntas, Alfredo me las contestó todas mostrándome un gran afecto. Todo aquello me impactó enormemente y a partir de ese día me convertí en uno de los seguidores más fieles de tan eximio cantante.

El por qué Alfredo Kraus, se vino desde Las Palmas con la Orquesta en el Willy de Centeno, nunca lo supe, aunque mi padre me dijo que estaba en el baile y cuando este terminó, quiso acompañarlos pues pensaba llegar hasta Agaete la tierra de su madre para felicitar a sus parientes.

Aquella amanecida de un día tan señalado nunca la he podido olvidar, y muchas veces cuando la recuerdo lo hago con una enorme nostalgia, ya que como era desde muy pequeño bastante aficionado a la música aquel rato que pase junto a tan insigne cantante, oyéndolo cantar toda clase de composiciones me produjeron una gran satisfacción y un enorme impacto.

Con el paso de los años coincidí con él, en el bar Polo donde iba con mi padre todos los lunes y siempre le comentaba la gran sensación que había causado aquella serenata de amanecida, de aquel 1 de enero de 1951, algo que en Guía todos recordábamos con una enorme satisfacción, él me comentaba, “algún día volveremos a repetirla”, pero desgraciadamente nunca fue así, ya que se había convertido en todo un extraordinario cantante de fama mundial.

Quizás mis paisanos no recuerden esto que aquí les comento, pero yo como ya digo nunca lo he podido olvidar, Kraus en Guía a sus veinticuatro años cantándole al pueblo sus mejores canciones, las que con el paso del tiempo cantaría en los teatros más importantes del orbe, acompañado de las mejores cantantes de la época.

Ahora van hacer 58 años de este amanecer inolvidable y no podía dejar de recordarlo para que la gente de mi pueblo conozca este acto grandilocuente, donde un personaje de la talla de Alfredo Kraus se exhibió acompañado por la Orquesta de Mejías, cantando y brindando con champagne por las calles más añejas de mi querido Guía.

JUAN DÁVILA GARCÍA

domingo, 29 de noviembre de 2009

* MENUDO ESPECTÁCULO:


PATRICIA MUÑOZ, ABELARDO GARCÍA, FABIOLA TRUJILLO, MANOLO MORALES, MARÍA PÉREZ, ISABEL PADRÓN, YOANA GARCÍA, MONEIBA GARCÍA, GORETTI BENITEZ, LAURA PÉREZ, ABRAHAM SIERRA, IVAN MONTESDEOCA, NATALYA PALACIOS, MAESTRO FLORIDO, EN EL CICCA, EL DIA 4 A LAS 20.30 HORAS.

Poco a poco, con cuidadito se han ido uniendo voluntades en beneficio de la Asociación Alzheimer Canarias… Juan Carlos Sierra, nuestro compañero de blog, ha pedido la colaboración para tal fin. Muchos recordarán que el pasado jueves, en la Bodega de Julián, programa folclórico o de música popular, se presentó uno de los temas del disco “Bendito regalo” que ha recibido plausibles críticas… Este Cd, está a la venta y el número de compradores es elevado… todos los derechos, Juan Carlos Sierra, los ha cedido a la asociación…

Pero ahora, rizando el rizo, se ha montado paralelamente un espectáculo jamás visto… Primeras figuras de nuestra música popular o folclórica se han unido para tenderle la mano a la asociación y de camino montar una noche inolvidable… porque no siempre se tiene la oportunidad de escuchar a una voz como Patricia Muñoz, junto a un maestro de la altura de Abelardo García “el Tormento”, o la dulzura de Goretti Benítez o el incombustible Manolo Morales.



Además, habrá un hueco para cantarle al barrio marinero de San Cristóbal, en las voces de Abelardo García, Manolo Morales y el propio Juan Carlos Sierra…

Y claro conociendo a la gente que participa en este espectáculo, no sé como al final van a poder cerrar el Cicca, porque de allí no se moverá ni un alfiler

ALFREDO AYALA OJEDA

sábado, 28 de noviembre de 2009

* ¿QUIÉN LO FORNICÓ A USTED?, PARA QUE ME FORNIQUE A MI

De cuando... a Andrés le preguntaron y a usted ¿quién lo fornicó?

Segundina es una mujer de las de siempre. Viuda desde muy joven, conoció a un matrimonio amigo mío Andrés-Julia, y rápidamente intimaron. Ambos se contaron sus problemas y necesidades. El matrimonio demandaba alguien responsable que velara por los intereses de la familia y Segundina, ofrecía sus servicios a cambio de ayuda económica. Y como cada uno tenía lo que le faltaba al otro, sellaron el pacto… Más de veinte años de existencia dura esta transación comercial. Andrés y Julia, constituyen un matrimonio excepcional y Segundina que es abnegada como una madre, no se queda a la zaga. Son, desde el inicio de la relación como una familia. Todos se respetan y partiendo de esa base es fácil que reine la armonía. Segundina es lo que podríamos llamar, a estas alturas de la vida, en la que todo son triquiñuelas: una joya.

Segundina es como el barómetro de la calle. En ocasiones Andrés conversador y dicharachero como él solo y que sabe darle a las sobremesas un calor especial y que quiera a Nina como el que más nos comentaba como lo corrige y sentencia cualquier conversación: “ayer la tele dijo…”, como si todo lo que la tele diga vaya a misa. Y Andrés, calla…

Segundina, es de esas mujeres que cuando niña acudió al colegio y los padres, por necesidad tuvieron que interrumpir sus clases para que trabajara y echara una mano a la casa. Confunde las palabras, y le pega, con frecuencia sus patadas al diccionario.

En cierta ocasión, el matrimonio estaba almorzando, acababan de llegar de su trabajo y se disponían a degustar los platos que amorosamente Segundina les había preparado. Segundina, sin más preámbulo se dirigió a Andrés.

. Don Andrés, ¿me gustaría que me dijera quien lo fornicó a usted para que me fornique a mi?

Don Andrés, sorprendido, pero acostumbrado a estas preguntas a bocajarro, replicó: ¿qué está diciendo Segundina?

. Sí, hombre… Aquí no estuvo el otro día un hombre a fornicar y echó unos polvos para matar las cucas.

El matrimonio no pudo contener las carcajadas y Don Andrés, le aclaró: El hombre que vino aquí, lo que hizo fue fumigar, que equivale a echar insecticida para eliminar a los insectos; usted me pregunta por fornicar y fornicar es hacer el amor.

Don Andrés, ¿usted me entendió? Pues no, hay palabra mal dicha , sino mal comprendía….

Y así es Segundina….

ALFREDO AYALA OJEDA

viernes, 27 de noviembre de 2009

* X ANIVERSARIO DE PROMUSCAN


PROMUSCAN es una organización sin ánimo de lucro que tiene por objeto el fomento y difusión de creaciones musicales de carácter culto realizadas por los compositores canarios o vinculados a Canarias, así como la recuperación y difusión del patrimonio musical generado en Canarias o relativo a Canarias a lo largo de su historia .

Mañana sábado 28 de noviembre, a las 12:00 horas. En el Aula Magna de la Sede Institucional de la Fundación MAPFRE Guanarteme. C/ Juan de Quesada, 10 (Vegueta) tendrá lugar el IV CONCIERTO del X ANIVERSARIO de PROMUSCAN.

Obras de Francisco Brito, José Brito, Nisamar Díaz, Manuel Bonino, Lothar Siemens y Juan Hidalgo.

Los intérpretes serán Jesús Fernández Durán, Juan Travieso, Radovan Cavallin, Sergio Marrero, Carlos Rivero, Manuel Bonino, José Luis Castillo, Ernesto Mateo y Sandra González.


JOSÉ BRITO

Haikus para violín, violoncello y piano
Intérpretes: Sergio Marrero (vl.) Carlos Rivero (vc.)
y José Luis Castillo (pno.)

NISAMAR DIAZ
Solo para clarinete
Intérprete: Radovan Cavallin (cl.)

FRANCISCO BRITO
Juan el podrío para fagot y piano
Intérpretes: Juan Travieso (fg.) y Sandra González (pno.)

JUAN HIDALGO
Aulaga 2 para clarinete y piano
Intérpretes: R. Cavallin (cl.) y Ernesto Mateo (pno.)

LOTHAR SIEMENS
Exhortación ante la muralla para tuba
Intérprete: Jesús Fernández Durán (tba.)

MANUEL BONINO
Metaimpromptu para clarinete y piano
Intérpretes: R. Cavallin (cl.) y Manuel Bonino (pno.)

LYDIA DÍAZ

jueves, 26 de noviembre de 2009

* LOS CENTRALES, PRESENTACIÓN DE SU NUEVO DISCO


No sólo vamos a invitarles a tod@s a la presentación del nuevo trabajo discográfico de "LOS CENTRALES" que será el sábado, día 12 de diciembre, a las 20.30 horas, en el Casino de Gáldar,  sino que también vamos a contar, quiénes son:
A principios de 1.997, en el barrio de Nido Cuervo, en Gáldar, un grupo de amigos se reunieron con la intención de pasar unos momentos distendidos, recordando las canciones de toda la vida, tales como boleros, sones, joropos, guarachas, cha-cha-chá, … y decidieron subirse a un escenario. Desde ese momento, todo su empeño consiste en ofrecer a su  público un trabajo serio y a la vez entretenido.



La línea musical que desde un principio adoptó el grupo, se inspiró en los ritmos latinoamericanos, diferenciándose de las múltiples tendencias que existen en la actualidad en el panorama musical.
Los Centrales han realizado tres trabajos discográficos, en el año 2000, “¡Ya llegamos compañero!”, en el año 2002,  “Anoche te vieron”, en el año 2004, “Canciones de navidad” y ahora presentan el cuarto “Te picó la..."



Desde el blog de ETNOGRAFÍA Y FOLCLORE, queremos felicitar a "LOS CENTRALES", por éste nuevo trabajo.

LYDIA DÍAZ

miércoles, 25 de noviembre de 2009

* MIS VISITAS A LOS TILOS Y AL BARRANCO DE AZUAJE


Desde siempre fui un asiduo visitante de estos dos lugares, quizás los más emblemáticos de todo el norte gran canario, hoy según se comenta han perdido el encanto de antaño, posiblemente propiciado por una mala gestión del cabildo y de los ayuntamientos correspondientes. El bosque de los Tilos era un excelente lugar de acampada y hasta allí nos desplazábamos gran cantidad de gentes de todos los lugares de la isla especialmente los sábados y los domingos, la pureza del lugar no tenía parangón en ningún otro lugar del norte, el olor que desprendían los eucaliptos, el poleo y los brezo purificaban todo el entorno de tan idílico lugar, las aguas cristalina que bajaba de las alturas alimentaba a todas las plantas y le daban ese color heterogéneo de todas las frondas que allí habitaban y que hoy se mueren irremisiblemente por la falta del rico elemento ahora entubado y canalizado, y que por consiguiente ya no bañan libremente las raíces de la tan variopinta vegetación que allí relucía.

Los Tilos era la meta para una gran cantidad de gentes que buscaban la tranquilidad y la paz de un buen día de campo. Cada familia preparaba debajo de los árboles sus asaderos, sus partidas de cartas y los niños correteaban y jugaban a su antojo por aquellos entramados boscosos donde no existía ningún tipo de peligro, y muchos caminando barranco arriba descubríamos asombrados le enorme belleza que encerraba aquel paraje inigualable. Iba con mis hijos y siempre me hacía acompañar por dos excelentes amigos de Moya, Manolo Díaz y Federico de la Fe, que habían sido compañeros del colegio de Santa María en Guía. El agua que bajaba era fresca y cantarina y de ella dada su constatada pureza bebíamos todos, algunos hasta la recogían en garrafas y se las llevaban para sus casas.

Que los Tilos agonizan es más que evidente, -¿Dónde están los movimientos ecologistas, que no se implican para que algo tan hermoso no desaparezca y que aparentemente los políticos ignoran en detrimento y perjuicio de todos los gran canarios?- ¿hay algo más importante que preservar todos estos lugares tan visitados en antaño y que hoy han perdido la belleza que tenían?, todo esto me suena a vulgaridad, si los gran canarios todos unidos no luchamos para que estos parajes no se mueran nadie se preocupara de hacerlo.

Con el barranco de Azuaje parece ser que ocurre lo mismo, sus aguas ferruginosas tenían un carácter curativo insospechado. Hace algunos años en el cauce del mismo existían una serie de habitáculos donde la gente se bañaba, desconozco si hoy siguen existiendo. Muchos recogíamos el agua en garrafas para llevárnoslas a nuestras casas, su sabor era muy agradable, a semejanza de las que emanaban en las fuentes de San Antonio en Guía y en los Berrazales en Agaete también hoy desaparecidas. Dentro del barranco existía una edificación medio destruida de lo que en otro tiempo fue un hermoso balneario, se comento que lo iban a restaurar, no sé si habrá llevado a cabo esta restauración.

Ambos lugares eran muy visitados por muchos habitantes de la isla, y hasta muchos turistas se acercaban a admirar tanta belleza, donde imperaban los altos riscos que circundaban y acotaban estos hermosos parajes, donde aparte de la ingente arbolada existente, brotaban al ras del suelo una variopinta vegetación como eran las ñameras, los líquenes, berros, berrazas y todo tipo de flora silvestre, producto que la enorme humedad existente generada por las correntias permanentes de aguas que libremente bajaban por estos barrancos.

Se hace preciso la intervención de quien sea para que estos parajes vuelvan a ser lo que fueron, para que los gran canarios y los turistas que nos visitan se lleven un grato recuerdo de estos lugares tan emblemáticos que en su momento dignificaron y embellecieron nuestras medianías y que hoy se mueren dado el tedioso comportamiento de los que tienen la obligación de regenerarlos y mantenerlos vivos por el bien de todos, de los residentes y foráneos que buscan en estos lugares la paz y la tranquilidad. Seamos respetuosos con la naturaleza, que gratuitamente nos ha dado tan bellos lugares y no rompamos el equilibrio florístico y faunístico que tanto abunda en estos predios de hermoso contenido, destrozando y no regenerando algo que heredamos de nuestros antepasados.

JUAN DÁVILA GARCÍA

martes, 24 de noviembre de 2009

* SERGIO SOSA, UN SOLISTA DE PRIMERA


Siempre, siempre, he mantenido una lucha por fomentar a nuestra gente joven. Incluso, en cierta ocasión llegué a decir que a esta gente nueva hay que buscarles ocupación, cantando, tocando el timple, bailando o haciendo cualquier cosa en las distintas maneras de entender la artesanía. Decía esto porque retirando de las calles y haciendo cualquiera de estas facetas pues se le alejaba de la cantidad de tentaciones que andan por nuestras calles.

Y en la Bodega de Julián, como antes hice con Tenderete, me he distinguido por la cantidad de niñ@s que han aparecido en televisión... pero claro, siempre hay  alguno que despunta sobre los demás.

Recuerdo como si fuera ahora mismo la llegada de un niño que solo levantaba un palmo del suelo y que con casi cuatro años estaba decidido a cantar en la Bodega de Julián… Era Sergio Sosa, que hoy ya está alrededor de los doce más o menos… Y lo recuerdo porque fue muy curiosa la aparición de este muchachillo… el llegó de la mano de su abuela… yo estaba sólo, en la bodega preparando las intervenciones de los grupos que grababan esa noche… La abuela, me dijo… óigame, me han dicho que traiga este niño hasta aquí para que lo escuche a ver si puede actuar en la bodega… miré al pequeñajo, de arriba abajo y me dio la impresión de estar ante un chiquillo despierto… ¿Cómo te llamas? El crio, como engallándose, respondió: Sergio, Sergio Sosa.

¿Y qué quieres cantar?


Alfredo Ayala, Sergio Sosa y Sergio Correa


Me da igual… una isa, una folía, una malagueña…

Sergio Correa, también era testigo de la conversación…

Correa, mira a ver si hay alguien por ahí que toque la guitarra para escuchar al otro Sergio…

Apareció la guitarra y Sergio se arrancó con una folia…

“PARA CANTAR LA FOLÍA…”

No hace falta, más nada… déjalo Sergio… El día de Canarias, vestido de mago, a las 10 de la mañana, aquí. Ese día almorzamos todos los que van a participar en el Especial del día de Canarias, aquí… después del almuerzo cada uno para su casa y nos veremos aquí a las 20h. ¿De acuerdo?

La abuela, dijo: de acuerdo.

Y llegó la fecha señalada. La trastienda estaba totalmente dispuesta y el sonido a punto… Victor Falcón, el realizador de la Bodega de Julián, repartía el espacio ubicando a cuantos iban a intervenir en el programa… Unos se conocían y los saludos eran afectuosos… al fondo de la cueva, acompañados por el violín de Mao, Esther y la jovencísima Thais, perfilaban el romance: “la pobre Adela”… los que cantan en el mismo tono se agrupaban y todo iba quedando en orden… Queríamos dar la impresión de que todo iba a ser improvisado y cuando eso sucede, es cuando más hay que preparar…

Recuerdo el momento que le tocó a Sergio Sosa cantar… Vicky López, cuando el niño cantó el primer verso, buscó complicidad con la mirada en Sergio Cabrera y los dos quedaron sorprendidos de la calidad de aquel chiquillo que venía con el ánimo de quedarse con el público.

Cuando llegó el momento del programa Sergio Sosa, no estaba en el plató… Estaba junto a mi sentadito, vestidito de mago, con el nervio subido…

Yo, Sergio, te digo en que momento vas a salir…

Y llegado el momento, le dije: “Ahora Sergio, tu entras por aquí… interrumpes a Julio Fajardo y le dices:

¡Hola Julio!

Julio te dirá… ¿y tu quién eres?

Le replicas: Sergio Sosa.

¿Y qué quieres?

¡Cantar!

Mientras esta breve charla sucedía, el público se iba poniendo en pie para saber quién era aquel pequeño, que quería cantar en la Bodega de Julián…

¿Y qué quieres cantar…?

Una folia…

Y Julio Fajardo, presentó a Sergio Sosa y le dijo a la parranda que se arrancaran con una folía…

-Para qué fue aquello, cuando Sergio hizo la primera estrofa… la gente quería salir de su asiento para besarlo, abrazarlo… después, silencio… Sergio siguió cantando y el público entre sorprendido y entusiasmado, empezó a aplaudir… Sergio, con una sola copla se había ganado el corazón de tod@s… la copla que cantó este pibito fue:

Para cantar la folia
dos cosas hay que tener
oído pecho y garganta
y en Tenerife, nacer


Sergio Sosa  
                                         
Hoy, aquel chiquillo continúa electrizando al público cuando se sube a un escenario…

Hace poquito, en la Bodega de Julián lo volvimos a tener y para inmortalizar el momento, me sacaron unas  fotografías…

ALFREDO AYALA OJEDA

lunes, 23 de noviembre de 2009

* “BENDITO REGALO”, "TAJARASTE", CON CUERPO DE BAILE Y “FABIOLA TRUJILLO” ,EN LA BODEGA DE JULIÁN


En esta nueva temporada, “la Bodega de Julián”, viene con algunos atractivos preparados cuidadosamente. Este jueves, por ejemplo, aprovechando la estancia en el plató de Juan Carlos Sierra, quisimos presentar un tema compuesto, dirigido e interpretado por él: “Bendito regalo” y que el autor ha cedido todos los derechos a la asociación de Alzheimer como una contribución y apoyo decidido a cuantos padecen tan triste enfermedad…

También, Tajaraste, está afinadito. Llegaron con el equipo completo y con ganas de agradar. En “la bodega”, interpretaron gran parte de su repertorio: “Folias”, con los solistas Angel Rodríguez, la veterana intérprete Eulalia González y Pepe León; “Seguidillas de Lanzarote”, con Angel Rodríguez, Félix Rodríguez, Rayco Déniz y Gabriel Rodríguez; “Malagueñas y Folia”, con la excelente voz de Ana Martín; “Mazurca de Agüimes”, Instrumental; “Malagueñas” con solistas como Félix Morales “El grande”, Ana Martín y Rayco Déniz; “Te descubrí”, tema mejicano, de J. Alfredo Jiménez en la voz de Pepe León, para finalizar su repertorio con una “isa majorera”, en la que fueron intérpretes Gabriel Rodríguez, Angel Rodríguez y Patricia García. Todos los temas, excepto “Malagueña y Folia”, tuvieron la vistosidad de el magnífico cuerpo de baile que posee este maravilloso grupo, dirigido desde hace años, por el compositor y excelente voz Héctor González.



Para redondear el programa, también actuó Fabiola Trujillo, una de las voces más representativas de Gran Canaria, con temas mejicanos, boleros y alguna aportación con coplas de nuestro folclore…

Fabiola Trujillo, que recientemente tiene su último disco en el mercado interpretó “La mitad de mi orgullo”, de José Alfredo Jiménez; “Cuando tú no estás”, de Juan Gabriel; isas de salón a dúo con los hermanos Sierra; “Camino al cielo”, de Manuel Durán y finalizó con ”Que valga la pena pues” de Eduardo Norberto Toscano…

ALFREDO AYALA OJEDA

* 1955, DEBUT DEL GRUPO ZARZUELERO DE GUIA



El grupo zarzuelero de Guía, que había creado un profesor del Instituto llamado, señor Vaquero, debutó en el mes de abril de 1955, en el Paraninfo de este centro docente. En el mismo figuraban, Luís Fernando Estévez Guerra, Antonio Pons Quintana, Isidro Morera Santana, Gilberto Naranjo Sosa, Wilgis Sosa Galván, José Bautista Rodríguez, Jesús González Moreno, Adilia, Urbita y Zunilda Sosa Galván, Esther Dávila Aguiar, Isolina Estévez Guerra, Teresita Estévez González, María Esther Sosa Falcón, que eran los que formaban el grupo de cantadores y cantadoras. La parte musical la llevaba Juan Dávila González, Pepe el rubio, José Antonio García, Juan Aguiar Moreno, Francisco Vega Dávila y el que suscribe, y presentó el acto el veterinario profesor del Instituto Enrique González Regojo.

Después de meses de ensayo, llego el día de la presentación oficial de este grupo que aunque tuvo una singladura muy corta acreditó en cuantas escenificaciones llevaron a cabo una extraordinaria preparación, atreviéndose a interpretar numerosos fragmentos de las mejores obras del género chico, entre estos recuerdo, La del Manojo de Rosas, Los Gavilanes, La Parranda o Canto a Murcia, La Verbena de la Paloma, La Dolorosa, Agua Azucarillo y Aguardiente, la opereta la Generala, La Revoltosa y tantas más.

Aquella tarde de la fecha citada el Paraninfo del Instituto mostraba un lleno hasta la bandera, donde figuraba el Alcalde y su grupo de gobierno, otras autoridades, profesores y muchos ciudadanos de nuestro pueblo ávidos por oír si efectivamente el grupo zarzuelero tenía la categoría que todo el mundo pregonaba, y a fe mía que el evento fue todo un éxito, saliendo publicado en la prensa del día después, alabando la maestría con que este grupo se había desenvuelto en cuantos fragmentos interpretó.

Este grupo se dedicó a actuar en diferentes teatros de la zona empezando claro está por el Hespérides de Guía, y más tarde los Guaires y Viejo de Gáldar, Agaete, Moya, la Aldea, y sirvió de apoyo en cuantos eventos se celebraron para recaudar dinero para la construcción de las iglesias de la Atalaya y Anzofé. Dentro del mismo, destacaba la gran labor que realizaban sobre todo Luís Fernando y Adilia, que eran los solistas de cuanto se interpretaba y también recordar el entusiasmo de Urbita que actuaba como pianista.

Meses antes de que desapareciera, empezaron a ensayar la Verbena de la Paloma al completo, con el fin de ponerla en escena para las fiestas de la Virgen del año 1956, algo que no se llego a consumar ya que desapareció antes de que esto sucediera, las discrepancias entre algunos de sus componentes motivo que así sucediera.

Ensayaban todos los días en el Instituto y era mucha la gente de Guía que asistía para ver como se desarrollaban los mismos, entre esta gente la mayoría eran profesores de centro y algún que otro familiar. Los ensayos eran amenos y enriquecedores dado el buen entendimiento y la cordial relación que existía entre todos componentes del grupo, aunque siempre como se dice vulgarmente había algún garbanzo negro, pero esto no motivaba que los ensayos y las actuaciones fueran deslucidas, todo lo contrario, sus componentes se implicaban cada vez más que las cosas salieran bien.

Han pasado ya algunos años de la desaparición de tan excelente grupo y no he visto que en Guía haya surgido algo parecido, pienso que hoy con esto de las escuelas de músicas, se podía organizar algo semejante, pero como lo que prima es el folklore nadie se quiere implicar en algo tan hermoso donde las reminiscencias son más clásicas que populares.

Guía siempre presumió de ostentar a lo largo de su historia, grandes grupos de teatro, de música clásica y zarzuelera, hoy que yo sepa nada de esto existe, y lo lamentable es que tenemos materia prima para que así fuera, no sé donde radica el problema para que esto no sea así, tenemos grandes músicos y grandes cantadores, -¿Por qué sin abandonar el folklore no se crean grupos de este tipo?-, que alguien me diga el por qué, ya que al estar alejado de mi pueblo desconozco donde radica ese problema que en otros tiempos no existía y donde todos a una, nos involucrábamos en estos menesteres, que le daban a nuestro un pueblo un caché que rebasaba nuestras fronteras, hablar de Guía en temas relacionados con la cultura y la música eran palabras mayores.

JUAN DÁVILA GARCÍA

domingo, 22 de noviembre de 2009

* UNA TUMBADA Y DE UN LARGO LLEGAMOS A SAN CRISTÓBAL


El compositor, cantante y amigo José Pérez Olivares (Pepe Olivares) me cuenta que entró a formar parte de Los Gofiones con el disco “Volumen V” y estuvo hasta el disco “Seis”. Es una particularidad de Pepe, cuenta los años en Los Gofiones por discos editados.

Al preguntarle por su canción “NUESTRA VELA LATINA” me dice que fue en esos años 80 cuando Paco Chirino le dice: “Oye Pepe, quisiera tener una canción dedicada a la vela latina”, pero la idea quedó ahí dormida durante muchos años hasta que, en 1.997, Ricardo Franchy (actual componente de Los Gofiones) le recuerda esa idea de Chirino y Pepe, que ya estaba fuera del grupo, se pone manos a la obra.

Cuando en Las Palmas de Gran Canaria no existían aún edificios tan altos, Pepe se reunía con los “viejillos” de la época para ver los botes desde Schamann, con unos prismáticos que le habían regalado. De aquellas vivencias infantes aprendió Olivares la “jerga marinera” y los entresijos de una regata, conocimientos que le sirvieron para escribir este hermoso homenaje a nuestro deporte tradicional.



“NUESTRA VELA LATINA” se grabó en el disco “30 años” de Los Gofiones en 1.998 y su letra dice:

De la tierra, la luchada,
la nobleza en el bregar,
nuestra gente marinera
tiene su brega en la mar,
tiene su brega en la mar.

Patrón agarre la caña
y dígale al escotero,
que calce pronto la escota
y se prepare el murero.

SALIMOS POR SOTAVENTO
Y NOS LLEVAN CUATRO ESLORAS,
UNA TUMBADA Y DE UN LARGO,
LLEGAMOS A SAN CRISTÓBAL. (bis)

ES NUESTRA VELA LATINA
LUCHA CONTRA VIENTO Y MAR,
POCO BOTE, MUCHO TRAPO
Y SIN MIEDO A TRABUCAR.

Después viramos pa’ fuera
y vamos cogiendo altura,
con la bolina ceñida,
echan chispas las amuras.

ES LA ÚLTIMA TUMBADA,
TODO EL MUNDO PA’ LA BANDA,
SE OYE EL GRITO DEL PATRÓN,
ENFILANDO LA BOCANA.
EL BOYÓN ESTÁ A LA VISTA,
Y ANSIOSO ESTOY POR LLEGAR,
EL RIVAL VIENE PEGAO
PERO VAMOS A GANAR,
EL RIVAL VIENE PEGAO
PERO VAMOS A GANAR.

ES NUESTRA VELA LATINA
LUCHA CONTRA VIENTO Y MAR,
POCO BOTE, MUCHO TRAPO
Y SIN MIEDO A TRABUCAR. (bis)

Letra y música: José Pérez Olivares (1.997)

JUAN CARLOS SIERRA

sábado, 21 de noviembre de 2009

* LA PIEDRA DE LOS VALIENTES


Tiempo hubo en que quise llegar un poquito mas allá y buscar por nuestra geografía las distintas “piedras de los valientes” que habían en nuestras islas…. Tuve, por supuesto, intentos fallidos y largas e inútiles caminatas… Pero podía más mi curiosidad que los reveces que me imponían la falta de orientación y mi poco hábito a caminar por pinas laderas…

Pero un día, conocí a Emiliano Guillén… Entusiasta que me llevó a conocer la, para mí, mítica “Piedra de los Valientes”… Habíamos quedado en Arico a una hora temprana y llegamos puntuales a la cita…El guía, como siempre, me dijo cuando emprendimos el camino que estaba ahí cerquita de la carretera. Pero caminamos y caminamos y parecía que no íbamos a llegar nunca….Cada vez veíamos el Teide como se nos agigantaba al acercarnos a él y aún quedaba un buen trecho para llegar… Hasta que por fin, en un lado del camino, en un terreno con muestras de haber estado despejado y limpio en otros tiempos, nos encontramos frente a la desafiante y auténtica Piedra de los Valientes.

PIEDRA DE LOS VALIENTES

Había distintas piedras, algunas rodeadas de otras pequeñas que la encerraban en un círculo…. Eran de distinto tamaño, pero una era desmedida… y como siempre aparecieron las conjeturas… así a ojo yo le pongo uno 150 kilos otros le ponían menos…

La piedra era mal amañada para cogerla. Incluso entre dos lo intentamos pero nadie la movió… Emiliano, que conocía la zona como la palma de la mano, me dijo pues todavía vive la última persona que le “dio aire” a esta piedra… (Darle aire a la piedra es despegarla del suelo)

¿Y dónde esta ese hombre? Emiliano.
Me dijo aquí, en el pueblo…. Hicimos unas fotos para el recuerdo...

EQUIPO DE "SENDEROS ISLEÑOS", JUNTO A LA PIEDRA DE LOS VALIENTES

Y emprendimos el regreso… cuesta abajo parecen que las penas son menos, le dije a Emiliano…

Es que la caminadita se las trae y sobre todo estar caminando por el medio de pinocha, sin el calzado adecuado y sin estar acostumbrado, se pega al riñón…

Tenía prisa por llegar. Quería estar frente a frente al último titán capaz de "darle aire" a esta mítica piedra. Tocamos en una modesta vivienda y nos salió una señora. Pregunté por su padre… un momento… y tras unos minutos de espera apareció un cacho hombre de mucho cuidado. Era, Don Alfonso Morales, y nos atrevimos a molestarle lo suficiente hasta que, amablemente, accedió a una entrevista.

Es D. Alfonso Morales, a sus recios ochenta y tres años, la imagen misma del hombre sencillo y serio, pleno de una fortaleza y un vigor empleados en el trabajo interminable de los campos. Es un anciano de noble apariencia que nos causó respeto y admiración. Estábamos ante un gigante bondadoso y discreto, que no le da importancia a lo que ha hecho. Estábamos ante un auténtico guanche redivivo, tal como la imaginación y el sentimiento nos lo dibujan.


Don Alfonso, cuando me dio la mano, se notaba a pesar de sus ochenta y tantos años, el fecho que tenia… que era un hombre trabajado y fuerte… que no le daba importancia a lo que había hecho y nos demostró con “geito” como la agarraba para levantarla…

Nos despedimos de don Alfonso y nos fuimos a otro lado de la isla. Emiliano, se quedó en Arico y yo seguí hacia el museo de cha Domitila, donde se decía que había una piedra…

Bullía en mi cabeza historias, hechos aislados que hablaban de distintos hombres que habían intentado superar el desafió que brindaba la Piedra de los Valientes y es que de una manera u otra, desde siempre, el hombre ha venido rindiendo culto a la fuerza… en las islas, a través de la transmisión oral, escuchamos testimonios de hombres que acudían a ganar o perder prestigio ante la piedra de los valientes… una de esas piedras, quizás la mas interesante, quebrada por la embestida de un tractor, reposa en el interior del tinerfeño museo de Cha Domitila…

MUSEO CHA DOMITILA

La maltrecha “Piedra de los Valientes”, está rodeada de historias y leyendas; de hombres y nombres que acudieron a ella para levantarla… muchos, lo intentaron; pocos, lo consiguieron…

Reconozco que cuando me abrieron el museo para visitarlo, fui derecho al lugar donde estaba la piedra de los valientes… En cuclillas, la toqué por primera vez…. Sentí el cosquilleo de la emoción y me invadían los recuerdos mientras leía con detenimiento la artesana placa de barro, que como acta notarial, me trasladó a hasta épocas lejanas…

“La piedra de los valientes estaba situada en la montaña de la Corredera, en el camino de Chasna y se utilizaba para desafíos entre guanches. Su peso se calculaba entre 15 ó 20 arrobas” (la arroba oscila entre 11.502 y 12.5 kilos)

Este es uno de los capítulos que he querido mostrar para conocimiento de todos. En la próxima ocasión les hablaré del arado, del levantamiento de arado que popularizó otro Hércules, José Rodríguez Franco “El Faro de Maspalomas” modalidades que hoy están encuadradas dentro del grueso cuaderno del deporte donde han ido a parar para conservarlas.

ALFREDO AYALA OJEDA

viernes, 20 de noviembre de 2009

* COPLAS DE ANTAÑO


Hay coplas que hace algunos años eran muy populares en Guía y que con el paso del tiempo se han ido olvidando y desgraciadamente somos muy pocos los que las recordamos, todas tenían ritmo de isa y eran muy comunes oírlas en aquellos tiempos, especialmente en las serenatas que se daban, todas estas coplas tenían su origen en hechos reales.

Así por ejemplo la primera que voy a citar, y que fue compuesta por Juan Dávila González, hablaba de los amoríos de un señor de nuestro pueblo nacido en buena cuna llamado Pepito…….., que se lío con una joven de vida alegre que llegó a Guía a principio de los años cuarenta del pasado siglo, y que según me comentaron los que la conocieron era toda una real hembra, su nombre era Matelle y habitaba en la Atalaya, hasta que este señor se la trajo a vivir con él en una casa de los Risquetes. Era tal el amor que sentía por ella que le ofreció casarse, Matelle aceptó de buena gana y Pepito le acondicionó la casa con todo detalles de lujo. Mi padre me decía que era una gran cantadora de nuestros aires típicos y solía salir de serenata con ellos recorriendo todo el pueblo luciendo su palmito y su esplendorosa voz, en más de una ocasión serenatearon al amado Pepito algo que al parecer no le sentaba bien, ya que consideraba una vulgaridad que su amada estuviera por la calle hasta altas horas de la noche.

Cuando llegó la fecha del enlace, Matelle se rajó, y ahí nació la copla:

Ahora dice Matelle,
Que no se casa,
Con los muebles comprado y
Pepe en casa.

La otra tuvo como protagonista a maestro Daniel Guillén. Este señor aparte de cuidar de sus tierras y la abundosa ganadería que tenía, se dedicaba a la mampostería, y tenía una forma muy peculiar de tomar las medidas, no utilizaba ningún aparato para medir las construcciones que realizaba, solo usaba las manos como medio de medida para coger las piedras o los cantos que iban conformando la obra, lo que generaba que la misma adquiriera una deformación en lo relacionados a la edificación, dinteles torcidos, ventanas y puertas cambadas y muchas anormalidades más. Maestro Daniel era muy aficionado al folklore y solía puntear una guitarrilla que tenía, interpretando con mucha profusión y casi en exclusividad unas seguidillas de las que decía ser su autor. Esta forma tan anómala hizo posible que alguien le hiciera esta copla, que dice así:

Maestro Daniel Guillén,
Practicaba la albañilería en algunos casos,
Y como tomaba las medidas de las piedras y los cantos con las manos,
Estos no les servían ni para calzos.

Y la última la creamos los componentes del conjunto rítmico Tirma, y la cantábamos cuando íbamos de serenata, como final de la misma, y la misma decía así:

Si quiere saber señorita,
Quien la parranda ha traído,
Juan le dan por nombre y
Usted sabrá los apellidos.

Fueron unos años inolvidables, las serenatas proliferaban en todos los lugares, era una forma de demostrar el afecto y el cariño que los jóvenes de la época sentían por sus novias y amigas, y se lo demostraban cantando debajo de sus ventanas, en más de una ocasión alguno se llevó un buen remojón.

JUAN DÁVILA GARCÍA

jueves, 19 de noviembre de 2009

* LOS GRANJEROS EN "LA GALA"


De la misma manera que En-cantadoras, Noroeste Guiense y otros muchos grupos han actuado en el programa “LA GALA”, que hace DOBLEDIEZ CANARIAS para TELEVISIÓN CANARIA, ahora le toca el turno a un grupo señero: “Los Granjeros” que están, además, celebrando sus 30 años de fundación. Los Granjeros, son de Montaña Cardones (Arucas) y tienen en el mercado un amplio repertorio discográfico…



Ellos, iniciaron su andadura allá por los finales de los 60 y su primer trabajo discográfico lo grabaron en 1.972 con un amplio repertorio del desaparecido compositor Sindo Saavedra….

El próximo lunes, a las 21 horas en Televisión Canaria, LOS GRANJEROS. Uno de los dos temas que interpretan en La Gala, es “LA PEPA”, con letra de Manuel Vega y música de Manolo Padrón “A UNOS OJOS”, tema peruano cuya autoría pertenece a Alfonso de Silva.

ALFREDO AYALA Y LYDIA DÍAZ

* “LOS CANTOS DE GUÍA”, UN NUEVO GENÉRO DEL FOLKLORE MUSICAL CANARIO.

“Los Cantos de Guía” es el título que he elegido para una obra musical todavía inédita, cuya letra y música he compuesto recientemente. Se trata de un estilo folklórico de nueva creación independiente y autosuficiente que diferenciado de los otros géneros de origen foráneo habidos en Canarias, está realizado en torno a una base musical que ha de ser siempre la misma y una letra que puede cambiar según el gusto de sus intérpretes.


FOTO: El compositor Alejandro C. Moreno y Marrero en su estudio.

Así pues, “Los Cantos de Guía” están integrados por una introducción, que debe ser interpretada por el coro, unas coplas, que han de ser ejecutadas por los diferentes cantadores y cantadoras y, por último, por los correspondientes estribillos, que siempre aportan el colorido necesario a la composición.

Como decía anteriormente, las letras de dicha obra musical han de ser cambiantes, no obstante, para esta primera pieza he escrito una letra cuya temática está inspirada en una boda que a finales del s.XIX se frustra ante el Altar Mayor de la Iglesia de Santa María de Guía y que no llega a producirse.

LOS CANTOS DE GUÍA

(Letra y Música de Alejandro C. Moreno y Marrero).

Siento una inmensa emoción,
Una profunda alegría,
Hoy es un día señalado,
Hoy se casa mi sobrina.

Se casa en esta ciudad,
En nuestra ciudad de Guía,
Con Antonio Riberol,
Hijo de Dña. Agustina.

Sr. Cura, abra la Iglesia,
Dese prisa, dese prisa.
Dese prisa, Sr. Cura
Que la hora se aproxima (BIS).

CANTO PRIMERO:

Sepan queridos vecinos
Que no me puedo casar
Con ese desvergonzado
Que me trae amargá.

CANTO SEGUNDO:

Cariño no me abandones
No lo podría soportar
Haré lo que tú me pidas
Prometo que voy a cambiar.

CANTO TERCERO:

Ya no existe vuelta atrás
Ya me cansé de sufrir
Quiero rehacer mi vida
Solo deseo ser feliz.

¿Por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?, ¿quisiera saber por qué?
¿Por qué, será, que no se quieren casar? (BIS).

Vaya gran desilusión,
Vaya una fatal noticia
Estamos muy apenados
Ya no se casa la niña (BIS).


Para un mayor entendimiento de lo expuesto hasta ahora, se podría decir que “Los Cantos de Guía” no tienen absolutamente nada que ver, por ejemplo, con una Isa, Folía, Malagueña, Aires de Lima, Sorondongo, etc, sino que por el contrario y al igual que sucede a cada uno de ellos, pasaría a ser otro género o estilo folklórico más (por supuesto, salvando las distancias entre algo ya consolidado y algo que aún no lo está).

En definitiva, “Los Cantos de Guía” se configuran como uno de los tesoros más preciados de mi modesta y humilde producción musical, ya que a pesar de que llevo realizadas alrededor de una treintena de composiciones, lo cierto es que hasta ahora ninguna de ellas (salvo el “Himno de Gáldar”) me había ofrecido tantos problemas como la musicalización de esta pieza.

ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO

martes, 17 de noviembre de 2009

* "TARFAYA" MI PERRO

Mi casa, cuando pequeño, era un Arca de Noé. Tenía una cabra, más bien una "jaira", porque hay que saber distinguir entre cabra y jaira. Jaira, es la cabra que se tiene en la azotea o en el traspatio de tu casa. La "Jaira", así con mayúsculas es como una parte de la familia. Ella tiene trato familiar. Se alimenta de las sobras de la casa y necesita los mimos de los componentes de la familia. la jaira, se selecciona de entre las mejores cabras del ganado porque ella tiene la finalidad de suministrar la leche a la familia. Incluso, recuerdo que mi madre me decia cuando la cabra estaba descompuesta: "Alfredo, lleva la cabra al médico" y allí iba yo con mi cabra dos calles más lejos a dejársela a Fabianito, que tenía un macho con unos cuernos enormes y un pestazo horrible que era quien la curaba, sin medicinas ni nada...

También tenia tres palomas, una de ellas estaba viajada de Tan-Tan y de Villa Cisneros... quiero decir que teniamos pocos animales, pero mi favorito era mi perro: Tarfaya, nombre que le puso mi padre, que hizo el servicio militar cuando la guerra en el Sahara...

Mi perro era de esos que hoy se conocen cómo “mil leches”. Mi padre, le hizo una caricia en la calle y el perro lo siguió hasta casa donde comió, bebió y descansó. Desde entonces se quedó en casa. Era de color blanco y algunas manchas canelas. Todos los días, jugaba con él en mi barrio de Las Alcaravaneras, dónde nací. Subíamos, cuando salía del colegio por aquellos arenales, atravesábamos las jaimas (casetas) de los moros que allí tenían temporalmente, y alegres íbamos de un lado para otro.

Tarfaya, mi perro, era obediente y listo como el hambre.

Eran esos tiempos donde se tenía permanentemente la puerta de la calle abierta, con un gancho y llegaban por allí los vecinos a pedir o darte algo… Cierto día, una de esas vecinas, en tono alarmado, gritó: “¡Alfredito!, ¡Alfredito! ¡Qué se llevan a Tarfaya…!

Salí, todo lo rápido que pude y ví trasponer al camión con mi perro dentro: eran los perreros… Los perreros, hacían pasadas por todos los barrios para coger a los perros abandonados… Hacían una labor de limpieza a la sociedad, pero mi perro estaba limpito, lo cuidábamos como uno más de la familia. Al poco, apareció mi padre… le conté el caso y no dudó en salir a buscar el perro… bajamos toda la calle y cogimos la guagua hasta el mercado de Vegueta… Allí mi padre tenía una amigo y nos llevó directamente hasta el túnel de la Laja ( hoy devorado por el progreso)… El amigo Nicolás, por lo que yo entendía o tenia experiencia en este tema… y calmaba nuestra impaciencia…

Llegó el oscuro de la noche y nos tuvimos que marchar de allí, con la intención de volver al otro día… mi padre, desde temprana hora, me levantó de la cama: “vamos hijo”, y de un salto estaba lavado, vestido y dispuesto… en la puerta, nos esperaba el coche del amigo Nicolás.

Pues vamos pa´llá…. Llegamos al Goro (muros redondos levantados con piedra seca) y allí no había ningún perro, ni nadie… nos sentamos encima de una piedra y a descansar…Al poco, apareció un muchacho que nos dijo: algún perro de los de ayer era suyo”, preguntó.

Yo, le respondí: “si, era mío”.

Y nos respondió: pues anoche los tiraron a todos a la Mar Fea… la Mar Fea es un lugar peligroso con mucha corriente, que tiene una cueva en la cual, las olas golpean con violencia en ese encrespado mar…

No me lo creía. Lloré, lo que no estaba escrito. ¡Mi perro! ya no lo vería más.

Entonces, desandamos el camino. Y regresamos a casa.

Qué tristeza me invadía. Y desde aquélla infancia creía que aquello, si no era el fin del mundo, se parecía mucho… no almorcé y era tremenda la angustia que tenia… Tarfaya lo era casi todo para mí; era mi amigo inseparable…

Pasaron dos días y una mañana, tempranito, casi sin fuerzas, arrastrándose, llegó a la puerta de mi casa… Venía, el pobrecito maltrecho: cojeaba y tenia un ojo que parecía se le iba a salir del casco… Mi padre estaba en casa y salimos corriendo al viejo Campo España, donde se ejercitaban numerosos galgos… allí le hicieron las curas y aunque perdió el ojito yo veía a Tarfaya como el perro más bonito del mundo…

ALFREDO AYALA OJEDA

lunes, 16 de noviembre de 2009

* AQUELLOS AÑOS...

Leyendo algunos de los relatos que aquí figuran, me vino a la memoria los años que pasé trabajando, por la zona del Puerto, para ser más exactos, en la calle la Naval, allí había un bar que frecuentábamos a diario para desayunar y almorzar. Tenía nombre de campana, DON DIN.

Allí, las tertulias matinales eran para ponerles los pelos de punta, a los mejores oradores de la nación...

Si los políticos hubieran hecho caso a estos tertulianos, seguramente hoy en día no estaríamos en crisis, y la U. D. LAS PALMAS, sería el mejor equipo del mundo.

Los tertulianos, periódico en mano comentaban hasta las esquelas, y si tú ese día no participabas en la tertulia te preguntaban directamente tu opinión, vamos que no te librabas nunca.

Me acuerdo de un señor mayor que se sentaba pegado a la pared, siempre pensé que sería para no caerse del taburete cuando se pasaba con los culitos de ron amarillo y aunque estuviese colocado como un armario empotrado, no perdía nunca su toque de humor.

Mastro José, le decían… ¿su mujer chilla cuando hace el amor?, y él contestaba siempre lo mismo, sin perder su compostura, sí mi niño, fíjate si grita que la escucho de aquí.

Don José era uno de los asiduos clientes, pero había de todo... el de la tienda de aceite y vinagre, el zapatero, el barbero, algún empleado de las tiendas de los indios, vamos, que había de todo.

El barbero contrató a un aprendiz, y después de dos meses, una mañana y pensando que el niño ya estaba preparado para atender a la clientela, el barbero, tenía que salir al médico y lo dejo solo, entró un cliente en la barbería para afeitarse, nada el niño todo dispuesto lo enjabona, afila la navaja y se dispone a empezar su trabajo... una masacre, corte por aquí otro por allá y a lo que el cliente angustiado le pregunta, ¿no tienes otra navaja? el niño lo mira y le pregunta, ¿le parece que esta no corta?, y el cliente le contesta, sí que corta, pero la otra es para defenderme.

En ese momento entró Panchote, (y lo que no entiendo, es lo del nombre porque con llamarlo Panchito iba bien servido, era pequeño y delgado) recogiendo la oreja del suelo pasándosela por el chorro del agua, para quitarle los pelos que se le pegaron al habérsele caído y poniéndosela en un cartucho de papel ,en el mismo donde había traído el pan para desayunar , le comenta al cliente vete corriendo a ver a Manolito el practicante para ver si te la puede coser..

Eran otros tiempos, te pasa eso hoy y te cuesta hasta la cárcel, antes no, una palmada en la espalda, un ron y ya estaba todo resuelto.

Se dice que tiempos pasados no fueron mejores que los presentes, pero no puedo dejar de decir. ¡Qué tiempos más lindos, aquellos!

EL CRÍTICO

domingo, 15 de noviembre de 2009

* LA BODEGA DE JULIÁN

“LA BODEGA DE JULIÁN”, COMIENZA EL PRÓXIMO JUEVES LA TEMPORADA CON UN PROGRAMA EN EL QUE CASI HUBO UN MANO A MANO ENTRE LAS PARRANDAS “AYATE”, DEL MUNICIPIO DE TEROR Y “JÓVENES CANTADORES”. ESTE PROGRAMA FUE GRABADO A MEDIADOS DE OCTUBRE. HABÍA UNA TEMPERATURA DE ENVIDIA Y LOS DOS GRUPOS BRILLARON A GRAN ALTURA.
LA PARRANDA “JÓVENES CANTADORES”, ES ACTUALMENTE UNO DE LOS GRUPOS DE MODA EN LAS ISLAS. AHORA, SE HA REFORZADO CON OTRA VOZ FEMENINA DE GRAN CALIDAD: IDAIRA TRUJILLO, UNA JOVENCITA QUE HA PERTENECIDO A LOS GRUPOS DE MAYOR SOLVENCIA DE TENERIFE.



LOS JÓVENES CANTADORES, TRAJERON UN REPERTORIO ATRACTIVO: “MALAGUEÑA DEL AGUA”, “FOLÍAS”, MALAGUEÑAS”,  “PICO TEIDE”, “SULEMA”, “SEGUIDILLAS”, “POLCAS” PARA TERMINAR CON “EL NEGRO JOSÉ”… FUERON SOLISTAS: VIRGINIA RODRÍGUEZ, ELVIS SANFIEL, DARÍO CABRERA, NAYRA GONZÁLEZ, IDAIRA TRUJILLO, , JOSUÉ “EL CURIEL”, ENRIQUE SOTO, FELIX “EL CHICO”…



POR OTRO LADO, LA PARRANDA “AYATE”, QUE VINO CON ALGÚN CAMBIO EN SU ALINEACIÓN, COMO ES EL CASO DE DAVINIA TORRES QUE, AUNQUE ALGO NERVIOSILLA ESTUVO A UN GRAN NIVEL… AYATE, HIZO EL SIGUIENTE REPERTORIO: “ISA”, “MOLIENDO CAFÉ”, “YO SOY EL PUNTO CUBANO”, EL CARNAVALITO “HOY ESTOY AQUÍ”, “LAS FOLÍAS DE MI ABUELO”, “EL CAFETAL”, “LA PARTIDA”, Y “AL PIE DE TU REJA”.

FUE, EN SUMA UN PROGRAMA BRILLANTE Y VIBRANTE, CON DOS ESTILOS TOTALMENTE DIFERENTE.

YA LO SABEN: EL JUEVES, A LAS 21H, EN TELEVISIÓN CANARIA.

ALFREDO AYALA OJEDA

* HOMENAJE AL CARIÑO

Esto es un reconocimiento no solo a la memoria, sino a las personas que saben escuchar y luego lo escriben para que no caiga en el olvido y perdure.
Esta historia que voy a contar, trata de una persona que falleció hace un tiempo y que por yo no tener la oportunidad de hablar con sus familiares, para pedirles autorización para publicar su nombre, pondré otro en su lugar.

Doña Paquita, vivía sola a sus ochenta y cuatro años, no tenía hijos y sus familiares más cercanos eran unos sobrinos, que para que no siguiera con esta situación, decidieron enviarla a una residencia de ancianos. Era una mujer pequeñita pero con muchísimo carácter… quizás por esa soledad que le acompañaba hacía muchísimos años, se había vuelto arisca, claro que nadie sabía realmente si esto era verdad, porque no la conocían de antes. Poco a poco, en esa nueva casa, que a ella no le gustaba... fue cediendo y ganándose el cariño  de una de sus cuidadoras. Esta cuidadora, es de esas pocas personas que transmiten cariño, con gestos, palabras, con una palmadita en la espalda, en el momento apropiado, y que a simple vista demuestran que disfrutan con su trabajo…. Y así fue, como se ganó la confianza de Paquita. Consiguió que hablara e incluso que le contara la historia de su vida, llegó a cantar y a recitar poemas… así que mientras Paquita le recitaba poemas y cantares, esta cuidadora fue recogiendo todo este legado y es el que aquí quiero dejar.

El que toca la guitarra
sobre las cuerdas pone
no son dedos que son lazos
que enlazan corazones.
************************
Si yo supiera decirte
que lo que has dicho es verdad
partiera mi corazón
y te diera la mitad.
************************
El ladrón piensa en el robo
el asesino en la muerte
el preso en la libertad
y yo moreno en quererte.
*************************
Trabajando vive el pobre
y cantando tiene alivio
y el herreño se divierte
con los golpes del martillo.
*************************
Azucena blanca y bella
por qué son esos agravios
que no me miran tus ojos
ni se sonríen tus labios.
*************************
Allá enfrente viene un barco
y más atrás vienen dos
y en el centro viene
la luz de mi corazón.
*************************
Mi lindo amor está malo
y mi suegra en tan indigna
que pa´que no vaya a verlo
me dice que ya camina.
*************************
Si canto, dicen que canto
y si lloro, la llorona
y si voy a la iglesia
me dicen la santurrona.
*************************
Adiós compañeros todos
que me voy a despedir
que me voy para mi casa
allí fue donde nací.
*************************
Cuatro cosas tiene el pobre
que no le cuestan dinero
la cárcel, el hospital
la iglesia y el cementerio.
*************************
Soy pobre porque nací
y alegre porque me muero
porque recibí una carta
que el que se muera va al cielo.
*************************
El corazón te daré
que es lo primero que muere
y después te doy el alma
aunque no es mía, Dios quiere.
*************************
Cantando alegre estoy
como una fresca mañana
otro día lloraré
porque hoy no tengo ganas.
*************************
Ayer tarde me enteré
que ya tú no me querías
se me quedó el corazón
dónde mismo lo tenía.
*************************
Mamá quiero un convento
Dominica quiero ser
y ese sólo pensamiento
me hace llorar de placer.
*************************
Si me quieres escribir
te diré mi paradero
en el cortijo Don Bruno
amarrando tomateros.
*************************
A mi suegro y a mi suegra
les eché de maldición
que se les perdiera el hijo
y me lo encontrara yo.
*************************
Allá arriba en la ladera
está Cho´Juan mirando
a la señora Josefa
que está detrás del mato meando.
**************************
Tienes unos ojitos negros
cargaditos de pestañas
que cada vez que me miran
me los clavas en el alma.
**************************
Dicen que ya no me quieres
que tienes a quién querer
a buen tiempo me avisaste
si tú tienes, yo también.
***************************
En el Pinar hay un pino
que lo llaman Pino Santo
no te subas tan arriba
que tú no mereces tanto.
**************************
Siempre llorando tu ausencia
me encuentra el sol cuando sale
y suspirando me deja
cuando se pone la tarde
**************************
Si me quieres me lo dices
y si no, te desengañas
que yo tengo quién me quiera
con el corazón y el alma.
**************************
No hay nada como una madre
que madre llena la boca
que si se le pierde un hijo
lo busca y se vuelve loca.
**************************
Con tu pájaro pinto
tú me has engañado
yo creí que era tuyo
resultó ser prestado.
**************************
Mi niño si soy negro
porque Dios me lo mandó
más blanco tenías tú el conejo
y en negro se te volvió.
**************************
Tengo un pájaro pinto
que lo cogí en la ladera
y no me quiere enseñar
las folías chicharreras.
***************************
El conejo te cogí
blanca flor de mejorana
si no te cogí las tetas
fue porque no me dio la gana.
***************************
Eres azucena blanca
eres firme de color
pero más firme es
para ti mi corazón.
***************************
Trabajando vive el pobre
y cantando tiene alivio
el herrero se divierte
con los golpes del martillo.
***************************
La despedida te doy
la despedida voy dando
la despedida es bonita
que me despido cantando.

LYDIA DÍAZ

sábado, 14 de noviembre de 2009

* DE CUANDO LA U.D. NO TENÍA...

... ni para pagar a la lavandera.

Yo siempre fui muy padrero. Buscaba, cualquier ocasión para estar con mi padre. Una mañana, me dijo quieres ir al campo conmigo, que tengo que preparar un espectáculo de lucha para beneficio de la Unión Deportiva Las Palmas, rápidamente, me puse el pullover y me subí al coche...recuerdo que en Tamaraceite, paramos y en plena carretera, en un bar compramos un papelón de huevos duros y un puño de sal, para aguantar el camino... allí, en Cambalud, nos vimos con el “Pollo de Buen Lugar”, estuvimos probando unos carneros para "la pelea de Carneros"... que mi padre quería incluir en ese espectáculo. Recuerdo que, como si fuera una pluma, Manuel Marrero me levantó y me puso sobre la barandilla del lugar donde estaba un rebaño de ovejas.

Pues quién me iba a decir que andando el tiempo, este encuentro escrito con todo lujo de detalles lo entregaría en el Cabildo para que lo publicaran (1.975). Dos años después de la muerte de mi padre.

Por eso digo que, esta historia que hoy entresaco de esa publicación, es tan real como la vida misma. Así como también es real que la Unión Deportiva Las Palmas, aquel club que nació de la unión de otros cinco club de la isla, no tenía ni para pagar a la lavandera...

"Manolín" y el pollo de "Buen Lugar" agarraron un "desafío".

La Unión Deportiva estaba atravesando una dura crisis económica porque por lo visto los gastos de mantener al equipo eran mayores que los ingresos y se iniciaron recolectas, tómbolas, bailes, festejos, etc. para recabar fondos con destino a las arcas del club representativo. Pero una luchada de aquella época con precios módicos y escasa asistencia ¡qué podría significar económicamente que pudiera servir de algo al fin que se perseguía? Pensé que había que hacer algo que se saliera de lo normal, un espectáculo con base en la lucha, pero que tuviera más atractivo. Y me dediqué como primera providencia, a hacer un guión. Incluía en el "peleas de carneros". "juego del palo", "levantamiento de arado" y la luchada. Pero todavía me parecía poco atractivo para movilizar la masa. ¿Que podría ser?

De repente me vino a la memoria la fama y el prestigio de Manuel Marrero “Pollo de Buen Lugar" que ya estaba retirado de la lucha. ¿Querría Manolo colaborar con esta luchada? ¿De qué forma? No lo sabía, pero había que hablar con Marrero. Y hacia allá nos fuimos, Dionisio Brito, mi hijo Alfredo y yo.

Pasamos por Cambalud, donde trabaja Marrero y no lo encontramos. Estaba en su casa, en Buen Lugar. Marrero, nos recibió sonriente, pero intrigado. Creo que estaba pensando: "¿qué querrá este Ayala de mí?". Y se lo dije. Y me respondió.

-Yo estoy viejo ya; soy un carcamal. ¿Dónde voy yo a luchar?

Le argumenté a Marrero, le puse por delante el nombre de la Unión Deportiva y fue cediendo. Marrero no quería tomar parte en la lucha corrida; encontraba que ya no podía ponerse en forma para una empresa de este tipo y se resistía (tenía razón).

Le salí por caderas

-¿y un desafío Manolo?

Lo pensó mejor.

- ¿un desafío...? ¿Con quién?

Yo lo llevaba estudiado

-¿qué te parece con "Manolín"?

"Manolín", Manuel Suárez era entonces el luchador de más cartel, el que estaba de moda.

-No hombre, ese un chico joven y fuerte, que además sabe luchar. ¿Dónde voy yo ahora a ponerme en la pista con ese muchacho...?

Pero yo adiviné que le estaba gustando la idea.

Mira Manolo, con un chico como "Manolín", que sabe luchar, que es airoso, tú puedes hacer un gran papel. No te digo ganarle, porque no es fácil, pero no te va a sorroballar. Y si me apuras un poco...

Se fue animando y salió su punto de luchador; de gran luchador.

-Pero para ello yo tendría que entrenarme mucho. ¿Y con quién me entreno?

Muchacho, en Arucas, con Pepe Araña ¿no?

Bueno ya cedido Marrero en más de un cincuenta por ciento, yo lo daba por hecho. Pero Marrero quería que se contara antes con su jefe, y con el mismo Araña. Fuimos a ver a su jefe, que le pareció bien la idea, después de preguntar a Marrero si estaba dispuesto y no iba a hacer el ridículo; y luego vimos a Araña en Arucas.

-Si hombre yo hecho una mano con Manolo Marrero. Este se pone en forma enseguida (Araña era de un optimismo encantador)

Y todo, por lo que respecta a Manuel Marrero, quedó decidido... Había que hablar con "Manolín". Le expuse mi teoría y con alguna resistencia, aceptó. Todos lo hacían por la tierra, porque estaba de por medio la Unión Deportiva Las Palmas. Y se concertó el desafío, se fijó la fecha y empezamos a perfilar detalles.

Yo vine entonces a ver a Manolín, pero sin saber ni siquiera por donde atacarle, porque yo entendía que era una papeleta difícil y muy delicada proponerle un choque con Manuel Marrero "Polo de Buen Lugar", en el que él no tenía nada que ganar y si mucho que perder, aunque en el deporte, no ganar o perder, ni pierde ni gana porque lo importante - a pesar del tiempo- es participar.

"Manolín", se resistió, pero le gustó la idea. Él iba a ser - aunque ya lo era- el centro de atracción de todo el mundo del deporte. Le decíamos entonces por aquélla época, como elogio máximo "El molowny de la lucha" Y fiando también en que podría con el veterano campeón, pero más por hacer un servicio a la causa deportiva, me dijo que sí. Bueno, no me dijo que si sino que ya me contestaría, pero yo adiviné que diría que sí. Le apremié para que se decidiera lo antes posible y al día siguiente, con su calma, con su acento de hombre reposado, muy tranquilo, pero cogido en las redes de la ilusión, me dijo:

-Vamos a sentarnos para hablar de eso.

Nos sentamos en la terraza del ya desaparecido Campo España de León y Castillo y yo me puse en guardia, pues aunque tenía confianza plena en las reacciones de Manolín, que fue siempre un caballero, no sabía por dónde me iba a acometer.

Nos sentamos

¿Qué pasa "Manolín? ¿Dispuesto ya?

-Bueno, hombre; vamos a hablar primero. Ya sabe que la gente hablando se entiende, ¿no?

Pues sí hombre, hablemos ¿qué quieres saber?

Se sonrió, me miró y muy amable me dio a entender, con un ligero gesto que esperaba que yo hablara.

Mira Manolín, -le dije-

-Que sí, que es verdad. Pero ¿vamos a hacer un desafío o una exhibición?

Bueno yo creo que hay que presentarlo como desafío ya que va a hacer una agarrada de cinco luchas, pero en realidad no va a pasar de exhibición. No obstante, haremos lo que tú quieras.

-No, no; yo ya digo que voy a colaborar y lo que usted haga bien hecho está.

No se habló más. El objetivo previo estaba cubierto.

Por supuesto, que no tardé en comunicarle a Manuel Marrero la conversación con Manolín y su deseo de que se trataba de una exhibición y no desafío, tal cual se entiende por desafío... A él le pareció muy bien y todos quedamos de acuerdo.

Recuerdo que Manuel Marrero me preguntó: ¿está muy fuerte Manolín, y yo le dije "eso ni se pregunta". Manolín" estaba pasando el mejor momento deportivo de su vida y se mostraba irresistible, máxime para pegar con un hombre que ya estaba entradito en años.

Foto: Dionisio Brito, Manuel Marrero, Antonio Ayala y Alfredo Ayala, concretando el desafío entre Manuel Marrero y Manolín.

La primera parte estaba lograda. Los nombres de Manolín y Marrero iban a figurar en los carteles con grandes caracteres, todo encaminado a reunir en el Estadio Insular a la mayor cantidad de público buscando la finalidad principal: recaudar fondo para el club representativo, que pasaba una época de penurias como no se recuerda otra.
Yo sabía que el Faro de Maspalomas, por aquellos tiempos andaba muy mal en lo económico y no quise comprometerlo con una actuación benéfica en la que estaba previsto que nadie cobraría una perra, pero quería meter en el espectáculo una demostración de poder con levantamiento de arado. "El Faro" era un fenómeno en esa especialidad, pero estaba visto. Nadie dudaba de su facilidad para poner el arado en el aire con reja y todo y ello quitaba incertidumbre que es la palabra mágica para crear un clima de expectación en torno a cualquier manifestación. Ideé que fuera Hermenegildo Ramírez, el famoso “Brazo de Hierro", el que se ocupara de ese número, pero Hermenegildo no había levantado en su vida ni una caña de pescar... Hablé con Gildo y se lo dije- Se horrorizó porque no tenía ni idea de lo que había que hacer, pero por su parte...

-Bueno tú estate tranquilo que yo te aviso para ir a Telde que el Faro te enseña a levantarlo.

Y así fue. Nos encaminamos a Telde una tarde, acompañado del directivo de la Unión Deportiva Las Palmas, don Salvador Cuyás Díaz, don Dionisio Brito. Vimos al Faro, le hablamos de lo que se trataba y aunque salió el prurito del más fuerte, se presentó con gran voluntad de servicio a enseñar a Hermenegildo. Nos fuimos a un cercado y allí se hicieron las primeras pruebas, con un arado de mentirijilla.

Quedamos emplazados para otro día y volvimos pero ya con arados de mayores dimensiones... Pepe, "El Faro", se pegó con los tres y con el último, uno enorme, le puso hasta la reja... Hermenegildo no podía... Pero había que hacer el intento. Y en San José encontró un arado más pequeño y se ejercitó.

Ya teníamos otro número montado. El espectáculo se estaba culminando.

Cómo la tenía el consentimiento de los clubs Adargoma y Rumbo para hacer la luchada solo había que reforzar a uno de los bandos con algún puntal de Tenerife, nos fuimos a buscarlo y fue Ramón Hernández el que se encargó de ir a Tenerife para hacer la gestión y la de encontrar a dos hombres especializados en la vecina isla, expertos jugadores de palo.

Quedaba un número de poder atractivo: las peleas de carneros. Manuel Marrero, nos ayudó mucho en este aspecto y gracias a él pudimos conseguir seis carneros dispuestos a cabecearse.

El objetivo se estaba cumpliendo. Pero quedaba la trastienda.

La trastienda es la parte más delicada de todos los espectáculos. Y en razón de esta trastienda hay muchas veces en las que se tiene que transigir con ciertas cosas que a uno no le gusta hacer. ¡Pero ocurre cada cosa...!.

El desafío o a exhibición estuvo a punto, varias veces, de suspenderse, aunque seguí anunciando a bombo y platillo sin dar un paso atrás. Manuel Marrero en una de las veces que nos vimos allá por Casablanca, que es donde vive Manolo, me dijo que de los primeros entrenamientos estaba partido. Pero me puso la carne de gallina cuando me afirmó casi rotundamente que no "estaba dispuesto porque iba a hacer el ridículo". Yo veía que todo el castillo se venía abajo con estrépito. Y yo no quería fracasar en lo que entendía que era una organización perfecta y que podía ser el gran espectáculo.

No le hice mucho caso, dejando correr el tiempo cuando estábamos a quince días de la lucha. Pero me quitó el sueño de tal, que yo daba más vueltas en la cama que un molinillo. Y le daba vueltas a mil soluciones, sin encontrar ninguna aceptable. Entre otras razones porque el lanzamiento estaba hecho, el taquillaje, del que se encargó la Unión Deportiva, a la venta y las localidades vendidas en más de un 25 por ciento.

-Oiga - me dijo Manuel Marrero- que ese muchacho me va a tirar como un saco de papas; y yo no quiero que mi nombre se vea pisoteado...

Yo tampoco sé como está de fuerte ese muchacho y sin agarrarse de un hombre nunca se sabe lo que este puede dar.

Era una insinuación...

Bueno pues hicimos todo lo que creíamos que debíamos hacer para que no se estropeara lo mucho y bueno que ya estaba hecho y en ese aspecto fue Manolín el que facilitó la realización.

Pasó la tormenta.

Yo en mi afán de interesar a la gente en el espectáculo, creyendo que el Faro de Maspalomas no iba a intentar nada, anuncié que Hermenegildo, el hombre más fuerte de las islas, iba a levantar el arado y que la organización iba a dar un premio de diez mil pesetas a cualquier espectador que levantase el mismo arado que levantaba Hermenegildo.

Foto: Hermenegildo Ramírez, haciendo una demostración de poder

¡Pa´ qué fue aquello!

Aquel mismo día por la noche fue "el Faro de Maspalomas" al Campo España a verme. Venía en son de paz, pero yo sabía de sus intenciones. Empezó por saber si era verdad lo de las diez mil pesetas. Le dije que sí, aunque yo sabía que no. Y me respondió:

-se lo digo porque en Telde hay un cochino, así como yo, de San Antonio que va a venir, y ese levanta un arado tan grande como el de Hermenegildo.

Lo vi venir

Si ese cochino así como tú, eres tú mismo dile que digo yo, que no se moleste porque no va a sacar nada.


Hablamos y el Faro se tomó unas copas que yo invité, al salir me dijo.

-¿a qué hora empieza eso?

Para toda la gente el domingo a las cuatro de la tarde; para ti el lunes a mediodía....

No sé si me entendió, pero se rió...

Yo sabía que se proponía el Faro de Maspalomas y le corté la retirada... Me hablé con Camurrita, tan magnífico luchador con buenísima persona, y le puse en antecedente.

"Desde que Hermenegildo levante el arado, tu entras en el terrero y te lo llevas pa´la caseta.
Enseguida me preparas una pareja de luchadores y que salgan a luchar...

Camurrita cumplió aquello al pie de la letra, pero desde las tres de la tarde, una hora antes, los porteros me estaban mandando recados de que el Faro de Maspalomas estaba allí, en la puerta, con un arado y dispuesto a entrar.

La orden fue tajante.

Ni él ni él arado pueden entrar: que lo entretengan. Y así fue. Una vez que Hermenegildo hubo levantado el arado y estaba bien escondido. Me llegué a la puerta y vi a Pepe el Faro que me estaba haciendo señas desde la calle.

-¿Qué pasa Pepe?, le dije, haciéndome el nuevo...

-¡Que no me dejan entrar!

-¿Cómo que no te dejan entrar? ¡Pasa hombre!

Y entró con la mujer. Pero cuando entró ya no había nada que hacer porque yo había adelantado el levantamiento del arado, saltándose el orden del espectáculo para que no hubiera ni la más remota posibilidad de que el Faro pudiera intentar nada.

Después me preguntó Don Salvador Cuyás que, qué hubiera hecho yo si el Faro hubiera entrado a tiempo.

-Sencillo, don Salvador: suspender el número del levantamiento del arado por indisposición de Hermenegildo...

Por: ANTONIO AYALA