Seguidores

sábado, 5 de diciembre de 2009

* ¿QUÉ ES EL TIMPLE?

Creo que no queda entrevista en la que no haya surgido esta pregunta, “Pedro, ¿qué es el Timple?”, o, ¿Qué es el Timple para Pedro Izquierdo?”. A veces realmente el entrevistador es cierto que no sabe qué es el Timple, o la zona donde se hace la entrevista y a la gente a la que va dirigida seguramente no lo sabe, por si es otro país, otra provincia, u otra cultura. Pero a veces es aquí, en Canarias, y se suele hacer esa pregunta por querer dar un aire como de misticismo a la conversación, como esperando una respuesta rimbombante, hortera al fin y al cabo. Pues bien, ahora me siento frente al ordenador para escribir estas líneas y me hago yo esa pregunta: ¿qué es el Timple?.




Me alegro de hacerme esa cuestión, porque puedo decir que el Timple es el sonido de Canarias, el instrumento representativo de las islas, la voz de un pueblo que siente su tierra, que la ama y que expresa por medio del camellito sonoro sus sentimientos, con las folías y las malagueñas, sus alegrías con las isas, la socarronería y el sentido del humor con las polkas. Y quedaría muy sentido y encajaría a la perfección en aquel tipo de pregunta mística. Y bueno, no está mal, lo puedo compartir, es lo que mucha gente quiere escuchar ya que le hace sentirse más canario, aunque sea de boquilla, pero como fachada impresiona.

Lo cierto es que el Timple es mucho más simple que eso, pero a la vez mucho más complicado y comprometido de exponer y acertar.

…Sólo sé que nada sé, cuanto más conozco el Timple más difícil se me hace, interpretarlo, componer para él… cada vez le tengo más respeto, llego hasta sentirle miedo. Cuántas más cosas aprendo de él, más cuenta me doy de que menos sé.

Con lo simple que sería decir que el Timple es un instrumento de cuerda pulsada, construido en madera y familiar de la guitarra pero de dimensiones más reducidas y por tanto de sonido más agudo.



El Timple absorbe mucha cantidad de mi tiempo. Dedico tiempo de estudio para mis conciertos, tiempo para componer música para Timple, tiempo para preparar material para mis alumnos, tiempo para investigar nuevas posibilidades, tiempo para dar clases a mis alumnos, tiempo para buscar repertorio de otros instrumentos y poder adaptarlo a él, tiempo para ir a visitar a los luthiers y artesanos, tiempo para escuchar a los timplistas, a los nuevos y a los experimentados, tiempo para hablar de él, tiempo para escribir de él… El Timple, para mi es tiempo; también.

El Timple también es espacio para mí, ya casi no sé dónde poner mi creciente colección de veintidós Timples (hasta hoy).

El Timple también es billete de viaje. Me ha llevado a sitios donde nunca hubiera ido si no fuera por él.

El Timple ha sido un genial relaciones públicas, gracias a él he conocido gente muy interesante que me ha aportado muchísimo como músico y como persona.

El Timple ha sido para mí desde entretenimiento infantil, hasta hobby, me ha sido de “Celestino”, y ha pasado a ser mi sustento y mi aportación al sustento de mi familia.

El Timple me lo ha dado todo, mi mujer, mis amigos, mi casa, mi coche, mi guitarra, mis otros instrumentos, mi trabajo, mi forma de ser y de pensar supongo que también, lo poco y/o mucho que sé sobre la vida, la música, las personas, las cosas…

El Timple es naturaleza, nace de ella, de un árbol que puede dar de comer su fruto al hombre, puede llegar a ser un trozo de madera seca, y seguir dando de comer al artesano que habilidosamente ensambla las piezas y crea el instrumento, que más tarde tocará un timplista y seguirá la cadena. Es impresionante que de un trozo de madera pueda salir un Timple, y no sólo el Timple, sino toda la estela que deja a su paso, personas, cosas, sensaciones, emociones…



No hay que quedarse con lo superficial del Timple, …que si tiene cuatro o cinco cuerdas, que si más grande o más chico, que si tantos o menos trastes, que si de moral, que si de cedro… En esto es importante llegar a un acuerdo, para definirlo y no desvirtuarlo, pero no es lo más importante. Tampoco es lo importante si aquel o este timplista es mejor o peor, creo que por ahí no vamos a ningún lado bueno, y si el Timple hablara creo que diría que no se trata de competir ni comparar. Opinaría igual que yo, en que la música no es para competir, sino para compartir. Lo que de verdad importa es el uso que se le dé. Lo que hace disfrutar, a alumnos, a público a intérpretes. No conozco una historia con final fatal en la que sea el Timple el culpable, ni que haya transmitido malos sentimientos, seguro que si la hay fue por otros factores.




Pues bien, simplemente eso, el Timple es un instrumento por el cual uno puede hacer música.

PEDRO IZQUIERDO GONZÁLEZ

8 comentarios:

  1. Una estupenda respuesta, muy personal y acertada, sin "misticismos" innecesarios, verdadera y sentida. Espero que el Timple y su música siga dando tantas alegrías y horas de estudio y disfrute. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Buen artículo. Pedro es un tipo con la cabeza bien puesta sobre los hombros, sí señor. Un abrazo de un vecino.

    ResponderEliminar
  3. PEDRO IZQUIERDO, SE HA EMPECINADO EN LEVANTAR EL ACTA NOTARIAL DEL TIMPLE. HACE YA ALGUN TIEMPITO QUE LO CONOZCO... TODAVIA TENIA YO ALGUNOS PELILLOS NEGROS COMO LA NOCHE EN LA CABEZA QUE HOY ES ALBA... PEDRO IZQUIERDO, PARA MI SIMBOLIZA LO NUEVO Y LO VIEJO. NUEVO, PORQUE ES UN MUCHACHO JOVEN, CON MUCHO FUTURO POR DELANTE, LLENO DE INQUIETUDES Y PREOCUPADO POR SIMPLIFICAR LAS ENSEÑANZAS DEL TIMPLE, CON METODOS, VIDEOS Y CHARLAS; Y VIEJO PORQUE A PESAR DE SU JUVENTUD PARECE QUE DESDE QUE NO QUISO LA "CHUPA", AGARRÓ UN TIMPLE PARA ENTRETENERSE... YO LO HE TENIDO EN DISTINTAS OCASIONES EN "LA BODEGA DE JULIAN" Y ESPERO TENERLO EN FUTURAS GRABACIONES.
    AHORA, EN ESTE BLOG,QUE COMPARTO CON lYDIA dÍAZ, ESCRIBE, CON MAESTRIA, SU EXPERIENCIA CON NUESTRO INSTRUMENTO REPRESENTIVO.
    GRACIAS PEDRO Y BIENVENIDO

    ResponderEliminar
  4. Muy buena la reflexion, me siento orgulloso de conocer a pedro ,gran persona, timplista, y profesor ,sin duda. Fiel a su sistema de enseñanza ,nos ofrece a los alumnos la posibilidad de conocer mas y mejor el instrumento mas querido de los canarios. EL TIMPLE,simbolo de humildad,respeto,y tradicion ....Desear, es luchar por algo que eres capaz de conseguir…,sigue asi pedro.

    ResponderEliminar
  5. Para mi amigo y director Pedro Izquierdo.

    Después de leer tu magnifico escrito sobre el timple en el que tan bellamente reflejas tu pasión por él, hizo que yo volviera a mi niñez y a mi primer encuentro con el timple, y que yo te cuente en estos momentos, ésta, mi pequeña historia con él. Te cuento:
    Eran los años 1951- 52 aproximadamente, yo tenía seis o siete años. En aquellos tiempos se visitaban con frecuencia las casas de los familiares, tíos, primos y demás. Hoy desgraciadamente no, la televisión se ha encargado de ocupar ese espacio de tiempo deshumanizando esos sentimientos tan familiares que teníamos.
    En esas visitas a la casa de un tío mío en una de las habitaciones que tenía cerca de la cocina, donde solíamos jugar los niños había siempre en un armario sin puertas, aprovechando el hueco de la pared, un timple colgando junto con otras cosas. Recuerdo que me llamaba mucho la atención aquel pequeño instrumento que ya había oído sonar. Yo quería tocarlo, sentirlo y en algún momento alguien me lo puso en mis manos porque yo no alcanzaba donde estaba.
    Recuerdo perfectamente como si fuera ahora, la sensación tan grande que tuve cuando mis inocentes e infantiles dedos rozaron por primera vez las cuerdas de aquel timple. Aquel sonido me atrajo tanto, que a partir de ahí, quedé cautivado para siempre. ¿Era magia?, ¿era irreal mi atracción?, ¡no!, no se lo que era.
    Con el paso del tiempo fui descubriendo sus sonidos, me encantaba buscar sonidos nuevos y con los acordes del “tirado”y “la isa del uno” fui haciendo mis pinitos. Ya desde muy niño comencé a puntear la isa, las folias, las malagueñas y alguna que otra canción, cosa que a los mayores les llamaba mucho la atención por mi corta edad. Cuan lejos de la realidad estaba yo y aquellos mayores, cuando pensábamos que el timple era sólo eso.
    Hoy me doy cuenta de lo poco que sé, de lo poco que conozco a ese pequeño y gran instrumento. Lástima, y lo digo con pena, que en aquellos tiempos no hubieran clases de timple como las que tu impartes hoy. Ese es mi gran desconsuelo, porque a mi edad ya es difícil aprender lo que de niño hubiera sido más fácil.
    Siento una envidia muy cariñosa por tus alumnos Carlito, Romi y Adrián, a los que les tengo una gran admiración. Ya son unos buenos timplístas y no dudo que llegaran a ser mucho mejores.
    Reconozco que los tiempos son los tiempos y que a cada uno le toca vivirlos tal como son, sin lamentaciones.
    De todas maneras yo sigo queriendo al timple, aunque lo conozca muy poquito, aunque su sonido no tenga horizonte y aunque a ti te de “miedo”, porque el timple para mí no es magia, es realidad, su sonido es droga que me enamora y no puedo dejar.

    Tenía ganas de contártelo.

    Un abrazo.
    S.A.E.

    ResponderEliminar
  6. Saludos, amigos. Recientemente se ha puesto en marcha la Escuela Elemental de Timple de http://www.guitarraline.es
    Espero no ser tomado por spam por los administradores del foro, toda vez que esta página es totalmente altruista, no soporta ni un solo enlace publicitario y no tiene ningún ánimo de lucro. La idea es que tantos canarios, dentro y fuera de las Islas, que tienen un timple encima del ropero, lo desempolven y empiecen a furrungiar. Ni más, ni menos. Ya sé que no es un prodigio técnico, pero está hecha con todo el cariño del mundo y, sinceramente creo que puede servir para dar los primeros pasos. Todas las críticas que ustedes pudieran hacerle, servirían para mejorar este trabajo. Si faltan timplistas, agrupaciones folclóricas, si sobran colores, si faltan algunos, absolutamente cualquier observación será de utilidad para perfeccionarlo. Agradezco de antemano cualquier participación. Muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
  7. solo vine aqui por que tengo que hacer un trabajo >:l

    ResponderEliminar
  8. HOLA.

    Soy EDUARDO MARIO SÁNCHEZ SEIJÓ, nacido y radicado en la ciudad de LA PLATA, capital de la provincia de BUENOS AIRES de la República ARGENTINA en la AMÉRICA DEL SUR.

    Me he tomado el atrevimiento de dirigirme a vosotros por el hecho de hallarme en posesión de un instrumento de esas características que me cediera hace muchos años una persona de mi amistad oriunda de MOGAN, pueblo de la isla de GRAN CANARIA que falleciera en este ámbito hace más de dos décadas.

    He tratado de vincularme con algún lutier local para que le efectuara unas leves reparaciones (tiene unas pequeñas fisuras en un lateral de la caja), le repusiera una cuerda y una clavija faltantes y lo afinara; todo ello con el objeto de cedérselo a una hija que es maestra de niños y aficionada a tocar instrumentos musicales. Mi búsqueda hasta el momento me ha resultado infructuosa toda vez que las personas consultadas ni siquiera sabía de la existencia de este instrumento de cinco cuerdas, tal vez antecesor de charango sudamericano.

    Como dato curioso me permito consignarles que adherida en el fondo de la caja se observa una etiqueta casera con la siguiente inscripción:

    FRANCISCO ROMERO (aunque las letras de este apellido aparecen algo borroneadas quizás por acción de la luz)
    SAN JOSÉ
    CAÑADA Nº 2

    Tal vez vosotros me podáis indicar si se trata de algún lutier conocido en ese medio.

    Os hago saber que a la brevedad procuraré integrar a este espacio a mi citada hija a fin que pueda obtener de vosotros orientación sobre la afinación del instrumento y otras circunstancias atinentes al mismo.

    A los fines de recibir correspondencia que a vuestro juicio merezca ser reservada os hago saber que mi correo electrónico es skyemss@hotmail.com

    Sin otro particular saludo a vosotros con la mayor distinción.

    EMSS

    ResponderEliminar