Seguidores

jueves, 17 de diciembre de 2009

* POLKAS MARINERAS


Corría la década de los 90 y yo, que por aquel entonces cantaba en galas artísticas, fui a cantar al Centro Psiquiátrico de Tafira, en una gala enmarcada dentro de las llamadas “Galas del amor” que todos los años, por el mes de Diciembre, recorrían diferentes centros hospitalarios de manera altruista.

En las galas actuaban varios solistas para cerrar después con un grupo canario. Ese día coincidí con el grupo “Viejos Tendereteros” liderados por Sergio Correa. Allí comenzó a fraguarse una amistad entre Sergio y yo que perdura aún en nuestros días.

Consciente del enorme valor que Sergio tiene como letrista, entre otras facetas, le pedí que escribiera unas polkas con letra marinera para un cd que mi grupo, “Jóvenes Intérpretes”, estaba grabando en 2.003. Un monográfico sobre el mar y sus canciones que suponía el quinto trabajo discográfico de esta formación nacida en mi barrio.

El disco, que pretendía llamarse “Con olor a sal”, nunca vio la luz ya que el grupo se disolvió antes de terminar de grabarlo, pero las mencionadas polkas siguen “vivitas y coleando”. Les puse una melodía propia y así firmamos Sergio y yo estas “POLKAS MARINERAS”.

Es la polka marinera,
barquillo, pescado y manto,
sustento del chacalote
que navega con su canto.

En la mar yo conocí
a un negro que era mandinga
y pescaba los atunes
con la punta de la fija.

Le di un paseo a mi suegra
porque había luna llena,
la gente me preguntaba
si era mía la ballena.

El pulpo toca la polka,
el centollo la cantó,
el salmonete está enfermo,
un erizo lo picó.

Pescadora, pescadora,
te voy a dar un consejo,
con las manos de pescado,
no te rasques el pescuezo.

Marinero y pescador,
en la costa de mi Moya,
no necesito sedal
porque pesco con la caña.

En “pelotas” caminaba
por la orillita del mar,
con una escama en la cuca
pues venía de pescar.

Te pusiste a mariscar
y pulpiaste entre mis piernas
encontrando entre dos huevos,
enroscada una morena.

Y con esta me despido,
esperen hasta la vuelta,
que será por poco tiempo,
la barquilla tiene grietas.

Sergio Correa – Juan Carlos Sierra (2003)

No hay comentarios:

Publicar un comentario