Seguidores

viernes, 23 de octubre de 2009

* LAS CANCIONES DE SAN CRISTÓBAL

Hay una serie de canciones, que están ligadas al barrio marinero de San Cristóbal, muy estrechamente, unas por estar dedicadas a él, como es el caso de “Ay mi barquita de San Cristóbal” popularizada por el tinerfeño “Trío Acaymo”, y otras por estar en boca de todo marinero a la orilla de la playa o en cualquier reunión familiar, como puede ser el caso de “Amanecer en Canarias” bolero cuyo autor se desconoce, y “Hoya de la Plata” o “Salá de San Cristóbal” atribuidas al pintor Julio Viera, aunque yo personalmente no he podido verificar su autoría.

El “Conjunto San Agustín”, citado en mi artículo anterior, estaba formado por Antonio López, Elías Ruano y Manolo Farías. Éste último fundó más tarde la “Parranda San Cristóbal” y fue, sin duda alguna, el responsable de que muchos jóvenes de entonces, aprendiéramos esas canciones que jamás se han recopilado en disco alguno. Allí, al “soco” de la parranda disfruté de momentos inolvidables, a la vez que se fueron grabando a fuego, en mi mente, canciones marineras de una belleza y un contenido sentimental inenarrables.

Recuerdo con especial cariño, cuando fuimos a los Estudios de grabación “Discan”, de los pocos que había en la época, para grabar una maqueta de seis canciones que luego enviaríamos al programa “Tenderete” para ver si nos seleccionaban. No llegamos a ir a grabar el programa, ni recuerdo el año exacto (sé que corría la década de los 80), pero si recuerdo que la solista principal de la parranda era Rafaelíta “La Caimana”, cantadora del barrio. También cantaba y tocaba el requinto el joven Pipo Peña, de la familia de los “Dioses” que despuntaba cantando una folía dedicada a su abuelo:

“Quisiera ser marinero
igualito que mi abuelo,
le llamaban Padre Dios
y pescaba con anzuelo”.

A lo que Farías prosiguió:
Yo me bautizé en el mar
y mi padrino fue un sargo,
mi madrina una seifía,
mira si valgo o no valgo.

Coplas y canciones que conforman la memoria musical de este peculiar barrio.

Recuerdo, que en mis años de niñez, mi padre me hizo llegar un pedazo de papel a cuadros, con una letra escrita (todavía lo conserva). Eran unas estrofas que un compañero de trabajo, Luis Artero Báez, había dedicado a San Cristóbal. Hacía alusión, al malestar de los vecinos con la construcción de la autopista del Sur, ya que alegaban que el barrio quedaría sepultado. Hay que recordar que antaño no pasaba carretera alguna, más que un camino ancho de tierra, custodiado por infinidad de plataneras. También fundamentaban sus quejas, en el estado de abandono que sufría el castillo de San Cristóbal, sobre todo en cuanto a su limpieza.


De entre todas las estrofas escritas por Luis Artero recuerdo tan solo tres:

Triste barrio de San Cristóbal,
la pista y el mar te acorralan,
las canciones te dan coba
y te mueres enterrado.

Verde hilera te han plantado
no para darte belleza,
tapadera es de tejados,
el muro de la vergüenza.

No ves que todo el que pasa
dice algo del Castillo,
pero no limpian su “mierda”
ni le ponen un pestillo.

De las canciones de San Cristóbal, poco más puedo publicar, ya que me encuentro inmerso en la preparación de un cd, que tratará de recopilarlas y no puedo adelantar mucho al respecto.

Será mi humilde aportación a la historia de este barrio que ocupa gran parte de mi corazón.

JUAN CARLOS SIERRA

4 comentarios:

  1. Juan Carlos ,la verdad que una puede sentirse tan emocionada con tus historias que hasta se puede llegar a llorar,pero si que te digo que hoy lloré al ver esa foto que está publicada que no se de quien es,pero que en ella estan mis padres.si que lloré si,aunque los tengo en el mundo, pero ya vez una es así de sensible.
    Adelante mi niño,pero coño no hagas llorar a una.

    ResponderEliminar
  2. Mercedes, ¿de qué foto me hablas?

    ResponderEliminar
  3. DE UNA QUE ESTÁ EN LO QUE TU ESCRIBES DE LAS CANCIONES DE SAN CRISTOBAL.UNA FOTO DE UN GRUPO DE GENTE.YO LA VEO AQUI,CUANDO LEO TU ESCRITO

    ResponderEliminar
  4. Juan Carlos Sierra24 de octubre de 2009, 9:36

    Pues mira, esa foto fue tomada en San Cristóbal, son parranderos de la época. Ya me dirás quiénes son tus padres para localizarlos en la foto.

    ResponderEliminar