Seguidores

miércoles, 28 de octubre de 2009

* LA VELA LATINA Y EL BARRIO


En el programa de las fiestas patronales del barrio marinero de San Cristóbal, en el mes de Julio de 1904, aparece una regata de botes de vela latina canaria que partirá desde la pequeña playa de “La Puntilla” hasta el muelle de Las Palmas concluyendo en el castillo de San Cristóbal. Sin saberlo, este barrio estaba pasando a la historia de Las Palmas de Gran Canaria ya que lo que hoy conocemos como Vela Latina Canaria nació en esta regata.

La Vela Latina siempre ha causado furor en los grancanarios, no en vano, cada vez que hay regatas, sábados o domingos, se colapsa la autopista para seguir al detalle cada una de las “pegas”. El recorrido, que concluye en el muelle deportivo, arranca en la Mar Fea, junto al antiguo túnel de La Laja, y es allí donde casi siempre se da un fenómeno que va ligado íntimamente a este deporte desde sus inicios: las apuestas.

Un fiador lanza una apuesta y los demás responden dando su palabra a éste de que al final se va a efectuar el pago de la misma, bien sea con dinero o incluso con propiedades. Las apuestas han llegado a influir de manera decisiva en la propia competición ya que más de una vez, los aficionados “boteros” han sido testigos de alguna victoria o derrota un tanto sospechosa.

Sobre esto puedo aportar algo que se vivió en mi propia casa y que no me llega de segunda mano, sino en primera persona porque así me lo contó mi abuela hace años:


Mi abuelo, Francisco Calixto (el trijo), fue patrón de botes y, aunque esté mal decirlo por mi parte, era un poco pillo. Me cuenta mi abuela que alguna que otra vez vinieron a tocar a la puerta de mi casa, en San Cristóbal, para ofrecerle dinero a mi abuelo a cambio de que el fin de semana no ganara con su bote. Él que no tenía un pelo de tonto accedió a tan oscura propuesta. Como él, supongo que muchos también lo harían. Es lo que lleva implícito un deporte que se vive con tanta pasión y que tiene tantos fervientes seguidores.

Sobre las apuestas ya escribieron una estrofa Manuel Martín Pérez y Emilio Gómez en su canción “LA VELA LATINA”:

“Peche usted conmigo,
¿cuánto va a apostar?
mi bote el Domingo
tiene que ganar.

San Cristóbal cuenta con tres botes en activo en la competición: UNIÓN SAN CRISTÓBAL, CHACALOTE y ROQUE NUBLO. Hay una cuarta embarcación que este año dejó de navegar, el CASTILLO.

Otro hecho significativo que relacionó a la vela latina con el barrio marinero de San Cristóbal fue el triste suceso del encallamiento del bote “Pueblo Guanche” en la baja del Calafate, junto al castillo, el 13 de Julio de 1.996. Así lo narraba Octavio Jiménez en el periódico La Provincia al día siguiente bajo el titular de “ EL PUEBLO GUANCHE DESTROZADO TRAS ENCALLAR EN EL CASTILLO DE SAN CRISTÓBAL”:

“La pérdida del bote Pueblo Guanche-Discovery, destrozado ayer por las olas tras encallar en la conocida como Baja del calafate, situada frente al castillo de San Cristóbal, fue un auténtico golpe para la familia de la vela latina, deportistas y aficionados, que se unieron a la tripulación y directiva del popular bote en unos momentos realmente tristes.

Se celebraba el concurso Cabildo Insular de Gran Canaria, con un normal desarrollo a pesar de que el viento era duro, cuando el citado Pueblo Guanche arriesgaba en la vuelta hacia el castillo, intentando pasar muy cerca de la citada baja. En cuestión de segundos, el bote encallaba, trabucaba y una ola se encargaba de destrozarlo contra las rocas. Afortunadamente la tripulación no sufrió daño alguno y salía a tierra por su propio pie, tras recoger los restos del bote”.



Cosas de la vida: el “Pueblo Guanche” aportaba un dato triste a la historia del barrio y la vela latina mientras que el “Unión San Cristóbal” se alzaba con el triunfo de ese concurso.

JUAN CARLOS SIERRA

4 comentarios:

  1. Gracias a todos los que me felicitan por esta labor, que lejos de cualquier interés económico, solo busca crear un archivo para la memoria histórica de mi barrio. De verdad, que con sus ánimos me ayudan a seguir en esta labor. De nuevo gracias y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Día de tristeza en el mundo de la Vela Latina Canaria esa mención a la rotura del Pueblo Guanche, jamás se había vivido algo similar. Alguna que otra trabucada peligrosa o completa con palo y vela desplegadas pero algo como esto no se recuerda.

    ResponderEliminar
  3. Fue algo único en este deporte y muy triste, no solo para la tripulación del Guanche, sino para todos los "boteros" en general. Por supuesto, la Federación cedió una embarcación de su propiedad a la directiva del Guanche para que pudieran finalizar la temporada.

    ResponderEliminar
  4. Estimados Navegantes he recorrido vuestro blog y me encanto, les envio un gran saludo desde Bue, Argentina, aprovecho para desearles muy buenos vientos.

    Juan Gabriel Veiga (kolo)

    http://kolo-sailing.blogspot.com

    ResponderEliminar